16.3 C
Madrid
octubre, domingo 17, 2021

Abalos da explicaciones: Comisión de Transportes- operatividad durante la nevada

NP Ministerio de Transportes

Nuestros monográficos

- Publicidad -spot_img

Madrid, SP.- NP Mº de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana) INTERVENCIÓN: José Luis Ábalos, ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana“Para explicar la operatividad de las infraestructuras durante el temporal de nieve de enero de 2021” (Comisión de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana-Congreso)

Comparezco nuevamente ante esta Comisión de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, a petición propia, para explicar la operatividad de las infraestructuras durante el temporal de nieve que hemos tenido a principios de este año 2021 como consecuencia de la borrasca denominada “Filomena”.

Aunque lo comentaré con más detalle a lo largo de la intervención, sin duda, el principal impacto fue la extraordinaria nevada, tanto en extensión como en espesor, que cubrió una gran parte (cerca de la mitad) de la España peninsular entre los días 8 y 10 de enero. Según las diversas estimaciones, el espesor promedio estuvo entre 30 y 50 cm.

Los máximos se dieron en el centro peninsular y provincias del este de Castilla-La Mancha, algo totalmente inusual, así como en zonas altas de Castellón y en el Pirineo de Lleida y Huesca. También hubo importantes nevadas en el Teide.

Para encontrar un episodio de nevadas igual, hay que remontarse a mediados del siglo pasado.

Como no puede ser de otra manera, mis primeras palabras son para expresar la solidaridad del Gobierno hacia aquellas personas que hayan podido verse afectadas de una u otra forma por las nevadas, especialmente a las personas que han perdido su vida.

PROTOCOLOS EXISTENTES Y SU ACTIVACIÓN EN ESTA CRISIS

Centrándome en la actuación del Ministerio, debo decir que la misma se encuentra enmarcada en una serie de protocolos existentes para hacer frente a este tipo de crisis, que se activaron de acuerdo con lo recogido en los mismos.

En concreto:

•       En el ámbito general, el día 7 de enero a las 10:50 h, el Ministerio del Interior declaró la fase de preemergencia del Plan Estatal General de Emergencias de Protección Civil, conocido como PLAGEM.

Como consecuencia de ello, se constituyó el Comité Estatal de Coordinación y Dirección, denominado CECOD, del que forman parte representantes del Mitma.

El PLAGEM estuvo activo hasta el día 18.

•       En el ámbito de carreteras, se siguió lo recogido en el Protocolo sobre “Coordinación de actuaciones de los órganos de la Administración Central del Estado, ante nevadas y otras situaciones meteorológicas extremas que puedan afectar a la Red de Carreteras del Estado”, actualizado en el Comité Estatal de Coordinación de 13 noviembre de 2020.

Este Protocolo prevé la gestión a través de órganos de ámbito estatal y territorial.

·        Dentro del ámbito ferroviario:

Ø Por un lado, Adif cuenta con:

o   El Plan de Contingencias, que detalla la casuística a seguir frente a temporales de nieve e incluye un Plan Director de Medidas Preventivas de Invierno.

o   Y también cuenta con el Plan Director de Actuación ante Emergencias.

Ø Análogamente, en el caso de Renfe:

o   Dispone de un Plan Prevención de Riesgos por fenómenos meteorológicos adversos, donde se identifican los riesgos meteorológicos y, en función de ellos, se activan los correspondientes mecanismos de actuación.

o   Y contó con un Plan de Contingencia específico para hacer frente a los efectos del temporal.

·        En el ámbito aéreo:

Ø En el caso de Aena, se sigue lo recogido en:

o   El Plan de Actuaciones Invernales frente a contingencias de hielo y nieve, más conocido como “Plan Invierno”.

o   Y el procedimiento de Seguimiento de vuelos con grandes demoras generalizadas.

Ø Y, en el caso de Enaire, se tienen:

o   Diversos protocolos estandarizados para la gestión preventiva y táctica de incidencias.

o   Y protocolos de colaboración específicos con la AEMET.

PREDICCIÓN METEOROLÓGICA

Respecto a la predicción meteorológica con la que fuimos siendo avisados y, en consecuencia, trabajando, de manera resumida, fue la siguiente:

·        Ya el 31 de diciembre la Agencia Estatal de Meteorología avisó de una potente borrasca que descargaría nieve en cotas inusualmente bajas.

·        El 2 de enero se insistió en la amenaza de la borrasca y se dieron detalles del área afectada.

·        Desde el día 5 de enero la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) comenzó a emitir para el jueves 7 un boletín de aviso por nevadas motivado por la borrasca denominada “Filomena”.

·        Y, con posterioridad, el viernes 8 se actualizó el aviso por nevadas copiosas en amplias zonas del interior peninsular.

MEDIDAS PREVENTIVAS ADOPTADAS

Como consecuencia de la predicción meteorológica, de conformidad con los protocolos antes descritos, desde el Ministerio pusimos en marcha las medidas preventivas necesarias, entre las que se pueden destacar las siguientes para toda España:

De ámbito general

En primer lugar, desde la Unidad de Emergencias y Gestión de Crisis del Ministerio se centralizó la coordinación del despliegue y las medidas de prevención por las inclemencias meteorológicas que se preveían en los próximos días.

