España en el laberinto del turismo y el transporte aéreo

0
domino pieces maze on dark brown wooden background

Portal America, por Luis Alejandro Rizzi.- España no la pasa bien pero los gremios UNITE y ALA tampoco demuestran mayor inteligencia, y no advierten que el “covid” se ha convertido en un hecho disruptor que hay que asumir.

A la distancia no sabemos si este virtual cierre dispuesto contra el mercado español del turismo se debe a mala praxis del gobierno español, a otra expresión de aislacionismo para facilitar o condicionar el turismo de cabotaje o local, a una cuestión económica en la que se deben cuidar las divisas propias, o un medio político que podría condicionar a una mayor  “obediencia” a los países más sensibles a los ingresos del turismo.

Hablaba con algunos operadores  italianos y españoles y la respuesta es la misma, aunque me pareció más enfática en Roma, de donde recibí fotos que mostraban los lugares más demandados, como el Coliseo, la Fontana de Trevi, el Vaticano, totalmente desiertos. 

Una guía de turismo de Roma, Marcela Ortiz, me decía “no tendremos trabajo por lo que resta del año ni por el próximo”, y con ella  todos sus compañeros de trabajo, incluyendo a su pareja Edward Berns, guía en Londres. Si son pareja de ciudades separadas, no de camas separadas……

La actividad del guía depende fundamentalmente del turismo que se importa, o del local.

Lo del Reino Unido con España es curioso, porque la “veda” incluye a las islas, Baleares y Canarias, mientras que respecto a Portugal, solo mantiene la veda al continente excluyendo a sus islas Madeira y Azores.

Puede ser que los portugueses hayan sido más habilidosos que sus pares españoles, pero la diferencia es muy significativa.

A esta altura ya la temporada española parece perdida y puede explicar, en parte,  la pérdida del millón de empleos que acaba de reconocer el gobierno del socialista de Pedro Sanchez Perez Castejón.

En baja voz se dice que lo que pretende el gobierno del Reino Unido es que sus libras queden en casa, bueno, es uno de los objetivos del Brexit.

Tampoco le va bien a España con la compra por parte de Iberia, en verdad IAG, de la aérea Air Europa. El precio se habría reducido a la mitad, € 500 millones, pensemos que Aerolíneas Argentinas este año está demandando u$s 900 millones sólo para subsistir, y cuando los especialistas anuncian que el sistema previsional colapsará y que el gobierno parece estar dispuesto a defoltear por u$s 1500 millones. Estas comparaciones nos ayudan a entender la mínima idoneidad de nuestros gobiernos, los de ahora, los de antes y los que vendrán…como ven nado en optimismo…

La cuestión no es simple, ya que no se quiere admitir que en materia de transporte aéreo había un exceso de oferta, esa falsa creencia que nos enseñaban allá por la mitad del siglo pasado que la “oferta generaba demanda”. En esa época, me refiero a los años 1965/1980, se consideraba que con un 75% de ocupación se generaba “rechazo de tráfico”. Algo de cierto había, dado que todo el sistema de reservas se administraba prácticamente  a mano, y cuando la ocupación confirmada llegaba a ese punto comenzaba la desesperación de la gente de reservas, ya que la confirmación podía demorar hasta 72 horas. Para cubrir esas incertidumbres surgió el “overbooking”, ya que el “no show” oscilaba entre un 10 y 15% y eso permitía las ubicaciones de último momento. Un “overbooking” razonable eras del 15 al 20% de la capacidad real de la aeronave.

El exceso de oferta tiene que ver con el cambio en el modo de administrar el transporte aéreo que se sustenta en la administracion del flujo de dinero, un concepto netamente financiero. Este sistema estalló con el coronavirus cuando la actividad de suspendió prácticamente de un día para otro, el flujo de dinero se cortó y las líneas aéreas no pudieron devolver los pagos recibidos por vuelos futuros, en la jerga “lo cobrado, no volado”, pese a lo mandatario de algunas legislaciones.

Lo que tienen que pensar los gremios es que si IAG no compra Air Europa, es posible que ésta se reducirá más de lo que haría IAG o incluso podría desaparecer, con lo que el perjuicio seria mayor.

Es lo que está pasando con algunos gremios que le impidieron a Latam repatriar seis aviones que usa en concepto de “leasing”, estacionados en Aeroparque. Con ello se aleja un poco más la posibilidad de inversiones en el sector del transporte aéreo.

Todas las líneas aéreas se está reduciendo, el volumen de pasajeros bajará, el llamado “turismo de negocios” caerá verticalmente, ya que la tecnología actual permite sustituir el 80% de los viajes sin perjuicio alguno. Conversando con algunos empresarios, me decían que se agarraban la cabeza del dinero malgastado en viajes.

El “home working” además facilitaría el trabajo a distancia, me refiero a servicios proporcionados desde otros países, sin necesidad de residencia ni presencia en el lugar de trabajo. 

Las relaciones laborales serán reguladas por las partes y las legislaciones locales sólo tendrán el valor de un peligroso adorno. En la Argentina se sancionará un régimen de esa modalidad laboral que prácticante la fulmina y se facilitará la contratación de extranjeros en desmedro de trabajadores locales. 

Los mosquitos son más inteligentes que nuestros legisladores y que mil gremialistas juntos. 

Cada vez menos posibilidades de generar fuentes de trabajo.

Ya he oído hablar de muchos casos de extranjeros que trabajan desde sus países para empresas locales…

Deja un comentario