Air Nostrum despide al Comandante Mitoa Edjang por cuestiones de puntualidad, una relacionada con un pasajero que portaba un arma

0

Madrid, SP, 4 de mayo de 2016. Vd. es pasajero, se sube a un avión de la franquiciada por Iberia, Valencia-Madrid, y le explican que cuando su vuelo ha sufrido un “tremendo” retraso de nada menos que 9-10 minutos (ironía), se ha debido a que un pasajero había subido al avión en que Vd. viaja, portando un arma que se estaba intentado tramitar su justificación de permitirla llevar a bordo, y tardándose unos minutos en cumplimentar el protocolo establecido para que el avión pudiera despegar con dicha arma a bordo. ¿Qué pensaría si el comandate es despedido por ese “retraso” de 9-10´? Evidentemente que Vd. voló entre Valencia y Madrid, en buenas manos en todo momento. Incluso quizás felicitara a dicho comandante por su profesionalidad sobreponiendo la security del vuelo, a la puntualidad… Habrá que ver qué opinan esos pasajeros. Pero la compañía Air Nostrum ha decidido despedir al Comandante Mitoa Edjang por considerar que se trata de “incumplir con su trabajo”. El debate, al margen de lo injusto de esta medida, que dirimirán los Tribunales, es qué es lo que prima en un vuelo… puntualidad o security/safety… Pero sobre todo la presión por los horarios, con la que están trabajando a diario. Y el segundo caso con el que Air Nostrum justifica el despido, nos lleva a la “friolera” de un retraso de 4 minutos al aterrizaje en Almería (de nuevo ironía…), tras haber despegado con 15 minutos de retraso de Madrid-Barajas. La TWR había dado prioridad a dos RYR que precedían al vuelo de AN. Aún así este le ganó 11 minutos a la operación.

 

Mitoa es un experimentado comandante con más de 15.000 horas de vuelo a sus espaldas, y que lleva prestando sus servicios desde hace 15 años en la franquiciada de Air Nostrum. Actualmente es Comandante de CRJ.

Air Nostrum ha confirmado a EP el despido del piloto aduciendo “reiterados incumplimentos en su trabajo“, es decir entiende por reiterados incumplimientos un minuto de retraso por año trabajado, lo que no deja de entre preocupar, por aquello de la presión a las tripulaciones, y reir, por aquello de la poca consistencia de semejante argumento. Lo que Air Nostrum considera “parámetros de calidad“, son los que se refieren a la puntualidad exclusivamente, ya que en estos meses las tripulaciones han ido recibiendo unas denominadas “cartas de puntualidad” en las que además se califica el nivel de la puntualidad de cada tripulación, con un determinado porcentaje. Esto cada vez huele más a presión, y como pasajeros, tambien se debe valorar esto cuando uno adquiere un billete. Habrá que ir pensando en establecer un baremo de presión a los tripulaciones por estos conceptos que en la compañía se entreveé califican de “calidad”, que no es igual a puntualidad exactamente. Calidad es cuando el pasajero, por ejemplo, entiende que existe una causa que está justificada para un determinado retraso. METEO, tráfico aéreo o por ejemplo el que el vuelo viaje con un arma a bordo, y el responsable último de dicha autorización, sea minucioso y cumpla con su obligación, que puede llegar incluso a “requisarla” durante el vuelo. Esto normalmente lo que transmite es confianza en los pasajeros, y por tanto en la propia compañía con la que vuela.

Tras el pasado Verano la aerolínea habría reducido el tiempo de escalas en un 40% practicamente, pasando de 40 a 25 minutos. Vamos aquello tan criticado que hacía Ryanair. Antes del Verano ya habían reducido las escalas de 45 a 40 minutos según el sindicato de pilotos SEPLA señala. La comparación con los baremos de “calidad” véase exclusivamente puntualidad, son los de Ryanair. Ese es el modelo, que hace escalas de 30 minutos, y que tantas veces hemos visto como se critica por parte de los profesionales del pilotaje, que algo saben de ésto.

Ahora AN pretende ganar la partida reduciendo aún más esas escalas, y dejándolas en 25´. ¿Quién da más? Hay una curiosa denominación que se emplea en esta compañía denominada “embarque tácito” que supone según señalan que “todos los embarques para vuelos que se realizan empezarán a H-25 y con jardinera a H-30...” Esta comunicación a las tripulaciones evidentemente supone algo de presión recordatoria de algo que por otra parte ya todas saben estando siempre con la hoja del slot rondándoles antes de cualquier vuelo. Tambien en los mensajes a las tripulaciones se habla e insistentemente se les recuerda las anotaciones para el control de la hora de llegada del primer pasajero, y el último, así como las horas de calzos de salida y llegada, señalando la necesidad de que dichas anotaciones sean lo más exactas posibles. Vamos, una ligera impresión de presión da todo esto para el neófito. Al profesional quizás le ponga los pelos directamente de punta. Cada vez volar recuerda más a una fábrica en la que la producción prima sobre cualquier otro parámetro. La diferencia es que las fábricas no vuelan y los aviones sí.

La presión a las tripulaciones, que ya sabemos todos lo que puede conllevar, es el debate de fondo que se establece con este despido, a pesar de que Air Nostrum diga que ser piloto significa “tener un puesto de confianza“, algo que nadie duda. Ser pasajero, tambien significa que si los criterios empleados son estos en una compañía, quizás tampoco merece la compañía la confianza como para comprar un pasaje en ella, en lugar de hacerlo en otra, cuyos estándares de calidad se midan con otros parámetros más rigurosos… 10+4 minutos en 15 años de servicio, y miles de horas de vuelo, incluso en el supuesto de no estar justificados, hacen que quien podría perder la confianza como para no comprar un pasaje aéreo, es la propia compañía y no el profesional que se atiende estrictamente las órdenes de una TWR de control o al protocolo para que la gente viaje a bordo portando un arma… aunque ello suponga unos minutos de demora en nuestra llegada. Esto parece lo lógico.

Además en uno de esos vuelos, tambien la tripulación hubo de hacer un cambio de avión por avería en el asignado para hacerlo. Ello logicamente viniendo de otra línea, como era el caso, suele suponer unos minutos de acoplamiento del engranaje para el nuevo avión asignado, etc… Aducir ésto, de nuevo parece algo presionante para un profesional.

DATOS REALES DE UNA DEMORA

Sobre la ETOT (Hora estimada de despegue) de las 15.15 del vuelo, la Hora Real de Despegue fue a las 15.26 debido a dos tráficos preferenciados por la TWR de LEMD, de Ryanair. Lo curioso es como este Comandante le ganó minutos al vuelo, en este caso un Madrid-Almería, llegando unos 8 minutos tarde de lo previsto a destino, y curiosamente desde el punto de vista ATC es lo que se considera que no ha tenido demora (NO DLA)

SEPLA RECURRE ANTE EL SMAC

El sindicato SEPLA, logicamente va a recurrir el despido del Comandante el Servicio de Mediación, Arbitraje y Conciliación, SMAC.

REACCION DEL COLECTIVO

Según distintas fuentes consultadas, éstas opinan que se trata de lanzar un mensaje de sumisión a los demás profesionales ante la forma en que deben comportarse acatando órdenes, etc… de forma algo rancia ya en cuanto a las relaciones de los profesionales y las compañías. Sumisión es el mensaje que se opina se estaría lanzando con este despido.

Existe una corriente que suele surgir cuando alguien con un perfil brillante, como el de este Comandante es despedido, y es el de calificarle como “tocapel…” en alusión a que tiene el criterio propio que debe tener un Comandante al mando a la hora de tomar decisiones. Esta es la llamada actitud de la avestruz, que esperemos en este caso, no se manifieste ante lo supuesta y palmariamente injustificada de semejante decisión empresarial. En caso de no haber Conciliación, serán los Tribunales de Justicia los que determinarán la improcedencia o nulidad del despido. Pero se trata, según profesionales consultados, evidentemente de un aviso a otros navegantes ante actitudes que lejos de respetar lo facultativo de las decisiones de los pilotos, pretenderían doblegarlas mediante este modelo que se va imponiendo, donde la productividad se sobrepone a la operación.

¿Se quejó algún pasajero quizás?…

Deja un comentario