Aena reclama más de setenta millones como compensación para cerrar San Javier

0

El acuerdo entre el Gobierno regional y el Ministerio de Fomento para clausurar la actividad comercial en el aeropuerto de San Javier, y dejar vía libre al de Corvera, puede estar cerca si se resuelve el problema económico que hay sobre la mesa: la indemnización a la empresa pública Aena, propietaria de las instalaciones. (M.Buitrago/LAVERDAD.ES)

La cuantía supera los 70 millones de euros, y una de las propuestas es que sean costeados a cuatro partes: los ministerios de Fomento y Defensa, junto con el Gobierno murciano y la sociedad Aeromur, concesionaria de Corvera.

La construcción de la segunda pista de San Javier, que se abrió al tráfico en marzo, no ha supuesto más de 25 millones de euros, si bien en el paquete de la negociación se han incluido las inversiones realizadas en los últimos años para potenciar San Javier, como la nueva terminal de pasajeros, la torre de control, los nuevos depósitos de combustible bajo la normativa OTAN y el aparcamientos, entre otras mejoras.

El delegado del Gobierno, Rafael González Tovar, recordó días atrás que se planteó que había que negociar cómo compensar a Aena, ya que tendría poca justificación cerrar San Javier, teniendo una segunda pista, cuando abra el aeropuerto de Corvera. Dijo tener constancia de que se está estudiando la situación, y advirtió de que el objetivo «es hacer compatibles ambos aeropuertos». Reconoció la existencia de negociaciones entre ambas administraciones y señaló que en el aeropuerto de San Javier «se ha hecho una inversión millonaria que Aena debe rentabilizar». La posible indemnización salió a colación, por parte del Gobierno central, el día en el que se inauguró la segunda pista, en un acto al que acudieron el propio delegado del Gobierno, el director general de Aena y el anterior consejero de Obras Públicas, José Ballesta.

Para el Gobierno regional, la compatibilidad significa cerrar San Javier al tráfico comercial, o como alternativa mantener una actividad baja con algunos vuelos chárter y privados, apuntó días atrás el consejero Antonio Sevilla. San Javier quedaría para uso exclusivo de la Academia General del Aire. La segunda pista fue fruto de un acuerdo entre los exministros Álvarez-Cascos y Federico Trillo, pero contó con la oposición del Gobierno regional. Esa pista, más pequeña, no está dando por ahora los resultados esperados puesto que los oficiales y cadetes de la Academia General del Aire prefieren seguir utilizando la pista principal, que consideran más segura para el aprendizaje de los futuros pilotos del Ejército.

La cuantía de la indemnización que reclama Aena está en discusión porque algunas de las partes la consideran elevada. Está por ver si la compensación se realizaría de forma proporcional o si pagarían más unos que otros. La principal beneficiaria del acuerdo sería la concesionaria Aeromur. Existe un borrador sobre el cual ya se está trabajando, según ha podido saber este diario.

El Gobierno regional se ha marcado el objetivo de que Corvera sea operativo el próximo verano y que San Javier le deje el campo libre, con el fin de aprovechar el tirón de la temporada turística. El ritmo de la conversaciones lo marcan el presidente Ramón Luis Valcárcel y el ministro de Fomento, José Blanco, señalan diversas fuentes.
Las negociaciones con el Ministerio han entrado en la recta final y se producen cuando está cayendo la actividad del aeropuerto de San Javier, en contra de la tendencia del resto de aeropuertos centrados en el sector turístico y de aquellos que sobrepasan el millón de viajeros.

Mientras que este verano ha crecido el número de pasajeros en las pistas de la fachada mediterránea, en la Región de Murcia ha bajado. En agosto ha descendido un 3,5% y en julio lo hizo en un 5,2%. Estas cifras pueden hacer que San Javier entre en pérdidas si se mantiene esta tendencia, que opera a la contra que en el resto de España, puesto que la actividad global de Aena creció más de un 4% en agosto. También lo hizo el aeropuerto de Alicante, aumentando sus pasajeros en un 2,3%.

Las instalaciones de San Javier llevan una tónica descendente en los tres últimos años, en los que ha perdido más de medio millón de viajeros. En 2008 movió 1.876.255 viajeros, perdiendo la barrera de los dos millones del ejercicio anterior. En 2009 bajó a los 1.630.664 pasajeros, mientras que el año pasado sufrió el mayor descenso al perder el 17,2% de turistas y cerrar el ejercicio con 1.349.000, según datos de Aena. Este comportamiento hace pensar en un problema del sector turístico regional, y no en la capacidad del aeropuerto.

Aena comparte los gastos de las instalaciones con el Ministerio de Defensa, principalmente de mantenimiento y seguridad. Los controladores son militares. La empresa pública cuenta con 85 trabajadores en San Javier, que tienen el compromiso de Aena de ser recolocados en otros aeropuertos próximos o de su elección en el caso de que cese la actividad comercial.

Deja un comentario