Boeing anuncia sus resultados del primer trimestre

0

B787 DREAMLINER First flightBoeing registró ingresos netos en el primer trimestre de 500 millones de dólares, o 0,70 dólares por acción, y una facturación de 15.200 millones de dólares. Los resultados del trimestre actual demuestran un rendimiento sólido en los negocios clave y recogen un cargo previamente anunciado de 0,20 dólares por acción como consecuencia de la reforma sanitaria. En el mismo periodo del 2009, los ingresos se redujeron 0,31 dólares por acción, consecuencia de las condiciones desfavorables del mercado de los aviones comerciales.

RESUMEN

  • El margen operativo aumentó hasta el 7,7%, con ingresos de 15.200 millones de dólares y un beneficio por acción de 0,70 dólares, que incluye un cargo de 0,20 dólares por acción consecuencia de la reforma sanitaria que ya fue anunciado previamente
  • El flujo de caja operativo fue de (300) millones de dólares con inversiones en programas de desarrollo.
  • Circulante y valores negociables de 10.400 millones de dólares, que aportan una fuerte liquidez para 2010
  • La cartera de pedidos pendientes de entrega que se sitúa en unos 315.000 millones de dólares, casi cinco veces los ingresos actuales anuales, permaneció estable gracias a una buena sintonía entre el ritmo de los nuevos pedidos y las entregas
  • La previsión del beneficio por acción para 2010 se sitúa entre 3,50 y 3,80 dólares, tras ajustarse por un cargo consecuencia de la reforma sanitaria

Resumen de los Resultados Financieros:

(Millones de dólares, excepto los datos de beneficio por acción)

1º trimestre

2010

2009

%

Cambio

Ingresos

$15.216

$16.502

(8%)

Beneficios por operaciones

$1.174

$1.025

15%

Margen operativo

7,7%

6,2%

1,5 ptos

Beneficio neto

$519

$610

(15%)

Beneficio por acción

$0,70

$0,86

(19%)

Flujo de caja operativo

($285)

$193

NA

"Los claros avances del 787 y 747-8, un sólido rendimiento financiero y unas mejoras notables en nuestra previsión comercial, continuamos aprovechando el momento positivo que atisbamos a finales del 2009," afirmó Jim McNerney, Presidente y Consejero Delegado de Boeing. "Nuestra previsión permanece positiva, y estamos centrados en ejecutarla correctamente y cumplir los compromisos con nuestros clientes."

La previsión del 2010 ha sido ajustada entre 3,50 y 3,80 dólares por acción, al incluir el cargo de 0,20 dólares por acción, que anunciamos previamente.

Resultados por unidad de negocio

Aviación Comercial (Boeing Commercial Airplanes — BCA):

Boeing Commercial Airplanes (BCA) facturó 7.500 millones de dólares en el primer trimestre. La cifra estuvo marcada por la entrega de algunas unidades menos de 747 de las previstas y dificultades experimentadas con el suministrador de asientos, que resultaron en una disminución del volumen de entregas del 11%. El margen operativo llegó hasta el 9,1% gracias a un buen rendimiento operativo, que fue parcialmente ensombrecido por el menor volumen de entregas. Con relación al mismo periodo del año anterior, el margen se redujo 4 puntos, fundamentalmente por la provisión llevada a cabo en programa 747 como consecuencia de la reducción en el ritmo de producción de los aviones de doble pasillo y una escalada de precios desfavorable.

BCA registró 100 pedidos brutos durante el trimestre y 17 cancelaciones. Esto contrasta con las cifras del mismo periodo del año anterior, cuando las cancelaciones superaron los 28 nuevos pedidos. La cartera de pedidos continua fuerte, con 3.350 aviones valorados en 250.000 millones de dólares, más de siete veces la facturación prevista para el 2010

El programa 787 continuó su plan de pruebas durante el trimestre, y dos nuevos aviones se sumaron al programa en marcha. El Dreamliner completó pruebas clave como el test de oscilaciones, pérdida y la prueba de efecto suelo. El 28 de Marzo, el equipo de pruebas estáticas completó con éxito la prueba de carga máxima, en una cabina totalmente presurizada. La primera entrega está prevista para el cuarto trimestre del 2010 y al final de trimestre el total de pedidos acumulados del 787 se elevaba a 866 aviones de 57 clientes.

Por su parte, el programa del 747-8 completó la prueba de aeronavegabilidad y terminó el trimestre con tres aviones en el programa de pruebas. La primera entrega está también programada para el cuatro trimestre del 2010.

Defensa y Espacio (Boeing Defense, Space & Security–BDS):

La división de Boeing Defensa, Espacio y Seguridad (BDS) facturó 7.600 millones de dólares durante el primer trimestre, marcada por un volumen inferior de la cifra de negocio de la división de Redes y Sistemas del Espacio, que se compensó con una combinación de entregas favorable y un mayor volumen de servicios. El margen operativo fue del 8,7%, con unos márgenes algo inferiores en la división de aviones militares.

La cartera de pedidos del BDS asciende a 64.200 millones de dólares, aproximadamente dos veces la facturación prevista para 2010. Esta cartera de pedidos se ha reducido 600 millones pues los contratos que se finalizaron superaron ligeramente los nuevos contratos registrados en el trimestre.

Previsiones

La previsión financiera de la compañía para el 2010 refleja un sólido rendimiento operativo en un entorno con volúmenes de negocio reducidos, mayores gastos en pensiones y la continua inversión en desarrollo de nuevos programas. La previsión permanece sin cambios más allá de un ajuste de 0,20 dólares como consecuencia de la reforma sanitaria.

Boeing establece su proyección de ingresos para 2010 entre 64.000 y 66.000 millones de dólares, lo que recoge reducciones en el ritmo de producción del 777 que la compañía anunció previamente, así como una reducción en los programas de modernización del ejército y misiles de defensa. La previsión de beneficios por acción para 2010 se sitúa entre 3,50 y 3,80 dólares por acción, debido a un cargo de 0,20 dólares consecuencia de la reforma sanitaria, y refleja menores ingresos y algunas otras consideraciones relacionadas con desarrollo de programas y riesgos de mercado. Se prevé un flujo de caja igual a cero para el 2010, después de efectuar aportaciones al plan de pensiones por 100 millones de dólares y de incrementar el inventario en programas clave.

La compañía espera que los ingresos en el 2011 sean superiores a los del 2010, ya que se producirán más entregas de 787 y 747-8. Esto, junto con otros factores relacionados con programas de I+D, resultará en un flujo de caja operativo superior a 5.000 millones en el 2011.

BCA prevé entregar entre 460 y 465 aviones en este año (menores entregas de aviones de doble pasillo). Esto supone producción a capacidad máxima. Estas cifras incluyen las primeras entregas de 787 y 747-8, que se iniciarán en el último trimestre. Los ingresos de esta unidad para 2010, se han fijado entre 31.000 y 32.000 millones de dólares, con unos márgenes entre el 6,5 y el 7,5%.

La previsión de ingresos de BDS para 2010 se sitúa entre 32.000 y 33.000 millones de dólares, con márgenes operativos de aproximadamente el 10%.

La previsión de gastos de I+D en 2010 oscilará entre 3.900 y 4.100 millones de dólares.

Deja un comentario