AENA vuelve a ofrecer horas extras a los ATC

0

La batalla entre AENA y los controladores tiene visos de que se cerró en falso. El portavoz del sindicato USCA en Balears, Javier Zanón, aseguró ayer que el organismo gestor de los aeropuertos les ha vuelto a ofrecer horas extras para resolver el actual volumen de trabajo. Artículo completo en DIARIO DE MALLORCA

Precisamente, el elevado número de horas extraordinarias fue el origen del espectacular aumento salarial de los controladores, un hecho que luego denunció AENA y el ministerio de Fomento durante la negociación del convenio colectivo. Mientras el gestor de los aeropuertos mejora la retribución por la vía indirecta, frena la contratación de los últimos 47 alumnos que terminaron el curso de controlador aéreo en SENASA y que tenían previsto empezar a trabajar hoy con un contrato de prácticas de dos años. Según fuentes del sindicato USCA, los alumnos han recibido una llamada de la empresa pública para que no se incorporen a sus puestos.

Las dos partes enfrentadas se vuelven a reunir hoy para analizar el acuerdo de bases que puso fin a la amenaza de paro el pasado mes de agosto.

Sin huelga por obligación

Por otra parte, USCA ha denunciado que los servicios mínimos impuestos a los controladores operativos durante la huelga general del miércoles alcanzó el cien por cien, lo que impidió que el paro no tuviera consecuencias en los aeropuertos españoles.

"Han llegado a contabilizar para los servicios mínimos a gente que estaba de baja desde hace tiempo por maternidad. Por ejemplo, Aena había previsto para un turno del día 29 a 25 personas, de las cuales, dos estaban de permiso de maternidad, uno está comisionado en SENASA desde hace meses y otro par se encuentran bajo tratamiento. Ese turno lleva sin cubrirse por 25 personas de hace tiempo, pero el gestor les tiene en cuenta para decidir que el servicio mínimo será del 80%, en total, 20 personas, que son las que trabajan habitualmente haya huelga o no", explicó el portavoz del sindicato a nivel nacional, César Cabo.

Deja un comentario