Londres, GB.- Los representantes del Consejo de la Unión Europea han llegado a un acuerdo provisional con el Parlamento Europeo sobre el mantenimiento de los servicios aéreos del Reino Unido y la UE, en caso de que el Reino Unido abandone la UE sin acuerdo.

Afirma que el acuerdo provisional, que aún no ha sido adoptado formalmente por el Parlamento del Reino Unido y el Consejo, “mitigaría la grave interrupción” de las conexiones aéreas si el Reino Unido se somete al llamado “Brexit duro”.

“El acuerdo permitirá a los transportistas con licencia del Reino Unido proporcionar servicios básicos de transporte aéreo entre el Reino Unido y los 27 estados miembros restantes”, agrega.

“Estos derechos estarán condicionados a la concesión de derechos equivalentes por parte del Reino Unido y estarán sujetos a condiciones que garanticen una competencia leal”.

El Consejo subraya que las medidas “excepcionales” son “estrictamente limitadas en el tiempo”, y añaden que están destinadas a preservar la “conectividad básica” y no a replicar la situación actual en la que operan el Reino Unido y otras aerolíneas de la UE.

Las disposiciones otorgarán el derecho a continuar los vuelos programados durante siete meses, lo que dará tiempo para que las autoridades se adapten.

“Bajo ciertas condiciones, se permitirá el uso compartido de códigos y los acuerdos de arrendamiento de aeronaves, incluido el arrendamiento con tripulación incluida”, dice el Consejo.

Si una aerolínea con licencia de la UE deja de cumplir con los requisitos de propiedad de la UE, como resultado de la retirada del Reino Unido, deberá presentar, dentro de dos semanas, un plan integral que detalle las medidas para lograr este cumplimiento.

La aerolínea tendrá seis meses para cumplir con los criterios de propiedad en su totalidad.

Los embajadores de los estados miembros de la UE están listos para revisar el acuerdo de provisional cuando se presente al comité de representantes permanentes del Consejo.

Una vez aprobado, el acuerdo permanecerá vigente hasta el 30 de marzo de 2020, o antes, si el Reino Unido alcanza un acuerdo de transporte aéreo posterior a la retirada.

Deja un comentario