Clara tambien quiere la verdad

0

Clara PérezGuadalajara, SP, 25 de junio de 2013.- La viuda del capitán Santiago Hormigo, Clara Pérez, que fallecía en accidente de un helicóptero militar, junto con el sargento primero Joaquín López, y dos militares que realizaban labores de inteligencia alemanes, el 19 de junio de 2008, sólo cuenta, cinco años después con su propia fortaleza y el apoyo de la AUME (Asociación Unificada de Militares Españoles), con un objetivo que es conocer la verdad técnica del accidente, para poder tener justicia, y conseguir algo de paz. La paz que da encontrar que se ha hecho todo lo posible para evitar futuros accidentes. ¿Es pedir tanto?

Su objetivo, ni mucho menos es dañar la imagen del Ejército, las FAMET o el BHELA I-Batallón de Helicópteros del Ejército de Tierra- al que perteneceía el Bolkow BO105 de fabricación alemana, que se estrellaba mientras realizaba tareas para EUROFOR, el fatídico día del accidente. Este se producía cerca de la localidad de Travnik, en la región Bosnia de Banja Luka.

Según reveló Clara, su marido fue destinado allí, a pesar de que era un firme candidato para realizar las pruebas como piloto del helicóptero Tigre, de ataque, dada su probada experiencia y profesionalidad.
Pero no conformarse con no saber lo que sucedió realmente, no significa ni mucho menos atacar la imagen del Ejército al que pertenecía Hormigo. La intención de su viuda es evitar que sin aclararse tecnicamente las causas que se detecten que hicieron posible la parada del motor de esta aeronave, sigan operando en dichas condiciones otros, en los que compañeros del capitán y el sargento primero fallecidos, pongan en riesgo su integridad en el desempeño de su trabajo. Una lección de compañerismo hasta las últimas consecuencias es la cruzada por la seguridad de los helicópteros que prestan servicio en nuestro Ejército, que ha emprendido su viuda. No quiere nada más, declaraba ayer.
La falta de apoyo, es achacable simplemente a la insensibilidad de responsables políticos, de los que en última instancia depende el Ministerio de Defensa. En origen era Rubalcaba el Ministro en funciones de Defensa en el momento del accidente. Pero esa insensibilidad hacia los familiares no tiene un color político, ni Clara así lo reprocha, sino que más bien es algo que subyace geneticamente a los políticos que manejan la defensa, independientemente del color que tengan.
Además Clara, y los familiares afectados, se encuentran con otro escollo, como es que los accidentes dentro del ámbito militar se encuentran restringidos como "Clasificados", por su propia naturaleza.
Pero el no conformismo de Clara trasciende a este hecho, en aras a la seguridad de las aeronaves en su conjunto, dado que ha podido saber que había antecentes en otros helicópteros del mismo tipo, antes de producirse el accidente mortal que acabó con la vida de su marido. Es decir, que aparece el inquietante factor de la evitabilidad del mismo. Si se hubieran tomado las oportunas medidas. Ella piensa, que si Defensa solicita a Eurocopter un Informe Técnico de lo que propició la parada del motor, se podrían evitar nuevos accidentes.
Cinco años intentando obtener respuestas. ¿Qué causó el accidente?. Se cierra el caso sabiendo que falló el motor, pero no el "porqué". Con ayuda jurídica de AUME intentan con ese Informe que se reabra el caso. Ese Informe, sólo puede ser aportado a instancias del Ministerio de Defensa, si lo solicita. Pues otra opción, increiblemente surrealista, es que sean las propias familias las que costeen un gravoso informe pericial. Lo que sería como que los afectados por un delito tuvieran, prescindiendo de la policía, que esclarecerlo de su bolsillo.
Desde el punto de vista jurídico militar, se archivó ya en 2011, y ahora se pide la nulidad con la consiguiente reapertura. Eurocopter envió a un responsable de Relaciones Institucionales y Comunicación. No cualificado para hablar tecnicamente de las causas del accidente. Antes de realizar éste gestiones para subsanarlo, se archiva. El Tribunal Superior del Juzgado Togado Militar 11, ha indicado que son los afectados los que tienen que llevar un Informe. La incidencia de nulidad, con dicho Informe como apoyo, permitiría ahora la reapertura por el Tribunal Territorial Militar, que ha resuelto del recurso presentado. En última instancia quedaría la vía del Tribunal Constitucional.
En AUME les sorprende que estas aeronaves sigan operando. Sin tomar ningún tipo de medida cautelar, como sería la parada de esos modelos. "Las familias no tendrían que hacer ese esfuerzo titánico por esclarecer las causas…".
El Informe militar descartó la hojarasca como causa del accidente. Pero sí determino el hecho de la parada del motor. La Comisión de Investigación, presidida por un General, no es personal técnico, por lo que no puede determinar tecnicamente las causas probables de los motivos de esa parada de motor. De ahí la importancia del Informe Técnico de Eurocopter.
El modelo Bolkow B105, es un modelo ya bastante antiguo, que incluso hace pocos días fue donado al Ayuntamiento de Ciudad Real para ser colocado en una rotonda. Eso sí, sin la sensiblidad institucional municipal suficiente, como para haber invitado al acto a los familiares de los militares fallecidos en este accidente. Hubiera sido un homenaje al menos a su memoria. De las que nadie se acuerda. Incluso, nos comentó la viuda de Hormigo, que existe un departamento en Defensa para la atención a los familiares, que empezó a funcionar precisamente tras este accidente, pero que no se ha puesto jamás en contacto con ellos, para poder atenderles. Clara no ha recibido ni una simple llamada en los distintos aniversarios del accidente. De "falta de tacto" adjetivó Clara la sensiblidad ministerial. "No tener una visión burocratizada de la atención a las famlias".
Las familias, por tanto, de los militares españoles caídos en acto de servicio, como es en este caso, no han recibido el mínimo de atenciones para que al menos, dado el sacrificio de los suyos por nuestra sociedad, no se encuentren además de con la soledad por la pérdida, con los inconvenientes de la vida diaria tras un hecho luctuoso. Lo que Clara "gana" con esto es "dar una respuesta a sus hijos". Solamente eso. Nada más y nada menos que eso.
Clara sí ha recibido el cariño y apoyo de los compañeros de su marido en estos años. Por esto es por lo que ella devuelve el compañerismo intentando saber qué sucedió y tratando de evitar un nuevo accidente.
En este caso no se ha solicitado la imputación de nadie. Y al menos, en este caso no se achaca a la tripulación "fatidico fallo técnico, en ningún caso atribuible a un fallo humano…". Y es de lógica si en el documento del Tribunal se determina que se trató de un fallo técnico, al menos saber a qué fue debido. ¿No sería este el mejor homenaje a los allí caídos?

Deja un comentario