AENA estafa a los nuevos controladores y los trata de becarios

0

"Es una chapuza, una vergüenza, un despropósito… Supone tratarles como si fueran becarios", lamentaba ayer Daniel Zamit, portavoz de la Unión Sindical de Controladores Aéreos (USCA). Horas antes, Aena anunciaba la contratación de los 47 alumnos que terminaron en julio su curso de formación y hacía públicas sus remuneraciones. Ganarán 50.000 euros el primer año y 60.000 el segundo, dentro de un contrato de prácticas de dos años. Unas condiciones que contrastan con las recibidas por anteriores promociones, que se aseguraban un contrato indefinido y el salario fijado en convenio una vez superada la habilitación a los seis meses. También con el sueldo medio pactado por Fomento y USCA: 200.000 euros anuales. Artículo completo en COTIZALIA

"El problema es que no se respetan las bases de la convocatoria pública", lamenta uno de los afectados. Según reza la Convocatoria de 150 becas para el curso básico de formación de controladores de tránsito aéreo, fechada el 20 de junio de 2006 y firmada por el entonces presidente del gestor aeroportuario, Manuel Azuaga Moreno, "en el momento en que el interesado haya obtenido la primera habilitación local, Aena le ofrecerá un contrato de trabajo fijo y de carácter indefinido, sometido al Derecho del Trabajo, al Convenio Colectivo Profesional de los Controladores de la Circulación Aérea y demás normas de aplicación".

Según la nota de prensa hecha pública por Aena, estos nuevos controladores empezarán a trabajar el 1 de octubre con un contrato en prácticas y "durante un período de entre tres y seis meses recibirán la formación necesaria para habilitarse en la unidad en la que cada uno de ellos sea destinado". Sin embargo, no se asimilarán a sus compañeros a partir de ese momento. "El contrato en prácticas -modalidad contemplada en la normativa laboral vigente- tendrá una duración de dos años y un salario en torno a los 50.000 euros anuales, durante el primer año, y superior a los 60.000 euros el segundo", concluye Aena.

Formar a un controlador cuesta 300.000 euros

"Simplemente se prolonga artificialmente el período de prácticas", expone uno de los nuevos controladores. No cabe duda de que Aena ahorra de este modo un buen pellizco. Más cuando, como recuerda en su comunicado, la financiación del curso "ha corrido íntegramente por cuenta de Aena con un coste de 300.000 euros por alumno". Según el pacto de mínimos alcanzado por Fomento y USCA a mediados de agosto, la retribución media de los controladores estaría en los 200.000 anuales, montante que en teoría deberían pasar a cobrar los nuevos profesionales una vez superada la habilitación. No será así.

Y es que el dinero está en el arranque del conflicto que enfrenta a Gobierno y controladores. El Real Decreto 1/2010, de 5 de febrero, regulaba las horas extra y la remuneración de los controladores, después de que el ministro de Fomento, José Blanco, hubiera denunciado que algunos profesionales del colectivo percibían hasta 900.000 euros anuales gracias al precio al que se pagaba el tiempo extra. La guerra sigue abierta. De hecho, USCA acusó recientemente a Aena de incumplir el acuerdo de agosto, que permitió bloquear la amenaza de huelga en plenas vacaciones veraniegas por parte de los controladores. Aseguraron que el gestor aeroportuario incumple los descansos, no publica con antelación las jornadas y no abona los atrasos de las retribuciones.

La promoción 29 que se licenció en julio forma parte de los 150 candidatos a controladores seleccionados por Aena que entraron en 2006. En tanto la escuela sólo tenía capacidad para formar a 50 controladores por curso, de esa selección salen tres promociones. "Nosotros empezamos el 8 de noviembre de 2008. Tuvimos que dejar nuestros trabajos y conformarnos una beca que iba de los 90 a los 400 euros. Durante dos años pasamos 100 exámenes. Suspender uno te dejaba fuera. Todo con la esperanza de superar el curso y acceder a las condiciones contempladas en la convocatoria", se queja uno de los damnificados.

Trabajo anterior mejor pagado

Según recuerda Zamit, todavía queda una promoción por licenciarse. Serán los últimos que podrán formarse gratis. La escuela para controladores adscrita a Fomento (Senasa) lanzará cursos este otoño para formar a 300 aspirantes a controladores hasta 2012. Pagarán un mínimo de 45.000 euros. "Yo cobraba más de 50.000 euros en mi anterior trabajo -explica otro de los controladores con destino-. Llevamos dos años de formación en los que no hemos cobrado prácticamente nada. Ahora esto supone desplazarte a tu nueva ciudad, mantener dos casas, trasladar a toda la familia… Si contar con el nivel de responsabilidad que se exige. Con estas condiciones muchos no podrán seguir adelante".

El portavoz de USCA denunciaba hace apenas dos semanas la situación de esta promoción. "Llevan cuatro años formándose y dos meses en sus casas esperando a incorporarse mientras se hacen horas extras", lanzaba en clara referencia a la exigua plantilla de controladores y a la tardanza en llamarles a filas. Ayer mostraba igualmente su incomprensión porque se hayan comunicado los nuevos destinos casi de un día para otro y recordaba que ya se explicó a José Blanco durante la reunión mantenida en agosto el limbo en el que se encontraban estos trabajadores. "No hay duda de que se ha hecho con prisas -denunciaba uno de los controladores-. Se nos pidió la documentación antes del 30 de agosto y me enteré de mi destino ayer. Me incorporo el lunes y tengo diez días para buscar casa".

Deja un comentario