21 C
Madrid
agosto, sábado 20, 2022

El sindicato SLTA llega hasta el Senado para dignificar el sector aéreo español

Nuestros monográficos

- Publicidad -spot_img

Madrid, SP, 12 de marzo de 2015.- Ayer miércoles el Secretario General del Sindicato Libre de Trabajadores Aéreos (SLTA) logró captar la atención de varios senadores electos españoles de la Comisión de Defensa del Senado, sobre la clamorosa e histórica cuestión del intrusismo en el sector de los helicópteros civiles que realizan Trabajos Aéreos en España de personal funcionario público y militar ha tenido y tiene en España. Cuando ya nos encontramos a las puertas de la Campaña de Incendios 2015, tal y como se comprometió a hacer esta organización sindical que pertenece a la CSPA, tras una treintena de denuncias, y tanto acerca del intrusismo hacia los puestos de pilotaje, como del mantenimiento de aeronaves, todo ello documentado, no están dispuestos a soportar una campaña más donde algunos pilotos y TMAs realizan actividades duales tanto en el ámbito militar, como de otras Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado (Policía y Guardia Civil), pasando al ámbito civil en sus «ratos libres», y desarrollando estas labores que han de contar con todos los requisitos necesarios que marca la normativa civil de aviación en España, y que teoricamente AESA debería supervisar en su estricto cumplimiento. La denuncia de SLTA pone en evidencia tambien la falta de adecuada supervisión por la Agencia Estatal, sin ir más lejos inspeccionando los límites de actividad de las tripulaciones por ejemplo. Algo que según ha podido constatar AD «delegan» en los propios operadores aéreos. Algo inaudito. De nuevo supone esta inacción, al menos en el ámbito de lo «presunto», una amenaza por esa falta de supervisión, para la seguridad de las operaciones entre las que se incluyen el traslado de pacientes y equipo médico de emergencia en helicópteros HEMS. Los senadores presentes se comprometieron en corroborar y contrastar los extremos presentados por el Sec.Gral. de SLTA, así como acabar con estas malas prácticas de intrusismo, en caso de confirmarse, y evitar la competencia desleal denunciada por el sindicato azul. Azul significa profesional estrictamente, pues sus denuncias se circunscriben al ámbito profesional y operativo estrictamente en pro de la seguridad aérea finalmente.

Otra de las cuestiones que AD ha podido conocer de lo tratado en esta reunión, es la de la responsabilidad permisiva de que los contratantes de estos servicios públicos de incendios y HEMS, las Comunidades Autónomas, contemplen en sus Pliegos de Condiciones la no inclusión de personal no compatible o dual, para la realización de estas tareas, como la Generalitat de Catalunya se ha comprometido a hacer, o la propia Comunidad de Madrid a estudiar.

Evidentemente en cualquier país de nuestro entorno existirían datos fiables y oficiales sobre los profesionales de la Administración Pública y Ejército que prestan sus servicios en los operadores civiles de helicópteros. En España, de entrada esto no existe.

En una nota de prensa, SLTA, enuncia cúales fueron los aspectos tratados con los representantes electos en la Cámara Territorial del Senado, máxime cuando existe una contradicción entre las funciones de policías, guardias civiles o pilotos de la DGT, como defensores de la legalidad vigente, incluídos los derechos de sus compatriotas, a cuyo servicio se deben, y no, de confirmarse lo denunciado por el sindicato para «servirse de ellos y quitar puestos de trabajo», hecho más doloroso aún, en los tiempos de crisis que se viven en nuestro país.

(NP SLTA).- El SLTA comparece ante el Senado por el intrusismo de militares y funcionarios en los helicópteros civiles

Madrid, 12 de Marzo de 2015. El SLTA consigue llegar ante una de las más altas instancias gubernamentales en su cruzada por dignificar el sector aéreo.

En una comparecencia ante la comisión de defensa del Senado, el Sindicato Libre de Trabajadores Aéreos SLTA ha conseguido el compromiso de algunos miembros la cámara de trabajar para acabar con la actividad dual de pilotos y técnicos de mantenimiento que gozan de plaza en la Administración Pública o el Ejército y, además, ejercen en el sector privado.

Aportando un amplio recopilatorio de pruebas y documentos, el Sindicato Libre de Trabajadores Aéreos trasladó a los miembros de la Comisión de Defensa su preocupación ante el incremento de estos casos de intrusismo que tanto dañan al sector.

Estos hechos suponen una ilegalidad manifiesta por contravenir la normativa nacional en cuanto al régimen de incompatibilidades y llevan produciéndose desde hace varias décadas ante la total pasividad por parte de los organismos competentes.

No sólo la ley se ve infringida, sino que esta doble actividad puede comprometer seriamente la seguridad de las operaciones aéreas, debido a que resulta imposible hacer un seguimiento de la actividad de los pilotos y mecánicos de helicópteros.

Eso impide comprobar si estos han rebasado el límite de días y horas de trabajo establecidos para garantizar el correcto descanso de las tripulaciones y mitigar la aparición de la fatiga, un factor de riesgo sumamente importante para desencadenar un accidente aéreo. Asimismo, este tipo de ilegalidades ha supuesto una degradación de las condiciones laborales, con una bajada de salarios generalizada, pérdida de puestos de trabajo y cierre de escuelas.

Ante estos hechos, la Comisión de Defensa ha tomado el compromiso con este sindicato y con toda la sociedad de investigar y realizar las acciones necesarias pertinentes para terminar con estas actividades.

Una de las primeras medidas será pedir la comparecencia de la Agencia Española de Seguridad Aérea (AESA) para que explique por qué no se han puesto los medios necesarios para hacer seguimiento de estos casos.

Cabe recordar que el índice de mortalidad de pilotos de helicóptero en España es desmedido, situándose en 261 fallecidos por cada cien mil trabajadores o, lo que es lo mismo, 80 (ochenta) veces mayor que la media nacional, por lo que es un trabajo que requiere de una especialización y dedicación exclusiva.

El criterio que el SLTA ha trasladado al Senado es que militares, funcionarios y personal del Estado, como servidores públicos que son, deben actuar ejemplarmente como garantes y defensores de la legalidad y abstenerse de realizar este tipo de actos inspirados en el ánimo de lucro y el interés personal que, además, comprometen el prestigio de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado con una imagen negativa ante la opinión pública.

Un militar, un policía, un guardia civil o un piloto de la DGT, es un defensor de la legalidad, de los derechos de sus compatriotas y está a su servicio, y no para servirse de ellos y quitar puestos de trabajo, hecho más doloroso si cabe en tiempos de crisis.

(En la fotografía D.Gonzalo Lucendo, prestigioso abogado especializado en relaciones laborales del Sector Aéreo, junto al Secretario Gral.de SLTA (dcha), a las puertas del Senado instantes antes de reunirse con varios senadores de la Comisión de Defensa)

- Publicidad -spot_img

Más artículos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.

- Publicidad -spot_img

Todos los canales

Últimos artículos

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies