Rolls-Royce: 315 millones de dólares para reparar los motores del B787

0

El deterioro de los álabes de la turbina en el interior de los motores Rolls-Royce Trent 1000 en 220 aviones Boeing 787 Dreamliner, están requiriendo acciones de mantenimiento urgentes en las numerosas compañías aéreas que se han visto afectadas y un sobre coste importante para la compañía de motores Británica. All Nippon Airways, Air New Zealand, Norwegian LATAM y la española Air Europa son alguna de ellas.

Boeing 787

Rolls-Royce reportó el pasado miércoles que tendría que hacer un cargo contable en sus cuentas anuales de 315 millones de dólares para cubrir las reparaciones en curso para dos los modelos de sus motores afectados, sobre todo los Trent 1000 de la flota Boeing 787 (el segundo modelo de motor Rolls-Royce con problemas de corrosión es el Trent 900 que llevan algunos modelos del Airbus A380), y en concepto de compensaciones para las compañías aéreas por tener que dejar los aviones fuera de servicio hasta que se hagan las reparaciones.

Los problemas con los motores aparecieron por primera vez en 2016, cuando la compañía aérea All Nippon Airways (ANA) descubrieron que los álabes de la turbina se deterioraban más rápido de lo esperado, teniendo que cancelar hasta 300 vuelos.

La Agencia Europea de Seguridad Aérea (AESA) ese mismo año emitió una directiva de aeronavegabilidad después de la investigación de un suceso en el que se detectaron altas vibraciones en el motor durante el ascenso y que se atribuyeron a los daños en los alabes de la turbina de alta presión (grietas en el metal) del Trent 1000.

Deja un comentario