Expertos advierten mala preparación de pilotos en México, y su similitud en España

0

aspa mxLa ausencia de interés de la autoridad aeronáutica por regular a las escuelas de pilotos de aviación civil y por supervisar la preparación de los egresados de esas instituciones, ha degenerado en la proliferación de colegios "patito" y pilotos con dudosa capacidad para volar un avión, a pesar de que de ellos depende la vida de miles de pasajeros que diariamente viajan en aeronave. En España la situación es muy similar a la de México, de acuerdo con el Colegio Oficial de Pilotos de Aviación Comercial (COPAC) existen escuelas serias con un alto nivel de exigencia y buenos profesores, pero también hay otras que ven la formación sólo como un negocio y con criterios educativos muy deficientes, aunque todas cumplen con la norma JAR-FCL que está establecida. Artículo completo en EL UNIVERSAL

Dos autoridades en materia aeronáutica como los capitanes Miguel Ángel Valero Chávez, presidente del Colegio de Pilotos Aviadores de México y Fernando Perfecto, secretario general de la Asociación Sindical de Pilotos Aviadores (ASPA), advierten la necesidad de que la autoridad federal ponga mayor atención a la industria de la aviación, no solamente para mejorar las condiciones laborales de quienes se desenvuelven en ese sector, sino también para supervisar la preparación de los nuevos pilotos, para que éstos tengan una eficiente formación.

En entrevista por separado con EL UNIVERSAL, ambos capitanes recuerdan que solamente cuando se suscitan accidentes fatales es cuando las autoridades hablan de la necesidad de implementar una mayor supervisión en la preparación y capacitación de los pilotos que hay en el país.

"Sucedió cuando se cayó el helicóptero del secretario de Seguridad Pública Ramón Martín Huerta, en 2005, pero todo se quedó en promesas y tuvieron que pasar tres años, hasta que hubo otro accidente, aquel donde murió el secretario de Gobernación, Juan Camilo Mouriño, para que las autoridades se acordaran de los ofrecimientos que habían hecho de ejercer mayor regulación en las escuelas de pilotos", comentó Valero Chávez.

El tema lamentablemente se volvió a echar en saco roto y tuvo que registrarse otro accidente, ahora con el helicóptero donde murió el empresario Moisés Saba, para que las autoridades reaccionaran con una deducción un tanto desesperada que apuntó hacia una posible falla humana, con lo cual se revivió el tema de la preparación que reciben los pilotos de la aviación civil.

De acuerdo con el capitán Miguel Ángel Valero, en México, existen aproximadamente 100 escuelas de aviación pero solamente tres o cuatro son confiables, con buenos planes de estudio y cuentan con un trabajo aeronáutico serio. Una de ellas, dijo, se ubica en Mérida y las otras tres en el Distrito Federal; el resto, que alarmantemente son más del 90%, son institutos "patito" que inexplicablemente funcionan bajo el amparo de algunas autoridades del sector.

Escuelas "patito" de aeronáutica

Se supone que todas las escuelas de pilotos que hay en el país, son reguladas por la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC), es decir, supervisadas por el ente aeronáutico, pero los expertos destacan la necesidad de que también la Secretaría de Educación Pública (SEP) ejerza tutela en la planeación y desarrollo de los programas de estudio para que éstos sean acordes con las necesidades que exige la profesión.

"El grave problema surge desde que a las escuelas de aviación civil se les autorizó funcionar como centros de capacitación, porque ya a nivel industrial Aeroméxico y Mexicana son empresas que se han preocupado por contar con sus propios centros de capacitación donde terminan de adiestrar a los pilotos que contratan con el tipo de aeronaves que cada uno de ellos va a volar, porque cada piloto maneja un tipo de avión", agregó.

Asegura que la autoridad aeronáutica ya fue rebasada, y al igual que Fernando Perfecto, señala que ésta no cuenta ya con los recursos humanos ni materiales para supervisar a las escuelas que han hecho a un lado su objetivo de enseñanza y capacitación para lo que fueron creadas, para convertirse en oficinas generadoras de licencias.

"La verdad es que nos encontramos en graves problemas, porque en los accidentes que se han registrado, como el del secretario de Gobernación, Juan Camilo Mouriño, no solamente se debe culpará a los pilotos, también habría que investigar a los que entregan las licencias, a las escuelas y a la propia autoridad aeronáutica a pesar de que ésta cambió a todo el personal de licencias cuando encontró graves corruptelas".

Los pilotos expertos insisten en denunciar que la mayoría de las escuelas de aviación que hay México son fraudulentas, que enseñan lo que quieren, y cobran lo que quieren.

Muchas de ellas, dicen, son accesorias y algunas son casas adaptadas con maestros todólogos que imparten hasta cinco materias. Operan con programas de 2×1, porque suben a dos alumnos al mismo tiempo en un avión y a ambos les cuentan las mismas horas de vuelo. Además simulan exámenes y cuando son supervisadas por la DGAC simulan los programas de capacitación.

La debacle del sector

Juan Carlos González Curzio, director técnico de ASPA, no se anda por las ramas y asegura que la educación y preparación de pilotos en México vive un rezago histórico que comenzó hace aproximadamente 25 años con la desaparición del Centro Internacional de Adiestramiento de Aviación Civil (CIAAC).

Recuerda cómo la aviación mexicana fue un referente mundial en las décadas de los 60 y los 70 cuando venían de varias partes de Latinoamérica a estudiar la carrera, no solamente de piloto, también las de controlador, técnico en mantenimiento, meteorólogo, oficial de operaciones y otras más, hasta que dejó de existir a mediados de los 80 gracias a las decisiones de un gobierno con políticos históricamente equivocados.

Los conocedores aseguran que a pesar de que el CIIAC siempre fue visto como un modelo a seguir, hoy está abandonado, olvidado, desmantelado, sin profesores ni personal porque se emigró con el Programa de Retiro Voluntario.

El Colegio de Pilotos y ASPA han pugnado por la profesionalización de los pilotos en México, de hecho el Colegio y lo que quedaba del CIIAC prepararon conjuntamente, durante un año, un programa que contempla dos años de estudios y que de acuerdo con Miguel Ángel Valero, es el que deberían seguir todas las escuelas de pilotos civiles del país.

Como las escuelas no son debidamente reguladas ni la carrera está bien reglamentada, hay quienes la pueden terminar en año y medio, en un año o !hasta en ocho meses! Claro que el siguiente paso es conseguir que alguna aerolínea los contrate y les de una verdadera preparación en sus centros de capacitación.

Y mientras el número de escuelas poco profesionales continúa en ascenso, la mayoría de ellas instaladas en los alrededores del Aeropuerto de la Ciudad de México, generando pilotos de dudosa capacidad, ante la complacencia de la autoridad aeronáutica, miles de pasajeros, ignorantes de esta realidad, vuelan diariamente depositando toda su confianza, su vida entera y la de sus familiares en la capacidad de estos pilotos.

Por supuesto que como lo comenta Valero Chávez, una vez que los futuros pilotos son contratados por las aerolíneas, inician su verdadera profesionalización en los respectivos centros de capacitación de las mismas compañías. "Aeroméxico, Mexicana, Volaris e Interjet no tienen pilotos que no estén capacitados", comentó Valero.

En Estados Unidos

En contraste con las irregularidades que se han denunciado en México, la carrera de piloto en Estados Unidos está bien reglamentada y es supervisada por la Administración Federal de Aviación (FAA por sus siglas en inglés), por eso muchos aspirantes mexicanos con posibilidades económicas prefieren irse a estudiar a aquel país, porque adquieren más experiencia y porque su carrera es más reconocida en todo el mundo.

Gente de American Airlines, reveló a EL UNIVERSAL, que para que un piloto obtenga su licencia en el vecino país del norte, primero debe cumplir 350 horas de vuelo; cada hora tiene un costo aproximado de 450 dólares y las prácticas las hacen en aviones S-80 o 737.

La licencia en España

En España la situación es muy similar a la de México, de acuerdo con el Colegio Oficial de Pilotos de Aviación Comercial (COPAC) existen escuelas serias con un alto nivel de exigencia y buenos profesores, pero también hay otras que ven la formación sólo como un negocio y con criterios educativos muy deficientes, aunque todas cumplen con la norma JAR-FCL que está establecida.

Sonia Álvarez, vocera del COPAC, revela que el colegio ha pugnado para que la formación tenga carácter universitario con más materias y más horas de vuelo; y una duración de cuatro años, en vez de los 18 meses que dura. En esos 18 meses, los alumnos obtienen su licencia con apenas 190 horas de vuelo tras pasar un examen tipo test que previamente han podido ver, por lo que el nivel de aprobados es de 100%. El costo del curso anda en alrededor de 70 mil euros.

Deja un comentario