Boeing aplaude la decisión de la OMC que Airbus recurrirá

Aviaciondigit@l

0

Toulouse-Chicago, FR-USA.- Airbus va a recurrir la decisión de la Organización Mundial del Comercio (OMC) sobre las ayudas a Boeing porque consideran que “sigue siendo aplicable la obligación de retirar o eliminar los efectos adversos”, según informa EP, “de los subsidios al fabricante estadounidense”. Airbus estima que tendrá un impacto de unos 100.000 millones de dólares.

Airbus ha hecho hincapié en un comunicado en que según una revisión “independiente” del denominado caso DS353, las subvenciones a Boeing por parte del Gobierno de EEUU serían “ilegales y recurrieres”, además de causar “daños masivos” a Airbus.

El Organo de Apelación de la OMC habría revocado un Informe de noviembre de 2016 por el que se determinaba que las subvenciones de tipo fiscal del Estado de Washington materializadas en el desarrollo y fabricación de los B777X estaban prohibidas según el Acuerdo sobre Subvenciones y Medidas Compensatorias.

Rainer Ohler, Vicepresidente ejecutivo de Comunicaciones de Airbus, ha señalado que “los subsidios de Boeing siguen siendo ilegales y necesitan ser eliminados.

Por su parte Boeing en un comunicado señalaba hoy mismo, antes de esta reacción de Airbus que:

La OMC anula la decisión contra los incentivos fiscales del Estado de Washington

 La decisión sobre el recurso supone un importante revés para la UE, que trataba de justificar las subvenciones ilegales a Airbus

Europa se enfrenta a un riesgo creciente de sanciones, ya que Airbus sigue ignorando los dictámenes contra sus prácticas ilegales

CHICAGO, 4 de septiembre 2017 – La Oficina del Representante de Comercio de los Estados Unidos (USTR) ha conseguido hoy una importante victoria en su largo contencioso con la Unión Europea sobre las subvenciones al sector aeroespacial.

El Órgano de Apelación de la OMC anunció la anulación de la decisión emitida el pasado noviembre de que el incentivo fiscal por la producción del Boeing 777X en el Estado de Washington constituía una subvención prohibida. También mantuvo la desestimación anterior de las reclamaciones de la UE contra el resto de los incentivos. La decisión de hoy confirma que el tratamiento fiscal que reciben Boeing y otras empresas en el Estado de Washington no es una subvención prohibida.

Además de anular la sentencia anterior sobre el incentivo fiscal, la nueva decisión cierra la más reciente de las dos demandas contra Estados Unidos presentada ante la OMC por la UE como represalia por el éxito del recurso estadounidense contra las subvenciones masivas que los gobiernos europeos proporcionan a Airbus.

“La OMC ha rechazado otra de las reclamaciones sin fundamento que ha presentado la UE para intentar desviar la atención de los 22.000 millones de dólares en subvenciones que los gobiernos europeos han entregado a Airbus y que la OMC ha declarado ilegales”, declara J. Michael Luttig, Director del Departamento Legal de Boeing. “A la UE no le quedan más vías de recurso ante esta decisión”, añadió.

“La OMC ha rechazado la última de las demandas infundadas presentadas por Airbus y los gobiernos que lo apoyan. Entretanto, la UE y Airbus siguen incumpliendo las decisiones de la OMC de forma flagrante; tienen que poner fin a las ingentes subvenciones ilegales  –sobre las cuales la OMC ya advirtió hace un año que no se había hecho ningún progreso– o arriesgarse a sanciones a las exportaciones europeas por parte de Estados Unidos”, comentó Luttig.

            “Airbus tiene un largo historial de arriesgar el dinero de los contribuyentes europeos mediante la operativa de préstamos no garantizados con la que se creó la empresa y se sigue manteniendo. Ahora Airbus y los gobiernos que lo apoyan están exponiendo a otros exportadores europeos al riesgo de sanciones estadounidenses, al ignorar descaradamente los dictámenes de la OMC y presentar contrademandas sin fundamento legal o real contra EE.UU.”, siguió Luttig.

“En cambio, Boeing ha apoyado las acciones del gobierno estadounidense para cumplir sus obligaciones para con la OMC. Hemos apoyado y facilitado los cambios en los contratos de Boeing con la NASA y con el Departamento de Defensa de EE.UU para proyectos de I+D que la OMC consideró incompatibles con su normativa”, afirmó Luttig.

“Se trata de una victoria contundente de Estados Unidos. Ahora le corresponde a la Unión Europea cumplir con el veredicto de la OMC en su contra, y poner fin a las ayudas al lanzamiento que los gobiernos que apoyan a Airbus conceden a todos los nuevos modelos de la compañía desde hace tiempo”, concluyó.

Deja un comentario