Comunicación

En materia de comunicación, la información disponible se difunde de manera inmediata a los ciudadanos, junto a la de los diferentes recursos existentes para afrontarla, a través de los cauces de comunicación habituales: nota de prensa a los medios de prensa, radio, TV e Internet, publicación en las redes sociales del Ministerio, así como en la página web del mismo Ministerio.

En concreto, estas comunicaciones incluyen también, con carácter general, un llamamiento a la prudencia y a extremar las medidas de precaución al circular por carretera y a la consulta de la información y recomendaciones de las cuentas de redes sociales del Ministerio y de otros departamentos con información útil al respecto (DGT o AEMET).

Durante esos días previos al desencadenamiento de la tormenta, desde los servicios de prensa del Ministerio se difundieron sucesivas notas de prensa, así como mensajes desde la cuenta de Twitter.

Además, el Secretario de Estado y la Secretaria General de Transportes y Movilidad atendieron un total de 4 entrevistas entre el jueves y el viernes por la mañana, alertando de lo que podía venir.

Carreteras

En el ámbito de carreteras, teníamos operativo el Plan de Vialidad Invernal desde el 1 de noviembre de 2020, contando en su totalidad con 1.440 máquinas quitanieves y capacidad de almacenamiento de 246.000 toneladas de fundentes.

Una vez emitidos los avisos de AEMET, desde la Dirección General de Carreteras, y sus sociedades concesionarias, se activan los medios disponibles en cada uno de los territorios en los que existe un aviso. Posteriormente, cuando resulta necesario en el desarrollo de la nevada, se apoya las zonas más afectadas con equipos de zonas colindantes con menor afección.

Asimismo, de acuerdo con lo establecido en los Planes Operativos de vialidad invernal de cada sector afectado se activaron todos los recursos para llevar a cabo las actuaciones en estos recogidos.

Ferrocarriles

En materia ferroviaria, por parte de Adif, de acuerdo con su plan de contingencias invernales y, entre otras actuaciones, se movilizaron locomotoras y trenes de mantenimiento para explorar las líneas, locomotoras dotadas de cuñas quitanieves, brigadas para limpieza de cambios, personal de acompañamiento de trenes para localizar puntos de riesgo y se prestó especial atención a los sistemas de comunicaciones y de energía, además de reforzar el personal de los vehículos y de las bases de mantenimiento para atender cualquier actuación que se precisase.

Además, dado el riesgo geotécnico inherente al deshielo, también se tomaron una serie de medidas de prevención, elaborándose un documento ad hoc para el control de los puntos críticos de la infraestructura, detallando los aspectos en que las vigilancias e inspecciones deberían focalizarse.

En el caso de Renfe, se reforzó el material rodante en puntos estratégicos de diversas provincias, así como el personal de conducción y mantenimiento de vehículos. También se estableció el acompañamiento de personal de mantenimiento en algunos trenes en aquellas zonas donde se preveían mayores nevadas.

Al mismo tiempo, se posicionaron locomotoras para la exploración y posible socorro, y locomotoras diésel y trenes híbridos en provincias como Albacete.

Se reforzaron tanto el personal del Centro de Gestión de Operaciones como los medios del Centro de Coordinación y Control 24h (CECON), así como los servicios de atención al cliente en las estaciones de aquellas áreas con mayor previsión de incidencias.

         Y, en la misma línea, se ampliaron los elementos de contingencias para los viajeros a bordo (por ejemplo, con mantas y comida).

Aéreo

En el modo aéreo, en el caso de Aena, se movilizaron más de 100 vehículos propios para la retirada de nieve y hielo en los aeropuertos, así como otros vehículos implementados con cuchillas y esparcidores de urea y otros fundentes. 

Concretamente, en el Aeropuerto A.S. Madrid-Barajas, Aena puso en marcha el dispositivo del Plan de Invierno frente a contingencias de nieve y hielo, con aproximadamente 50 vehículos, llevando a cabo tareas preventivas para evitar acumulación de nieve. Frente a lo que se ha dicho en algunos medios, se movilizaron y utilizaron todos los medios técnicos disponibles, entrando en funcionamiento toda la maquinaría y personal destinados a estas labores.

Por otro lado, Enaire activó los mecanismos de coordinación continua con AEMET, Aena y Eurocontrol; e implantó medidas para asegurar los relevos y disponibilidad de controladores de tránsito aéreo indispensables en el Centro de Control de Madrid, ubicado en Torrejón, así como en la torre de control de Barajas.

DESARROLLO DEL TEMPORAL

Respecto al desarrollo del temporal, todos los fenómenos anunciados tuvieron lugar entre los días 6 y 10 de enero. Pero, sin duda, lo más destacado fue la gran nevada ocurrida en el interior peninsular los días 8 y 9, que puede ser calificada como histórica, al acumular hasta 50 cm de nieve en Madrid capital y en otras zonas del centro y este, y que fueron hasta 62 cm de nieve acumulada en Barajas.

Tras desaparecer Filomena, cesar las precipitaciones y despejarse los cielos durante el domingo 10, dio inicio una ola de frío meteorológica que duró desde el lunes 11 hasta el domingo 17, que también se puede considerar histórica esta bajada de temperaturas de acuerdo a los registros alcanzados, sin precedentes en más de 50 años, con capas de hielo de hasta 25 cm en el aeropuerto de Madrid.

