28.9 C
Madrid
mayo, sábado 28, 2022

20 agosto 2013/23:00LT: ¿Romperá el TC el tabú sobre el accidente del JK5022?

Nuestros monográficos

- Publicidad -spot_img

Guadalajara, SP, 16 de agosto de 2013.- Nada será igual para la mass media, después de visualizar el documental "JK5022: Una cadena de errores" que se emitirá en una cadena privada española de ámbito nacional, tras el veto de la televisión pública española que pagamos los ciudadanos. TVE desaprovechó su oportunidad-no así la valiente TV pública canaria-, y demostró que los criterios políticos, se imponen una vez más, al interés público por conocer la verdad, para que se haga justicia, y se mejore la seguridad operativa, prostituyendo con ese veto el derecho de la ciudadanía a la libre información y opinión. El lobby que aún anida en Fomento (DGAC, AESA y CIAIAC) cinco años después del accidente, sentirá el golpeo de este escrache mediático, y ya nada será igual, y Fomento podría empezar a mirar directamente a los ojos a sus administrados afectados por un accidente aéreo, si es capaz de cambiar la peligrosa inercia pública de décadas en el sector. Se abre una "oportunidad" tras la tragedia, de encarrilar esta desviación del sistema.

Su peor pesadilla, la del lobby aerotecnócrata, será emitida en prime time. Las vergüenzas de algunos, dentro de un sistema aeronáutico colapsado hace décadas, donde uno tras otro, en cada eslabón veremos que el nivel de corrosión de instituciones e industria necesitan que el ácido de la verdad limpie por fin ese nauseabundo óxido. Ese óxido que siempre rompe la cadena de seguridad por la parte más débil, que somos todos nosotros junto a nuestros profesionales cuando vuelan a diario. No debemos olvidar que ellos-los profesionales- tambien están allí cuando la tragedia se desencadena fatalmente.

Hay personas que llevan ya demasiados años protegidos por ese lobby entre los muros del edificio macabro, estalinista, frío, recio y propio en su estética de la época histórica en la que se construyó, decidiendo sobre la seguridad de la aviación en España oficialmente, consintiendo u omitiendo ese estado de cosas. Un buen amigo y periodista nos comentaba que tienen un nombre "en clave" para estos personajes que subyacen a todas las denuncias implícitas en el documental que se emitirá el próximo martes 20. "La quinta del corcho", en alusión a la demostrada habilidad que tienen para flotar marejada tras marejada, accidente tras accidente, muerto a muerto en el sector. Omertá aeronáutica muy pocas veces rota.

Pero en esta macabra historia, siento que no podamos describir esta situación de otra manera, dado que tenemos la obligación sagrada de honrar a los que ya no están en este sector, al menos con nuestra percepción de la verdad, hay héroes. Estos héroes aparecen por primera vez en un documental de una u otra manera reflejados. La AVJK5022 se ha convertido por su esfuerzo, tesón y entrega a la verdad, en una especie de monumento de denuncia viva de todos esos silenciosos cómplices para que esta realidad haya permanecido así durante décadas. Para que el tabú haya sido la norma cuando se debía mejorar la seguridad operativa en nuestros cielos, en lugar de ocultarla, tergiversarla o directamente falsearla. Javier Aguado, Michel Gordillo, son dos "pruebas vivas", que aparecen en el documental, de la valentía, honor y coherencia hasta las últimas consecuencias en esta novela negra. Algunos que no aparecen tambien han contribuído a que se haga algo de luz, y sobre todo, a que se vea una cierta claridad al final de este túnel de décadas silenciosas y oscuras. Y sin citar un sólo nombre todos aquellos que se han convertido en herrumbre el sistema aeronáutico español a lo largo de los años, que tambien aparecen en el documental reflejados, no se les ha puesto cara, pero nuestros lectores sabrán identificarlos, tras extraños documentos que aparecen, e imaginando simplemente a quien señalan los testimonios de los intervinientes.
El propio título de "Una cadena de errores", hace alusión al más básico de los principios para poder entender lo que es un accidente aéreo, en cuanto a sus causas. La concatenación de factores causales previos al instante. Aunque sólo fuera porque por fin la sociedad tras visualizar este documental fuera capaz de abstraerse de la simplificación que señala al último eslabón como "causa" del accidente, causa única, causa punible, causa lapidable socialmente, el objetivo del documental estaría en buena parte conseguido.
Pero es que detrás de todos y cada uno de los eslabones, concretos pero no siempre tangibles y detectables de un primer vistazo, se materializa la responsabilidad hacia la seguridad de toda una cadena de sujetos intervinientes en la operación aérea. La responsabilidad a la que aludimos, a la que alude el documental, es una responsabilidad en primer término profesional y técnica exclusivamente. Se trata de hacer el trabajo vinculado intimamente a esa cultura de la seguridad, de una manera impecable técnica y profesionalmente hablando. Cuando la herrumbre del error humano o el fallo técnico se produce, es una consecuencia directa de que hay una herrumbre general, una "psicopatía sistémica", que amenaza latentemente y que no detectada a tiempo se materializó. Por una mala o nula supervisión, una defectuosa o superficial inspección, unas someras o inexistentes revisiones en línea, o unos manuales mal diseñados para el mantenimiento o para la operación, así como una falta de una estricta formación o entrenamiento para determinadas condiciones meteorológicas o emergencias técnicas de las tripulaciones, unas prácticas corporativas de las propias compañías defectuosas, y un factor humano amenazado por la fatiga o el estrés, etc, etc, no pueden explicar por sí sólas, o en sus múltiples variables, porqué se produce el accidente. En cambio sí podrían explicar el "porqué" si los unimos al factor determinante de una actitud frente a la cultura "justa" de la seguridad, que se encuentra latente y constantemente en todo ese sistema que hace que la cadena se rompa finalmente. Reglamentos, supervisiones, inspecciones, investigaciones, mal hechas, mal ejecutadas y muchas, muchas de las veces tapadas por el propio sistema aeronáutico español. ¿Recuerdan Torallola?
La falta de voluntad de hacer las cosas técnica y profesionalmente bien, por interés económico, por falta de capacidad profesional, por el simple defecto humano de la ineptitud, voluntaria o no, es precisamente el debate que luego, se deberá abrir, por parte de la sociedad tras la visualización completa.

Pero hay otro debate, que se debería abrir tambien. Si el documental lo aceptamos como un documento en su conjunto, en su detalle y en su línea argumental, en el sentido de ser un análisis exhaustivo de todo aquello sobre lo que no se ha investigado en profundidad alrededor del accidente del JK5022, ni por parte de la propia CIAIAC que lo debería haber hecho, ni tampoco por los propios tribunales de justicia, vemos que podríamos encontrarnos antes unas nuevas pruebas objetivas que justificasen la reapertura de juicio en la instancia en la que ahora mismo se está tramitando, instancia final de apelación en España, este accidente: El Tribunal Constitucional. El documental aporta toda una serie de líneas para la reapertura que muy dificilmente podría obviar un tribunal. Si el documental en la parte técnica, se tomase como una peritación, y se desarrollasen todas las líneas investigativas que en él se sugieren, dificilmente se podría evitar reabrir el procedimiento judicial. Si el TC repara las consecuencias que tuvo la desconexión del RELE2.5, profundizara en ese hecho objetivo, e intentara saber, con los antecedentes de Detroit, Mapjet, etc.. con el testimonio del Director de Operaciones de esta compañía, comenzaría a llegar hasta un final explicativo y convincente.
Si el TC solicitara a Boeing por ejemplo los datos necesarios para la peritación técnica de los ciclos de esa pieza, se podría llegar a una certidumbre del 100% como apunta uno de los peritos que aparecen en el documental.
Si el TC siguiera la pista del certificado de aeronavegabilidad prorrogado el día del accidente, siguiendo la pista de la extraña circular de referencia, quien autorizó y porqué se tuvo que prorrogar por encima de la lógica la fecha de su overhole, etc, etc… Nos encontraríamos con un escenario radicalmente distinto.
Si el TC se preguntara como es posible que en el mayor aeropuerto del país, se tardará hasta 40 minutos en atender a las víctimas y heridos, habiendo un Plan de Emergencia, y en una ubicación de muy reciente inauguración, así como si es aceptable o no la ratio de supervivencia tras el accidente, veríamos como el escenario que han soportado los familiares y heridos estos cinco años se torna insoportable juridicamente hablando tambien.

Si el TC llegara tras la emisión del documental al menos a plantearse estas y tantas otras cuestiones que emergen y que se manifiestan en éste, entonces y sólo entonces se habría conseguido que la verdad del documental, junto a la justicia, consigan que aflore algo de paz a las familias, y algo de seguridad de que se ha hecho todo lo posible, lo humana y juridicamente posible para evitar una nueva tragedia.

- Publicidad -spot_img

Más artículos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -spot_img

Todos los canales

Últimos artículos

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies