Brasilia, BR.- Con la finalidad de atraer más inversiones en infraestructuras de aviación a las que considera parte de un modelo de negocio en crecimiento, el gobierno brasileño ha autorizado una ronda más de concesiones aeroportuarias. Las reglas, más favorables, atrajeron a muchos inversionistas extranjeros que generaron  630 millones de Dólares en ingresos, casi 10 veces más de lo esperado. El resultado, superior al esperado se considera un signo de confianza en el nuevo gobierno

El gobierno actuó sobre 12 aeropuertos divididos en tres bloques, uno en el centro-oeste, que incluye Cuiaba y Sinop, uno en el sureste, que incluye Vitoria y Macae, y uno en el noreste, que incluye Recife y Maceió. Las concesiones son válidas por 30 años.

La compañía brasileña Socicam Terminais Rodoviarios e Representacoes Ltda y Sinart Sociedade Nacional de Apoio Rodoviario e Turistico Ltda formaron un consorcio que ganó los derechos para operar aeropuertos en el Centro-Oeste por 10,5 millones de dólares. La firma suiza Flughafen Zurich ganó la subasta del bloque de aeropuertos en la región sureste por 115 millones de dólares.

La española Aena ganó la licitación para el bloque Noreste, con una oferta de 501 millones de dólares. Los aeropuertos en el paquete son Recife, Maceió, João Pessoa, Aracaju, Juazeiro do Norte y Campina Grande.

Además del pago inicial, los adjudicatarios de las concesiones se comprometen a invertir 390 millones de dólares cada uno durante los próximos cinco años y pagar un porcentaje de sus ingresos brutos a partir del sexto año.

El gobierno brasileño anunciará en las próximas semanas un nuevo bloque de concesiones con otros 22 aeropuertos, incluidas ciudades como Curitiba y Manaus, y la subasta está prevista para septiembre de 2020. La ronda final con unos 20 aeropuertos se espera para el primer trimestre de 2022 e incluye Congonhas en Sao Paulo y Santos Dummond en Rio.

Deja un comentario