Javier Hidalgo (izq.), consejero delegado de Globalia, y Michael O´Leary, CEO de Ryanair

Madrid, SP.- El bajo volumen de ventas de Air Europa vendidos a través de la plataforma de Ryanair ha sido menos de los previsto.

Las previsiones de crecimiento en 2019 son modestas en España para Ryanair. Crecerá alrededor de un 3,5% , que representa un 51,2 millones de viajeros. España, con 84 aviones durmiendo cada noche, supone un tercio del tráfico aéreo de la aerolínea, moviendo 152 millones de pasajeros este ejercicio, un 8% más.

Según ha confirmado hoy su director de Márketing, Kenny Jacobs, Ryanair y Air Europa rompieron su alianza comercial a finales de 2018. La razón de la finalización de este acuerdo, que nació en mayo de 2017, es que el volumen de billetes de Air Europa vendidos a través de su web ha sido menor del previsto e inferior a otros productos comercializados por Ryanair.

La compañía, que ha dejado atrás un año duro, marcado por las huelgas de personal, sin embargo, aunque tranquilo en ese aspecto, el año entrante está marcado por el exceso de plazas en el Viejo Continente, que está tirando a la baja los precios y ha obligado a Ryanair a revisar en dos ocasiones sus previsiones de resultados.

Las otras grandes preocupaciones de la industria son el Brexit, la evolución del combustible y, sobre todo, los retrasos generados por las huelgas de los controladores y la gestión del tráfico aéreo. Si 2018 fue un año difícil, las perspectivas son similares para este verano. El coste de estos imprevistos en forma de compensaciones equivale entorno a un euro por pasajero transportado. La mayor parte, debido a retrasos.

Deja un comentario