Debe resaltarse el hecho de que, gracias a una predicción adecuada, se consiguió movilizar todos los medios del Ministerio con la antelación suficiente.

No obstante, la magnitud del temporal ha superado todos los antecedentes conocidos en era democrática. Como consecuencia de la misma, se dieron casos de vehículos bloqueados en las carreteras, se tuvieron que suspender los servicios ferroviarios y se produjo el cierre de las pistas del aeropuerto de Barajas, al igual que ocurre en otras latitudes con mayor frecuencia de estos episodios meteorológicos extremos y que esta semana lo hemos podido ver en el aeropuerto de Nueva York.

Para contextualizar lo ocurrido, debe pensarse que, incluso en la ciudad de Madrid, todas las calles se vieron bloqueadas por la nieve, siendo obligatorio el uso de cadenas, se suspendieron los servicios de autobús o de recogida de basuras durante varios días, y sólo estuvo operativo el metro, con la excepción de algunos tramos que discurren en superficie.

Dada la extraordinaria gravedad de la situación, desde el Gobierno se hizo un llamamiento a la ciudadanía para que permaneciera en sus domicilios y siguiera las recomendaciones dadas a través de los canales oficiales de información. Asimismo, se hizo un llamamiento a no coger el vehículo privado y a no caer en la falsa sensación de seguridad cuando dejó de nevar, pues la ingente cantidad de nieve precipitada facilitaba la formación de hielo con la ola de frío extremo que prosiguió a la nevada.

PRINCIPALES AFECCIONES DEL TEMPORAL Y RESTITUCIÓN DE SERVICIOS

A continuación, resumiré las principales afecciones del temporal y cómo se fueron restituyendo los servicios de titularidad estatal afectados, priorizándose siempre en todo caso la seguridad.

Carreteras

En el caso de la Red de Carreteras del Estado, las primeras restricciones a la circulación comenzaron el jueves 7 de enero, principalmente con corte preventivos de vehículos pesados en algunas carreteras de Cuenca, Albacete, Toledo, Madrid, Valencia, Alicante, Castellón y el sur de Teruel.

Al día siguiente, el viernes 8, continúan las restricciones a pesados y sobre las 13 horas desde Delegación del Gobierno de Madrid se trasmite que, dadas las circunstancias, se va a proceder a restringir el paso de vehículos pesados por toda la Comunidad de Madrid. Eso hace que comiencen los mecanismos para ir embolsando estos vehículos antes de su entrada en Madrid, concretamente, en Castilla- La Mancha, Andalucía, Castilla y León y Aragón.

Igualmente, sobre las 16 horas del mismo viernes también se prohíbe la circulación a camiones de más de 7,5 toneladas en toda Cataluña, por lo que se debe proceder a embolsamientos de camiones en la Comunidad Valenciana y Aragón. 

En general, los cortes preventivos de vehículos pesados se extendieron más allá de las dos medidas generales para las dos Comunidades Autónomas que se han indicado, afectando a gran parte de la Red de Carreteras del Estado de Castilla-La Mancha, Comunidad Valenciana, Aragón, Castilla y León, La Rioja y Extremadura. Posteriormente también se extendería a la cornisa cantábrica.

Cuando comenzó a nevar se fue extendiendo la necesidad de uso de cadenas, principalmente en la red secundaria, ya que las máquinas quitanieves se centraron mayoritariamente en la red de gran capacidad. Los mayores problemas en estos primeros momentos se centraron en el interior de Alicante y Valencia y en Albacete y Cuenca.

Debido a la intensidad de la nevada, que venía cayendo desde la mañana del viernes, en la tarde-noche de ese mismo día se producen bloqueos de calzada en la A-4 y en la A-5 en la Comunidad de Madrid, con coches atrapados en esas calzadas. En la M-40 no se llegó a producir tal bloqueo, y las máquinas quitanieves pudieron seguir trabajando, pero los vehículos apenas podían seguir a las máquinas unos metros. Además, ya de madrugada, la A-4 quedó cortada en el punto kilométrico 42 por la caída de un cable de alta tensión sobre la calzada.

Por ello, el principal objetivo fue prestar auxilio a las personas que se habían quedado atrapadas en sus vehículos. En concreto, en la Comunidad de Madrid, se activó la Unidad Militar de Emergencias en la M-40, la A-4 y la A-5. 

En paralelo, se extendió la necesidad de uso de cadenas tanto en la red de gran capacidad como en la red convencional estatal de Castilla-La Mancha, Extremadura, Comunidad Valenciana, Madrid, Castilla y León y Aragón.

El sábado 9, las afecciones principales se trasladaron hacia Aragón, La Rioja, Cataluña, Castellón, Cuenca, Guadalajara, Soria y Burgos.

En Madrid, una vez concluido el auxilio a las personas en las carreteras, se trabajó para despejar el resto de la nieve de las carreteras y garantizar su vialidad. En Castilla-La Mancha también se comenzó a trabajar intensamente en la limpieza de las vías.

