spot_img
spot_img
12.2 C
Madrid
febrero, miércoles 21, 2024

El Ejército del Aire y del Espacio celebra el centenario del aerotransporte sanitario en España

Nuestros monográficos

- Publicidad -spot_img

Aviación Digital, Sp.- La noche del 1 de noviembre de 1922 los violentos combates que se libran en la zona de Tizzi Azza resultan con 366 heridos que son trasladados al cercano campamento de Dar Drius. La falta de suficiente personal sanitario lleva al general Burguete a ordenar el despegue de dos aviones De Havilland DH4 de este campamento con destino a Melilla para transportar un equipo quirúrgico de apoyo. Inmediatamente se prepara un tercer avión para poder transladar el equipo necesario. Los capitanes García Orcasitas y Llorente Solá y el teniente Moreno Miró serían los encargados de pilotar las aeronaves. Esta iba a ser la primera vez que se utilizaran aviones en España para un transporte sanitario.

El comandante médico Víctor Manuel Nogueras, acompañado por el anestesista Manuel Crespo, el auxiliar Quintanilla y la enfermera militar Elvira López Mourin, con gran cantidad de material médico, compondrían el primer equipo sanitario en desplazarse por vía aérea en una misión militar.

Apenas 10 días más tarde se publica la orden ministerial para la compra de dos aviones de transporte sanitario, el primero de ellos, un Breguet XIV, avión biplano de madera, lona y metal, propulsado por un motor Renault de 300 CV que desarrollaba una velocidad de 170 kilómetros y con una autonomía de 650 kilómetros Podía transportar dos enfermos tumbados junto a un sanitario en un cómodo compartimento cerrado dotado de calefacción, luz, botiquín y oxígeno. El acceso de las camillas se hacía por un portón lateral. Este avión es recibido en el aeródromo de Tablada (Sevilla) en mayo de 1923 por la duquesa de la Victoria, como representante de Su Majestad la Reina Victoria Eugenia, y por el Comisario Regio de la Cruz Roja Española, José de Hoyos y Vinent.

El 23 de ese mismo mes se incorpora al aeródromo de Nador (Melilla) y en junio empiezan los vuelos sanitarios. El día 8 se efectuaría al primer traslado de un herido por vía aérea, el teniente Ordinales, desde Dar Drius a Nador, en un vuelo de 30 minutos, realizando en ese tiempo un traslado que normalmente se hacía en artolas, utilizando caballerías, y en el que se empleaban dos días. El aeródromo de Nador sería el centro de las operaciones aéreas y desde él se realizarían los vuelos no solo a Dar Drius sino también al aeródromo de Herraiz y a las ciudades de Tetuán y Larache.

Desde ese momento y hasta 1927, año en que finalizó el conflicto bélico, se contabilizaron al menos 64 evacuaciones por vía aérea, sumándose a los Breguet iniciales dos Junkers F13, adquiridos en agosto de 1925 para la evacuación sanitaria rápida de los heridos graves durante el desembarco de Alhucemas. Estos aviones actuaron evacuando heridos desde la costa próxima al frente a Melilla, Ceuta y barcos hospital fondeados en los alrededores (Villareal, Barceló y Andalucía) gracias a su capacidad para amerizar. Estos aviones fueron comprados a instancias de Su Majestad el Rey Alfonso XIII que correría con los gastos de mantenimiento durante toda la campaña.

María del Carmen Angoloti y Mesa, duquesa de la Victoria y condesa de Luchana, dama de la Reina Victoria Eugenia, la gran impulsora de la Cruz Roja Española, sería la organizadora de la actividad de esta institución durante la guerra del Rif e inspectora general de los hospitales del Marruecos español entre 1924 y 1927.

Celebramos en estos días el centenario de los inicios del aerotransporte sanitario, en el que España fue pionera. Una actividad que continúa hoy salvando un significativo número de vidas todos los años, minimizando los riesgos de secuelas de heridos y enfermos lejos de su Patria al reducir los tiempos de inicio de un tratamiento eficaz y en las mejores condiciones posibles, y dando a nuestros compatriotas la seguridad de que ocurra lo que ocurra no están olvidados y si lo necesitaran se hará todo lo posible para que sean evacuados y tratados en casa

La Unidad Médica de Aeroevacuación y el Servicio de Búsqueda y Salvamento

La actual Unidad Médica de Aeroevacuación (UMAER), continuadora de la UAER (Unidad de Aeroevacuación) creada en 1997, y el Servicio de Búsqueda y Salvamento (SAR), que data de 1955, son los herederos de aquellas primeras misiones, encargados, cada uno en su campo, de realizar el rescate y traslado de enfermos y heridos, colaborando además en multitud de misiones internacionales tanto en conflictos bélicos como en catástrofes de todo tipo.

Actos del centenario

Con este motivo, entre los días 17 y 20 de abril se van a desarrollar una serie de actos que incluyen una sesión de conferencias en el Centro de Guerra Aeroespacial de este Cuartel General del Ejército del Aire y del Espacio y una exposición en el vestíbulo del mismo abierta al público. 

Estas jornadas conmemorativas culminarán con un simulacro de aerotransporte sanitario en la Base Aérea de Cuatro Vientos el día 20, que presidirá Su Majestad la Reina.

Exhibición de aerotransporte sanitario

El próximo 20 de abril, en horario de 10:00 a 12:00, culminaran estas jornadas conmemorativas con un simulacro de aerotransporte sanitario en la Base Aérea de Cuatro Vientos.

En este acto se simulará la recogida de un enfermo infectocontagioso en zona de operaciones de difícil acceso y su primera atención y traslado por el SAR hasta el ROLE 1 (primer escalón de atención médica). Aquí se dará la valoración e inicio del tratamiento, donde se concluye la sospecha evidente de una posible fiebre hemorrágica que precisa su traslado a un centro hospitalario con capacidad para tratamiento de estos enfermos críticos con patología de elevada mortalidad, por lo que será trasladado por la Unidad Médica de Aeroevacuación hasta territorio nacional en una aeronave de ala fija.

- Publicidad -spot_img

Más artículos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Todos los canales

Últimos artículos