11.7 C
Madrid
diciembre, jueves 8, 2022

Continúa la “Marcha azul” de Marruecos contra España y saltan las alarmas militares

Las discusiones acerca de la gestión del espacio aéreo del Sáhara Occidental deberían salir a la luz antes de fin de año

Nuestros monográficos

- Publicidad -spot_img

Florencia Amat / Aviación Digital. – Las relaciones entre España y Marruecos parece que se van consolidando cada vez más. Los tiempos en los que el país africano era un protectorado español quedaron atrás y ahora solo existen, lazos de mutuo entendimiento y cooperación. Tanto es así, que Marruecos planea firmar un acuerdo con el Gobierno para controlar totalmente los cielos del Sáhara Occidental.

Pedro Sánchez, presidente del Gobierno, y Mohamed VI, rey de Marruecos, deberán celebrar una Reunión de Alto Nivel antes de que acabe el año. Si todo va bien, debería tener lugar en noviembre, pero a la falta de nuevas noticias podemos asumir que se retrasará. En este encuentro, se discutirán los límites y acuerdos acerca del territorio aéreo que corresponde al Sáhara Occidental, región controlada (en términos de vuelo) por estos dos países.

Todo es política

El espacio aéreo que le corresponde al Sáhara occidental es controlado desde las Islas Canarias, donde se sitúa el centro de control. Por el contrario, es Marruecos el país encargado de gestionar los aeropuertos y aeródromos de la zona. Si hasta ahora no se había expresado la voluntad marroquí de controlar también los cielos, ¿por qué ahora sí?

Todo indica que Marruecos quiere aprovechar esta situación de tira y afloja con España para ir ganando cada vez más terreno. El control aéreo total supondría un enorme flujo económico entrante para el reinado de Mohamed VI, así como una mayor libertad militar para ejercer sus operaciones hacia el Sáhara Occidental. La pregunta del millón es, ¿qué decidirá el Gobierno de España? ¿Cederá ante las presiones marroquíes?

España en el Sáhara Occidental, una historia turbulenta

Para comprender mejor lo que está ocurriendo en 2022, debemos conocer antes los hechos del siglo pasado. El Sáhara Occidental, antes conocido coloquialmente como Sáhara Español, llega a nuestro país como una colonia a finales del siglo XIX. La situación comenzó a cambiar en 1958, cuando se produjo el alto al fuego de la Guerra de Ifni, conflicto entre España y Marruecos por el territorio saharaui.

El Sáhara seguía siendo colonia de España, aunque tras la Guerra de Ifni y otros compromisos diplomáticos había bastante parte del terreno que se había perdido frente a Marruecos. No obstante, en 1960 la ONU reconoció el derecho del pueblo saharaui a la autodeterminación. De hecho, España se planteó realizar un referéndum para otorgarles o no la independencia. Este nunca se llegó a celebrar: la famosa “Marcha verde” ocurrida entre el 6 y el 9 de noviembre de 1975, un ataque marroquí contra el ejército español, lo impidió.

Protestantes de la «Marcha verde» en el Sáhara Español sujetando el Corán

Tras la “Marcha verde”, el Sáhara pasó a ser una zona tripartita entre Mauritania, Marruecos y España. Por diversas complicaciones y falta de interés del gobierno español (tampoco se sacaba demasiado beneficio del Sáhara), España declaró por fin la desocupación del territorio y lo dejó todo a la suerte de Marruecos.

Marruecos lleva décadas detrás del control completo de Sáhara Occidental. España, por su parte, dejó bien claro en 1976 que se “desvinculaba completamente de cualquier responsabilidad relacionada con el Sáhara Occidental”. Hay organizaciones y partidos que creen todo lo contrario: España es cómplice de la situación actual entre Marruecos y el Sáhara al haber sido administradora de este último territorio.

La situación aérea actual es un ejemplo de que España no está desvinculada del todo de las cuestiones saharauis. ENAIRE, el gestor de navegación aérea de España, también se encarga de las gestiones y la prestación de servicios en el Sáhara Occidental. Así lo decidió la Organización Internacional de Aviación Civil (OACI), una agencia de la ONU creada para resolver conflictos y establecer normas comunes para todo el planeta.

¿La historia se repite?

El interés de Marruecos por la región colindante es evidente. Las relaciones aéreas entre España y Marruecos no siempre han sido dulces. Hubo una temporada en la que los aviones militares marroquíes no avisaban por su paso por el cielo saharaui, lo que podría haber llevado a complicaciones o accidentes con la flota española. Los vuelos comerciales entre Europa y Sudamérica suelen pasar por cielos saharauis, lo cual supone un riesgo tanto para los tripulantes como para las autoridades involucradas.

En teoría, toda nave tripulada debe ser identificada ante la OACI, sea una aeronave militar o caza de combate marroquí o una unidad del Ejército del Aire español. La realidad es que esto no siempre ocurre así, normalmente por intereses políticos de uno u otro bando.

Las teorías apuntan a que el país africano o bien obtiene lo que quiere por las buenas, o lo hará por las malas. De aquí la expresión “Marcha azul”, donde nos referimos a los intentos de privar a España del territorio aéreo que actualmente posee. Si no se llega a ningún acuerdo favorable para Marruecos en la Reunión de Alto Nivel de este año, puede ser que vuelvan a ocurrir irregularidades aéreas de este tipo para que España tenga que reaccionar de una manera u otra.

La cesión del espacio aéreo a Marruecos les dejaría con el control completo sobre tierra y aire, lo cual es suficiente para continuar con la represión contra el pueblo saharaui. Por el momento, solo han exigido autoridad sobre los cielos, pero nadie dice que no vayan a dar un paso más allá e introduzcan la cuestión marítima, aspecto muy atractivo también en temas económicos y de política internacional.

- Publicidad -spot_img

Más artículos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -spot_img

Todos los canales

Últimos artículos

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies