12.1 C
Madrid
febrero, sábado 20, 2021

Buenos ingresos y flujo de caja en los resultados Boeing 2009

Nuestros monogáficos

BoeingBoeing registró ingresos netos de 1.300 millones de dólares, o 1,75 dólares por acción durante el cuarto trimestre del 2009, y sus ingresos se elevaron un 42% hasta alcanzar los 17.900 millones de dólares. Los resultados del trimestre reflejan un rendimiento sólido en todos los negocios clave y representan una mejora significativa respecto al mismo trimestre del año pasado, que se vio afectado por la huelga laboral y un cargo al programa 747.

Los ingresos del año completo alcanzaron un récord de 68.300 millones de dólares marcado por mayores entregas comerciales y el crecimiento en Defense, Space & Security. Los beneficios del año disminuyeron a 1,84 dólares por acción debido al cargo mixto en las acciones de 3,58 dólares por acción, por cuestiones relacionadas con el 787 y 747 ya anunciados por Commercial Airplanes. En el 2007, las ganancias de 3,67 dólares por acción incluían un cargo mixto de 2,56 dólares por acción, debido principalmente a la huelga laboral y cargos al programa 747.
La previsión de beneficio para 2010 se ha establecido entre los 3,70 y 4,00 dólares por acción, reflejando la reducción en la tasa de producción del 777 previamente anunciada, menores inversiones en el programa de modernización del ejército de EE.UU. y programas de misiles de defensa, así como otras consideraciones en programas en desarrollo y riesgos de mercado.
"Hemos puesto un gran punto final al 2009, al poner en el aire el 787 y ser capaces de generar un sólido rendimiento operativo en toda la empresa," aseveró Jim McNerney, Presidente y Consejero Delegado de Boeing. "Nuestras prioridades para el 2010 pasan por continuar con nuestro sólido rendimiento operativo, certificar y entregar el 787 y el 747-8, y continuar reposicionando nuestro negocio de defensa, espacio y seguridad. Aunque los desafíos del futuro son importantes, sé que contamos con las personas y los recursos necesarios para alcanzar el éxito y obtener el mayor partido del gran potencial de esta compañía."

Resultados por unidad de negocio

Aviación Comercial (Boeing Commercial Airplanes — BCA): BCA registró en el cuarto trimestre unos ingresos de 9.200 millones de dólares. Durante el mismo periodo del año anterior, la huelga había sido la causa de una reducción en los ingresos de aproximadamente 4.300 millones. Los márgenes operativos del 11,1% son el reflejo de un sólido desempeño operativo y un modelo mixto. Las ganancias en el mismo periodo de año anterior se vieron fuertemente afectadas por la huelga y los cargos del 747.
En cuanto a los resultados anuales, los ingresos de BCA alcanzaron los 34.100 millones de dólares gracias a un nivel superior de entregas, que se vio parcialmente ensombrecido por un menor volumen de servicios. Esto supone unas pérdidas en el año de 600 millones, causadas por el impacto de los programas 787 y 747. El 787 provocó una reducción de las ganancias operativas de 2.700 millones durante el 2009, al producirse una reclasificación de costes de los tres primeros aviones de pruebas, que pasaron de ser parte del inventario del programa a ser clasificados como gastos de I+D. En el caso del 747, los sobrecostes del programa y la difícil situación del mercado supusieron cargos por un total de 1.400 millones. En conjunto, estas circunstancias redujeron 11,9 puntos los márgenes operativos.
BCA obtuvo 82 pedidos durante el trimestre y 20 cancelaciones. La cartera de pedidos continúa fuerte con 3.375 aviones valorados en 250.000 millones de dólares, más de siete veces los ingresos de BCA durante el 2009.
El programa de pruebas de vuelos del 787 se inició durante el trimestre y dos aviones han completado ya el primer vuelo. Los cuatro restantes tienen vuelos programados para el segundo trimestre. La primera entrega está planeada para el cuatro trimestre del 2010. También durante el último trimestre del 2009, la compañía formalizó la adquisición del Global Aeronáutica y se iniciaron los trabajos de la segunda línea de ensamblaje del 787 en Carolina del Sur. Al final del trimestre el programa 787 registraba 851 pedidos de 56 clientes diferentes.
Por su parte, el programa 747-8 llevará a cabo su primer vuelo en un futuro próximo, dando inicio así al programa de pruebas de vuelo. La primera entrega está prevista para el cuatro trimestre del 2010.

Defensa y Espacio (Boeing Defense, Space & Security–BDS): Los ingresos de BDS en el cuarto trimestre se elevaron un 6% hasta alcanzar los 8.500 millones de dólares, gracias principalmente a más entregas de aviones militares y mayor volumen de servicios. Los márgenes operativos del 9,7% reflejan una sólida ejecución de los programas de aviones militares y de servicios, ligeramente ensombrecidos por sobrecostes del programa AEW&C, que redujeron los márgenes 1.6 puntos.
Los ingresos anuales crecieron un 5% hasta 33.700 millones de dólares. La unidad registró 3.300 millones en ganancias operativas, lo que sitúa los márgenes en un 9,8%, un 2% más que el año anterior.
La cartera de pedidos de BDS es de 64.800 millones de dólares, aproximadamente dos veces los ingresos previstos para el 2010.

Previsiones

Las proyecciones financieras para 2010 reflejan expectativas de un sólido desempeño en la ejecución de los programas en un entorno marcado por volúmenes más bajos, mayores costes del plan de pensiones y una inversión continua en programas de desarrollo.
Boeing establece su proyección de ingresos para 2010 entre 64.000 y 66.000 millones de dólares, lo que recoge reducciones en el ritmo de producción del 777 que la compañía anunció previamente, así como una reducción en los programas de modernización del ejército y misiles de defensa. La previsión de beneficios por acción para 2010 se sitúa entre 3,70 y 4,00 dólares por acción, como consecuencia de menores ingresos y algunas otras consideraciones relacionadas con desarrollo de programas y riesgos de mercado. Se prevé un flujo de caja igual a cero para el 2010, después de efectuar aportaciones al plan de pensiones por 100 millones de dólares y de incrementar el inventario en programas clave.
La compañía espera que los ingresos en el 2011 sean superiores a los del 2010, ya que se producirán más entregas de 787 y 747-8. Esto, junto con otros factores relacionados con programas de I+D, resultará en un flujo de caja operativo superior a 5.000 millones en el 2011.
BCA prevé entregar entre 460 y 465 aviones en este año (menores entregas de aviones de doble pasillo). Esto supone producción a capacidad máxima. Estas cifras incluyen las primeras entregas de 787 y 747-8, que se iniciarán en el último trimestre. Los ingresos de esta unidad para 2010, se han fijado entre 31.000 y 32.000 millones de dólares, con unos márgenes entre el 6,5 y el 7.5%.
La previsión de ingresos de BDS para 2010 se sitúa entre 32.000 y 33.000 millones de dólares, con m&aacute

- Publicidad -

Más artículos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Todos los canales

Últimos artículos

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies