Eliance estaba en el interim de sustituir el helicóptero HEMS el día del accidente de Lobios

Aviaciondigit@l

0

Ourense, SP.- Murphy en ocasiones se ceba cuando las cosas se ponen complicadas, dando una vuelta de tuerca más a la situación. Eso exactamente sucedía el pasado 8 de agosto, cuando se producía el accidente del CL-215 portugués operado por Babcock, en el que fallecía uno de los pilotos. Pero la cuestión que nos ocupa, que viene al caso en medio de la polémica adjudicación en la Comunidad de Madrid de los HEMS de un contrato para los próximos 10 meses a ese operador,Eliance, es que precisamente uno de los elementos que han servido para impugnar dicha adjudicación por parte de Babcock, es la falta de garantía o precisión en el helicóptero de sustitución en caso de avería. Convendría que coordinaran este asunto responsables políticos de Galicia y Madrid.

Según destapa hoy Economía Digital (Galicia) “El helicóptero del 061 falló el día del accidente mortal de Lobios”. En esa ocasión el helicóptero, señala este medio, más cercano al accidente, de la Xunta, no pudo desplazarse por estar averiado. Ante esta situación el Gobierno gallego enviaba el Pesca 1, del Servicio de Guardacostas de Galicia, que llegaba con posterioridad a los helicópteros de emergencias portugueses, que habían llegado antes al lugar del siniestro. El Pesca 1 procedió a trasladar al hospital de Viana (Braga) al piloto sobreviviente, en coordinación con los servicios de emergencia portugueses.

Bien es cierto que Eliance, había sustituido por una ambulancia con soporte vital avanzado el helicóptero averiado el día anterior al accidente, día 7, tal y como contempla el contrato de 9,08 millones que tiene adjudicado desde el pasado año. Pero tambien es cierto que resultaba poco útil ante la urgencia a la hora de atender este siniestro. Eliance tenía la obligación de sustituir en un plazo de 48 horas al helicóptero averiado, y coincidió, de ahí lo de Murphy, que el accidente se producía en ese interim precisamente, dentro del plazo de sustitución del que disponía.

Tambien revela el medio de referencia en esta información, Economía Digital de Galicia, que en septiembre del año pasado, la Fundación Pública Urxencias Sanitarias de Galicia, que depende de la Consejería de Sanidad, habría estado varios días sin uno de sus dos helicópteros, debido a una avería, por lo que abrió un expediente sancionador a Eliance entonces. Galicia estuvo varios días entonces sin la mitad del servicio aéreo de urgencias sanitarias.

El pasado mes de octubre la Inspección de Trabajo abrió un Expediente Sancionador a Eliance por “no respetar los descansos de los técnicos”, en referencia a los TMAs de la compañía. Eliance “no contaba con un sistema de registro de jornada de trabajo adecuado”, lo que fue detectado a través del registro de jornada correspondiente. No se controlaba de esta manera las horas concretas de entrada y salida.

La moraleja está clara. Hay que articular un sistema de disponibilidad más ágil del helicóptero de sustitución para los servicios de emergencias, y garantizar que el operador lo cumpla. Pero tambien es cierto, que este servicio y disponibilidad lo más inmediata posible ha de pagarse por parte de la Administración contratante.

La adjudicación a la compañía de la que es mayoritario Luís Míñano (muy conocido en el sector tras su paso por INAER, que ahora es Babcock su competidora) del Servicio de Galicia, de la Fundación de Urgencias Sanitarias-061-, ya ha estado rodeada de polémica, al tenerse que readjudicar hasta 3 veces, tras los recursos de Babcock.

El Servicio de helicópteros medicalizados de Galicia cumplía el pasado 1 de septiembre 30 años de servicio ininterrumpido, siendo uno de los pioneros a nivel nacional. Dispone de dos bases, Ourense y Santiago. En los últimos 5 años han sido movilizados en casi 5.000 ocasiones, es decir prácticamente 1000 veces por año.

Deja un comentario