El siguiente reto fue habilitar corredores para que los camiones que tuvieron que ser embolsados en los aparcamientos de emergencia y áreas de servicio de las comunidades autónomas limítrofes pudieran circular y así posibilitar el transporte de mercancías que la sociedad necesitaba, entre ellos el abastecimiento de vacunas, medicamentos, alimentos y otros servicios esenciales. Se agradece una vez más el esfuerzo realizado por el sector del transporte, que ha colaborado en estas labores y, de esta forma, ha evitado que se produjeran problemas mayores.

De hecho, en la noche del 9 de enero (sábado), en trabajo coordinado con AEMET, DGT, Guardia Civil y Delegación del Gobierno en Castilla y León se procede a desembolsar camiones portugueses en Miranda de Ebro por la N-1. 

El domingo 10, la situación había mejorado considerablemente. Ese día por la tarde las vías de alta capacidad de la Red de Carreteras del Estado estaban plenamente operativas, pero existían restricciones a la circulación para prevenir viajes e incidencias que se pudieran producir en otras vías de otras administraciones que no estaban despejadas. Además, se continuó desembolsando parte de los vehículos pesados que habían quedado aparcados en áreas de servicio y aparcamientos de vialidad invernal, y con el apoyo a otras administraciones.

El lunes 11, más de 8.000 de los 13.000 camiones que habían sido detenidos en toda España en aparcamientos de vialidad invernal, estaciones de servicio y zonas especialmente habilitadas pudieron reanudar la marcha, y se confiaba que el resto pudieran proseguir su ruta en las siguientes horas. Se fueron levantando poco a poco las restricciones a la circulación. En muchas zonas los problemas ya no estaban en la nieve, sino en la formación de placas de hielo con la bajada de las temperaturas.

Desde el martes 12, ya se levantaron prácticamente todas las restricciones a la circulación en la Red de Carreteras del Estado.

El miércoles 13 ya no quedaban restricciones en la red estatal.

A modo de balance, entre el 7 y el 13 de enero (una semana) se habían esparcido en total 80.000 toneladas de sal, el 87% de todo lo esparcido en la campaña de vialidad invernal 2019-2020.

Además, a lo largo de esa semana se continuó colaborando con las administraciones más afectadas, como detallaré más adelante.

Ferrocarriles

En el caso de los servicios ferroviarios, más allá de alguna incidencia puntual producida el jueves, desde la tarde-noche del viernes, como consecuencia de la intensa nevada, los servicios se vieron en general afectados, especialmente en las circulaciones por el centro peninsular y el área de Madrid, lo que provocó retrasos y suspensiones y en algunas relaciones de media distancia y alta velocidad, y en el núcleo de Cercanías de Madrid.

El sábado 9 de enero, se suprimen de forma generalizada los servicios por las fuertes nevadas y la nieve acumulada. Se suspenden las Cercanías de Madrid, todas las relaciones de Media Distancia con origen o destino Madrid y Zaragoza, así como algunas relaciones en los ámbitos de Castilla y León, Castilla-La Mancha y en la Media Distancia de Rodalies de Cataluña. En Alta Velocidad y Larga Distancia se suspenden todos los servicios con origen o destino Madrid y las relaciones transversales (excepto el Corredor Mediterráneo).

También quedan fuera de servicio las Terminales de Madrid y Zaragoza, y en consecuencia la capacidad operativa de Renfe Mercancías se vio muy mermada, ya que además de no circular los trenes con salida o llegada de/a Madrid, tampoco pudieron realizarse los tráficos transversales entre Cataluña y País Vasco ni las relaciones de tráfico intermodal entre las Terminales de Cataluña y Aragón.

En todo momento, se trabajó para restaurar la circulación de los tramos afectados lo antes posible, siempre que no se comprometiera la seguridad del servicio.

Gracias a este trabajo, el domingo 10 se comenzaron a reanudar paulatinamente algunas conexiones ferroviarias de Alta Velocidad, Larga Distancia, Avant y de Cercanías de Madrid.

A partir de las 14:00 h de ese domingo, se reanudan las circulaciones desde Madrid con Santander, Valencia, Ferrol, entre otros, y la línea C5 de Cercanías de Madrid (entre Móstoles-El Soto y Villaverde Alto).

En alta velocidad, de los 168 trenes que Renfe había programado para ese domingo, circularon ya 80 y se trabajaba con el objetivo de restablecer el conjunto de las relaciones de larga distancia y de media distancia de alta velocidad. De hecho, ese mismo día, a las 15:20h, se reanuda el servicio AVANT en los corredores de Madrid-Valladolid, Madrid-Toledo y Madrid-Puertollano.

En cuanto a la red ferroviaria convencional, se priorizó el restablecimiento de las cercanías y las mercancías. En ese sentido, se consiguió a lo largo de la tarde:

·        El restablecimiento del tráfico de la línea C2, que une Madrid con Guadalajara y que da servicio a todo el corredor del Henares.

·        La reanudación de los servicios en las líneas C3-C8, entre Aranjuez y El Escorial con frecuencias cada 60’.

·        Y la continuidad del servicio de la línea C5.

El lunes 11 se continuó con el restablecimiento de los servicios ferroviarios de manera que, transcurridas apenas 24 horas desde la supresión generalizada de los servicios, Renfe ya pudo operar un 75% de los servicios de AVE, Larga Distancia y AVANT. Cercanías de Madrid operó al 51% de la programación prevista antes de la borrasca.

·        Concretamente, en larga distancia, circularon 141 de los 179 servicios programados. Tras haberse retomado a las 14 horas la conexión entre Madrid y Barcelona, quedaron en servicio todas las líneas de larga y media distancia de alta velocidad, aunque de nuevo los problemas que ocasionaron el hielo y las bajas temperaturas condicionaron la explotación, que puede no prestarse al 100%.

·        En Cercanías de Madrid, se cumplió con el compromiso anunciado el domingo de abrir todos los grandes ejes de forma paulatina, con lo que a lo largo del día todas las estaciones de la red contaron con al menos una línea de Cercanías.

·        Se avanzó también en el restablecimiento de la circulación de mercancías para garantizar el abastecimiento, una de las prioridades enunciadas, y para ello se estuvo trabajando en las terminales de mercancías, contando con la ayuda de la UME en Abroñigal. En este sentido, se trabajó para poder restablecer los trenes de mercancías transversales, que pasan por Madrid, cosa que ocurrió a partir del día siguiente a las 15:00 h.

El miércoles 13 están restablecidos los servicios en gran parte de las líneas y circulan con sus frecuencias habituales, aunque persisten los retrasos por la congelación de determinados sistemas.

Respecto a las Cercanías de Madrid, que fueron las más afectadas, las frecuencias en los corredores de las localidades más pobladas eran ya de 15 minutos, y en otras de 20 minutos, frente a la hora con la que fueron restablecidas entre el domingo y el lunes.

Y en Mercancías, esencial para garantizar el abastecimiento de ciudadanos y empresas, se logró reabrir algunos de los principales corredores que conectan con Madrid: el Valladolid-Ávila- Madrid, el Zaragoza-Calatayud-Ariza-Guadalajara-Madrid y el Madrid-Aranjuez-Alcázar. 

Gracias a los trabajos realizados para liberar las grandes terminales logísticas, también se recuperan las circulaciones en la terminal más importante en Madrid, Abroñigal, y en Santa Catalina y la terminal de Vicálvaro. La operatividad de estas terminales se recupera con plena normalidad, salvo incidencias puntuales, el viernes día 15.

Aéreo

Aena

En el modo aéreo, en el caso de Aena, con carácter general, en el plan puesto en marcha se contemplaba que en los aeropuertos con más de una pista se priorizaran algunas pistas para tratar de mantenerlas siempre operativas. Se trabajaba conjuntamente también con las autoridades que gestionan las vías de acceso a los aeropuertos para garantizar su vialidad.

En lo que se refiere a las actuaciones en el aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas, que acabó resultando el más afectado por el temporal, el martes día 5 de enero se celebró el Comité Operativo Extraordinario del Plan Invernal, activándose el Plan de Actuaciones Invernales el miércoles día 6 de enero, para establecer los siguientes procedimientos: refuerzo de la limpieza de pistas y de los accesos a los aparcamientos de vehículos, así como del suministro de la restauración y coordinación con las aerolíneas.

Como consecuencia de la intensa nevada, el viernes 8 se produjeron 35 desvíos y 69 cancelaciones, algunos por baja visibilidad o fuerte viento. A partir de 20:00 h fue necesario suspender las operaciones en el aeropuerto y se activó el procedimiento de desvíos masivos.

Desde ese momento, sin menoscabo de la responsabilidad que tienen las compañías aéreas, colaboramos dejando salas y ayudando con comida y mantas a los aproximadamente 600 pasajeros que se quedaron en tierra sin poder volar y optaron por permanecer dentro del aeropuerto. En todo caso, por tener la magnitud de lo que ello supuso, hay que pensar que en una semana normal de diciembre estábamos teniendo del orden de 225.000 pasajeros, por lo que estas 600 personas suponen una afección al 0,3% de los pasajeros.

Durante la noche del viernes 8 al sábado 9 se trabajó de forma continuada para impedir la acumulación de nieve en dos de las pistas, mientras continuaba la nevada con importante intensidad.

El sábado 9, se continuó con este proceso mientras duró la nevada, procediéndose a la limpieza efectiva para poder garantizar las condiciones de seguridad aeronáuticas una vez que ésta finalizó, produciéndose 19 desvíos y 382 cancelaciones. Se recibió el apoyo de la Unidad Militar de Emergencias para apoyar en la retirada de nieve en plataformas de estacionamiento de aeronaves (menos comprometidas desde el punto de vista de la seguridad operacional).

El domingo 10, tras liberar dos de las pistas, dando cumplimiento estricto a los protocolos de seguridad aeronáutica, se consiguió reabrir el aeropuerto para, en primer lugar, poder realizar salidas y, en segundo lugar, llegadas, con el objetivo de retomar paulatinamente la normalidad.

El lunes 11 se continuó con los trabajos de limpieza en el aeropuerto, continuando con la recuperación gradual de su operatividad. Debe indicarse que el cargamento de vacunas de la empresa Pfizer llegó como estaba previsto a los aeropuertos de Vitoria y Barcelona y desde allí se inició el reparto a los distintos puntos establecidos.

El equipo del aeropuerto también estuvo colaborando con las aerolíneas para ir recuperando la normalidad y en la tarde se operan algunos vuelos desde la Terminal 1.

El martes 12 se pudieron operar 198 vuelos de los 367 programados y la recuperación sigue siendo gradual.

El miércoles 13 prosiguen los trabajos para despejar de nieve y hielo la zona de carga. En ese momento, el principal problema existente es el hielo que se produce por las bajas temperaturas nocturnas (en ocasiones, inferiores a los -12ºC). Ello y las estrictas normas internacionales, motivaron la lentitud en retomar la normalidad, sobre todo en la admisión de vuelos.

El viernes 15 ya se consiguió operar el 90% de los vuelos, consiguiéndose la total normalidad a partir del siguiente lunes.

En todo caso, hay que tener en cuenta que, debido al Covid, existe un número de cancelaciones que obedecen al ajuste de la programación de las compañías, no teniendo necesariamente origen en la borrasca Filomena.

Enaire

En el caso de Enaire, como se ha indicado, en primer lugar, cuando Aena suspendió las operaciones en el Aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas, gestionó el procedimiento de desvíos masivos, mediante el cual, desde el viernes, se desviaron a otros aeropuertos 54 aeronaves que estaban en vuelo con destino al aeropuerto de Madrid.

Asimismo, se realizó la coordinación necesaria con el gestor de red europeo, Eurocontrol, para limitar el tráfico gestionado por el Centro de Control de Madrid y habilitar los encaminamientos de tráfico necesarios. En paralelo a todo ello, se trabajó para garantizar la continuidad de los relevos del personal que trabaja en la torre del aeropuerto y en el Centro de Control de Madrid-Torrejón, este es un centro que excede más allá de los vuelos de Madrid.

Enaire negoció con Eurocontrol y gestionó con dicho organismo un procedimiento especial para facilitar que Aena pudiera establecer la recuperación de los vuelos en la forma y con la cadencia que necesitaba el Aeropuerto AS Madrid Barajas, conforme a sus circunstancias operativas.

En lo que respecta a los servicios de gestión de tráfico aéreo que presta Enaire desde el Centro de Control de Madrid, que es el mayor Centro de Control de Enaire y su infraestructura más crítica por la extensión del espacio aéreo que controla (incluidos sobrevuelos internacionales) y el número de aeropuertos que están afectados, los servicios de control estuvieron en todo momento asegurados, sin repercusión operativa. De hecho, el viernes 8 de enero se gestionaron 1.033 vuelos, 846 el sábado y 801 el domingo.

Por último, debo indicar que en este periodo de tiempo también resolvimos algunas incidencias técnicas por acumulación de nieve en sistemas de aterrizaje muy críticos para el funcionamiento del aeropuerto de Barajas; o en varias radioayudas ubicadas en las provincias de Toledo, Albacete y Huesca.

AGRADECIMIENTO

Una vez hecho este repaso, al igual que siempre que he tenido ocasión, y esta vez no es menos, quiero manifestar mi agradecimiento a todo el personal, cerca de 13.000 personas, en su mayoría empleados públicos, que han colaborado con su compromiso de servicio público para resolver la situación en todo el país. Pero también muchos otros, trabajadores de empresas privadas que trabajan para la Administración.

Y quiero mencionar especialmente a todos aquellos que han arriesgado su vida, como, por poner un ejemplo concreto, los conductores de quitanieves heridos en accidentes por vuelco en Cuenca, Burgos, Valladolid y Castellón.

Permítanme que cite a estos empleados porque no suelen llevar un uniforme que les hace acreedor de la presunción de entrega y yo por eso insisto que, como no son tan visibles, eso no quiere decir que no se entreguen igual que el resto de empleados públicos.

VALORACIÓN DE DAÑOS

Debo indicar que, a partir de la valoración inicial que hemos realizado, los daños causados por la borrasca Filomena en el ámbito del Ministerio ascienden a más de 81 millones de euros, con el siguiente desglose de las principales partidas:

·        En carreteras, unos 48 millones, debido, principalmente, al suministro extraordinario de sal, las horas extras del personal y de maquinaria, la reposición de hitos y balizamiento y la rehabilitación necesaria de algunos firmes, así como la pérdida de ingresos en el caso de las autopistas dependientes de Seittsa.

·        En Adif, aproximadamente 19 millones, para reposición de la infraestructura ferroviaria (carriles, tala de árboles, trincheras, maquinaria, cimentaciones, etc.) y la reparación y limpieza de estaciones, terminales y otros edificios.

·        En Renfe, unos 6 millones, donde están contempladas las reparaciones de material rodante e instalaciones, además de otros gastos ocasionados.

·        En el Cedex, en el Centro de Experimentación, unos 6 millones debido al colapso de la cubierta de la nave de ensayos del Laboratorio de Experimentación Marítima.

·        Y en Aena, unos 2 millones, correspondientes en su mayoría a la reparación de instalaciones, como por ejemplo las instalaciones contraincendios, las balizas de señalización y las marquesinas de los aparcamientos.

COMUNICACIÓN

Me gustaría destacar que, a lo largo de todo el episodio de nevadas, para un mejor servicio a la ciudadanía, nos hemos volcado en la difusión de notas de prensa y mensajes en las redes sociales, como decía al principio.

Yo mismo comparecí en rueda de prensa en 7 ocasiones para informar de la evolución del temporal, de las medidas adoptadas, de la evolución de las incidencias y di respuesta a las preguntas formuladas por la prensa a través de los canales de chat o videoconferencia que se habilitaron en cada momento. Asimismo, también comparecieron el Secretario de Estado y la Secretaria General de Transportes y Movilidad.

En total, del 5 al 17 de enero, desde el Ministerio realizamos 4.430 actos de comunicación específicos sobre la nevada. Y ello sin contar:

o   Con las respuestas en redes sociales.

o   Ni los 175.000 correos electrónicos y 183.000 mensajes SMS enviados por Renfe para informar a sus clientes de las suspensiones del servicio, además del espacio específico sobre la borrasca Filomena que se habilitó en la web de la compañía para ir informando puntualmente de la situación de los servicios ferroviarios, que en esos días recibió más de 840.000 visitas.

o   Así como, en el caso de Aena, aproximadamente 150-200 consultas diarias de información de prensa y medios entre el 8 y el 15 de enero y más de 79.000 llamadas al Call-Center entre el 8 y el 13 enero.

Todo ello puede dar una idea aproximada del despliegue informativo llevado a cabo por el Ministerio, así como por los organismos y empresas del Grupo Mitma.

COORDINACIÓN

Asimismo, debo decir que, durante la gestión de las incidencias derivadas del temporal, en todo momento se ha trabajado de manera coordinada tanto en lo que respecta al Ministerio como a otros Departamentos.

En el primer caso, Ministerio y empresas la coordinación se llevó desde la Unidad de Emergencias y Gestión de Crisis.

En el segundo, nos coordinamos con Presidencia del Gobierno, el resto de Ministerios implicados, especialmente Interior y Defensa, así como con las Comunidades Autónomas y Ayuntamientos afectados. De hecho, el Comité Estatal de Coordinación y Dirección, CECOD, al que me referí al principio de mi intervención y donde participamos los distintos servicios, se reunió en un total de 10 ocasiones, cuatro de ellas con presencia del Presidente del Gobierno e incluso la mía, aunque normalmente no participo de ese foro aunque también estuve presente en esas cuatro ocasiones.

COLABORACIÓN CON OTRAS ADMINISTRACIONES

En paralelo, completando itinerarios, y muy especialmente una vez resueltas las principales incidencias en la red de carreteras de titularidad estatal y garantizada su vialidad, desde el Mitma se ha colaborado con otras Administraciones para ayudar a retirar la nieve en sus principales carreteras e instalaciones, tales como centros logísticos, hospitales y estaciones eléctricas, con objeto de ir recuperando la movilidad progresivamente, así como en la retirada de elementos en las vías por el peso de la nieve.

Las ayudas se centraron en tres regiones, con las que el  Ministerio colaboró: Castilla y León, Castilla-La Mancha y Madrid:

Ø En Castilla y León, se dio apoyo en diversas carreteras de competencia autonómica en la provincia de Soria.

Ø En Castilla-La Mancha, los trabajos se han centrado principalmente en accesos a polígonos industriales, y el acceso a la estación de AVE de Guadalajara.

Ø Y, en el caso particular de la Comunidad de Madrid, yo mismo reiteré en varias ocasiones nuestro compromiso con la cooperación entre las administraciones para alcanzar todas aquellas calles que el Ayuntamiento de Madrid considerase y que fuera posible por las dimensiones de nuestros equipos. Para ello, los técnicos de carreteras y del Ayuntamiento estuvieron en continuo contacto. Ya lo estuvieron al inicio de la nevada, y yo mismo con el alcalde de Madrid porque, evidentemente, la ciudad estaba como estaba y Madrid dispone de vías grandes y de túneles importantes que permitían la entrada de nuestros camiones. Desde el principio estuvimos actuando y colaborando con el Ayuntamiento de Madrid. Quiero agradecer la colaboración del propio alcalde de Madrid, que así nos lo reconoció.

Asimismo, también nos pusimos a disposición de otros Ayuntamientos que así lo requirieron para acometer la limpieza de calles y de polígonos, de manera que fueran accesibles y permitiesen la descarga de alimentos y mercancías. Ese fue el caso también de determinadas áreas logísticas, patronales, empresas concretas que nos pidieron la colaboración para poder acceder a los centros de distribución que, aun no siendo de competencia del Estado, como le dije al propio alcalde de Madrid, nadie va a distinguir de quién es competencia. El ciudadano lo que quiere es que se le preste servicio. En este sentido actuamos en municipios madrileños como Alcalá de Henares, Getafe, Alcorcón, Majadahonda, San Agustín de Guadalix o Torrejón de Ardoz.

A modo de balance resumido, en la Comunidad de Madrid, colaboramos en las siguientes actuaciones:

·        El acceso a 17 hospitales y residencias, así como a otros 9 servicios sanitarios, tales como laboratorios o distribuidores farmacéuticos, como el servicio de la vacuna Covid.

·        El despeje de viales para poder acceder a 16 centros de asistencia, tales como parques de bomberos, cuarteles de la Guardia Civil o estaciones depuradoras.

·        La retirada de nieve en 25 polígonos industriales y centros logísticos, entre los que puedo destacar el caso de Mercamadrid.

·        El apoyo a la administración autonómica para el despeje de 7 carreteras de su titularidad.

·        Y, por último, la apertura de calles que permanecían bloqueadas por la nieve y el hielo varios días después del temporal en 9 municipios.

En el caso concreto de la ciudad de Madrid, hemos actuado en cerca de 900 puntos indicados por el Ayuntamiento, cuestión que ya reconoció el Alcalde.

Quiero hacer especial hincapié en la colaboración que prestamos a otras Administraciones. Porque el temporal de nieve fue de tal magnitud que, requería el servicio a los ciudadanos sin establecer solicitud ni requerimiento mediante, es una exigencia de las propias administraciones, más allá de su propia competencia y, más aún, fuera del color político al que correspondan sus gestores.

CONCLUSIÓN

Para concluir, modestamente pensamos que, en este temporal, lo primero que hemos contado con predicciones meteorológicas precisas. Otra cosa es que cuando vemos la realidad o la consecuencia de estas predicciones nos sorprendan. Pero las predicciones estaban, los avisos estaban y esos avisos nos permitieron movilizar todos los medios disponibles. Que, en función o en relación con la magnitud de la borrasca, el número de incidencias no ha sido de gravedad, no ha habido incidencias de gravedad o relativamente bajo, con relación a otros episodios. 

Y que, además, se han ido solucionando en relativamente breve plazo y con la mayor diligencia posible. Incluso nos ha permitido, como decía antes, no solamente cubrir nuestras propias responsabilidades como Ministerio, sino poder dar servicio a otras administraciones.

En todo caso, consideramos que este temporal, de magnitud no vista en más de 70 años, debe servir para, a partir de la evaluación de la actuación desarrollada, aprender de lo que ha sucedido y estudiar posibles mejoras futuras. Aspectos en los que el Ministerio y creo que cada uno de los que hemos estado al frente, hemos asumido. Algunos que lo aprendamos es menos importante, porque estamos de paso, pero aquellos que van a seguir es muy importante que esta experiencia también se integre. Y, sobre todo, porque en este caso tanto en el ámbito sanitario como en el climático, la incertidumbre es clara. Han pasado 70 años desde una cosa parecida, pero nadie nos asegura que la próxima pueda ocurrir bastante antes.

TRANSPORTISTAS EN REINO UNIDO

Para finalizar la comparecencia, aunque fuera del Orden del Día, dado que el tema surgió en la última sesión de la Diputación Permanente y nos comprometimos a comentarlo en esta sesión, permítanme que les resuma brevemente la posición de este Ministerio en el caso de los transportistas que se quedaron atrapados en Reino Unido en los últimos días del año pasado.

Sobre este asunto, en primer lugar, debo decirles que la gestión se centralizó desde el Ministerio de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, como no puede ser de otro modo al tratarse de una cuestión de ámbito internacional. Esto es así porque se trata de las relaciones internacionales entre España y Reino Unido como consecuencia de otra situación internacional, la relación entre Reino Unido y Francia que estaba ligada a cuestiones sanitarias y que nos afectó como tercero, pero realmente la crisis se produjo entre Reino Unido y Francia, que abruptamente cerró la frontera sin valorar las consecuencias que ello implica. Y, efectivamente, nos perjudicó a todos los que no éramos ni franceses ni británicos, encima hubo consecuencias para terceros.

No obstante, debo decirles que, desde el Ministerio, realizamos las siguientes actuaciones:

·        Realizamos un estrecho seguimiento de la situación a través de la Embajada Española en Reino Unido, para tener informado al sector, a través del Comité Nacional de Transporte por Carretera, con quien se mantuvo un contacto continuo durante toda la crisis.

·        Se aprobó una Orden para flexibilizar los tiempos de conducción y descanso de los profesionales españoles que realizaran servicios de transporte entre Reino Unido y España en la que:

o   Se permitió el descanso semanal normal en cabina.

o   Se permitió iniciar el descanso semanal normal transcurrido los 6 periodos de 24 horas para llegar a su destino. Todo para que pudieran llegar cuanto antes a sus casas.

·        Asimismo, también se realizó un seguimiento de la situación a través del grupo de trabajo comunitario de puntos de contacto de transporte, en el que participa el Mitma junto con la Comisión y el resto de miembros de la UE, todo ello con objeto de garantizar que se retomaran las directrices asociadas a los carriles verdes en el menor tiempo posible.

·        En esta línea también, la Dirección General de Transporte Terrestre se puso en contacto con el Director de Transporte francés, para transmitir la importancia de que se levantaran todas las restricciones de circulación de vehículos pesados que pudiera haber establecidas para aquellos días, de manera que una vez que empezaran a circular no tuvieran ningún impedimento a su paso por Francia. Desde la Subdirección General de internacional del Mitma también se trasladó este mensaje a la embajada francesa en España.

Por último, también se confirmó con la Dirección General de Tráfico que no existiera ninguna restricción a la circulación ni por parte de la DGT, ni de País Vasco ni Cataluña, de manera que tuvieran asegurada la libre circulación de estos camiones en su vuelta a casa. 

En definitiva, dejando las relaciones internacionales a quien tiene la competencia, hicimos todo lo que estuvo en nuestras manos para facilitar la vuelta a casa de nuestros transportistas.

Concluido este inciso final, a partir de este momento, quedo a disposición de Sus Señorías, cuyas dudas espero poder aclarar en el siguiente turno de réplica, seguro que con alguna crítica que tendré que encajar.

- Publicidad -spot_img

Más artículos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -spot_img

Todos los canales

Últimos artículos

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies