Binter permitió a un niño de 9 años sentarse a los mandos de un avión con pasajeros

0

Una revista de aviación publicó la fotografía del menor ocupando el lugar del comandante, en la que se aprecia que estaba en pleno vuelo. Binter permitió que un niño de 9 años ocupase en las pasadas navidades el asiento del comandante en un vuelo regular entre Fuerteventura y Tenerife, y con pasajeros a bordo, lo que fue denunciado por el comité de empresa de la aerolínea en Los Rodeos, por considerarlo una total irresponsabilidad y atentado a la seguridad. (PINCHA AQUI para acceder al artículo completo)

El asunto fue concebido como una gracia, un regalo para el menor con motivo de su cumpleaños, lo que fue publicado en la revista especializada en aviación Avion Revue en su número 332, de febrero pasado, página 64. La idea inicial era que el menor hiciese parte del vuelo en la cabina sentado en el trasportín, pero la sorpresa, en efecto, debió ser mayúscula cuando, con Tenerife ya a la vista, el comandante Manuel Luis Ramos García se levantó y permitió al niño ocupar su lugar por unos minutos, con el grave riesgo que ello conllevaba.

En la fotografía principal del reportaje Regalo de cumpleaños para Daniel. Avion Revue y Binter Canarias preparan una sorpresa a un niño, se puede apreciar cómo el panel de instrumentación revela que se está en pleno vuelo cuando el chiquillo está sentado en el lugar del comandante. El pie de foto de la fotografía aclara que "al fondo, el Teide sobresale sobre un mar de nubes".

Luego, según el comité, no se trataba de una simulación, como el responsable de comunicación de Binter, José Luis Reina, ha insistido a CANARIAS AHORA.

El pasado 19 de mayo, el comité de empresa de Binter en Los Rodeos, en el que hay tres representantes del Sindicato Español de Pilotos de Líneas Aéreas (SEPLA), remitió al departamento de Operaciones, de Recursos Humanos y a la Dirección de Binter, un queja por escrito en la que pedía que se apercibiese al comandante, "el cual, saltándose las más elementales normas de seguridad, no duda en poner en peligro la aeronave y sus pasajeros".

"Creemos que sobra decir lo que hubiera podido pasar si en ese momento se hubiera producido una situación de emergencia, tal como una descompresión o una parada de motor". La "total irresponsabilidad" del comandante "podría haber desembocado en un desastre".

Una comandante, rebajada a segundo piloto por esperar un parte meteorológico

En la comunicación dirigida a la Dirección de Binter, el comité de empresa también denuncia "la política de doble rasero" de la compañía con respecto a sus tripulantes técnicos, "concretamente en lo que se refiere a las determinadas decisiones de algunos comandantes que se han visto relegados de sus funciones por el hecho de anteponer la seguridad en vuelo a otras cuestiones relacionadas con la operación".

Los trabajadores se refieren a casos como el de una comandante que fue rebajada a segundo piloto por esperar un parte meteorológico para despegar.

Frente a ello, y siempre según el comité de empresa, la compañía aérea dispensa su complacencia "hacia uno de sus comandantes que continuamente y con total impunidad se salta las más elementales reglas de operación y seguridad requeridas en una empresa como la nuestra".

Trabajadores de Binter consultados por este periódico aseguran que la legislación en navegación aérea es tajante en prohibir situaciones como la que se ha dado con el pequeño Daniel. Asimismo, no hay constancia de que el comandante Ramos García haya sido apercibido de manera alguna por "su conducta delictiva".

"Por mucho menos de lo aquí denunciado, cualquier otro tripulante hubiera perdido la confianza del operador o hubiera sido despedido de manera inmediata", añade el comité de empresa de la aerolínea.

Binter lo niega

El director de Comunicación de Binter, José Luis Reina, afirmó a este periódico que "es absolutamente imposible que el menor se haya puesto a los mandos del avión", e insinuó que se trataría de una simulación de vuelo, o que simplemente, el niño pidió viajar en la cabina de mando, "lo que piden muchos pasajeros". "Se trató de una simulación a un niño", sin más.

También añadió que los comandantes "solo intervienen en los despegues y aterrizajes porque durante el vuelo funciona el piloto automático", lo que ha provocado la indignación de los profesionales de la aviación consultados.

Deja un comentario