300 trabajadores de Prisa, pasarán a serlo de Indra el 15 de mayo

0

El 18 de enero de 2010, el grupo Prisa informaba en una nota de prensa una alianza estratégica con Indradescripción de la compañía-, multinacional de Tecnologías de la Información con 29.000 profesionales que opera en 100 países de todo el mundo.

"En este nuevo modelo, Indra se responsabilizará de la operación y la gestión TIC del Grupo"

"Mediante este contrato Indra se convierte en proveedor tecnológico de PRISA, a nivel mundial y a largo plazo"

A través de este contrato, de un importe de 260 millones de euros y una vigencia de siete años, 300 empleados pasarían a formar parte de Indra –Prisa externaliza a Indra los 300 trabajadores de su departamento de informática-, convirtiéndose ésta en el proveedor tecnológico del mayor grupo de comunicación en castellano y portugués. Una medida que permitirá a Prisa, con una deuda cercana a los 5.000 millones de euros, lograr un coste fijo y evitar el gasto en personal o en edificios corporativos.

CONDICIONES LABORALES

A partir del próximo 15 de mayo, los trabajadores del área de informática de Prisa serán oficialmente empleados de Indra. Dos semanas más tarde, quienes hasta ahora trabajaban en los respectivos edificios de Prisa Corporación, Sogecable, Santillana, Media Capital, Unión Radio y ASIP, serán trasladados a un edificio del grupo Indra situado en Anabel Segura, 7 (Alcobendas).

La dirección de Indra se ha reunido con los trabajadores afectados en su sede de Alcobendas, en Avenida de Bruselas, 35, y les ha prometido que se mantendrán sus condiciones laborales de forma indefinida.

Según el apartado 1º del artículo 44 del Estatuto de los Trabajadores:

  • "El cambio de titularidad de una empresa, de un centro de trabajo o de una unidad productiva autónoma no extinguirá por sí mismo la relación laboral, quedando el nuevo empresario subrogado en los derechos y obligaciones laborales y de Seguridad Social del anterior, incluyendo los compromisos de pensiones, en los términos previstos en su normativa específica, y, en general, cuantas obligaciones en materia de protección social complementaria hubiere adquirido el cedente"
  • "Salvo pacto en contrario, establecido una vez consumada la sucesión mediante acuerdo de empresa entre el cesionario y los representantes de los trabajadores, las relaciones laborales de los trabajadores afectados por la sucesión seguirán rigiéndose por el convenio colectivo que en el momento de la transmisión fuere de aplicación en la empresa, centro de trabajo o unidad productiva autónoma transferida"

ASPECTOS NEGATIVOS

Los trabajadores de Prisa no están convencidos de que las condiciones vayan a ser las mismas ya que, a partir del 15 de mayo, Indra tendrá el control sobre sus sueldos y sus puestos de trabajo. Los Comités de Empresa de Prisa han protestado por esta externalización en una concentración que tuvo lugar en la sede de Prisa, en Gran Vía 32, el 15 de abril y en la marcha del 1º de mayo, la docena de trabajadores que acudió portó pancartas y sombreros con el mensaje 'No a las externalizaciones en Prisa'.

Trabajadores del grupo afectados por la externalización explican a Periodista Digital en conversación telefónica:

"Hay gente que lo ve como una oportunidad de trabajo. Pero otros no"

"En principio nuestras condiciones se mantienen pero luego habrá que ver lo que pasa"

"La empresa lo ha decidido y habrá que aguantarse. No hemos tenido opción"

"Indra tiene un promedio de aproximadamente seis horas semanales de trabajo más que Prisa. Llegará un día en el que quieran que ampliemos nuestro horario. Y eso no supondrá una subida del sueldo"

"Una vez allí, en principio trabajaremos para Prisa como cliente de Indra. Pero también pueden decidir en cualquier momento cambiarnos y ponernos a trabajar para cualquiera de sus otros clientes".

El gasto en comida también les preocupa. En concreto, Sogecable tiene un comedor que ofrece menú a seis euros de los cuales 3,43 los paga la empresa. Una vez en Indra, se mantendrán los 3,43 euros para la comida pero el menú de su restaurante cuesta 12 euros:

"Tendremos que volver al tupperware"

REUBICAR A SUS TRABAJADORES

Indra ha procedido a vaciar la planta baja de su edificio en Anabel Segura 2 (Alcobendas), reubicando a sus trabajadores en otras plantas y en otros edificios, para posibilitar la llegada de los 300 trabajadores de Prisa.

Desde Indra y Prisa declinan hacer comentarios o dar información sobre esta operación.

Deja un comentario