17.5 C
Madrid
mayo, sábado 28, 2022

¿Hacen falta 53.726 firmas en Europa para investigar la verdad del JK5022?

Nuestros monográficos

- Publicidad -spot_img

Nunca másMientras Vd. se despereza esta mañana, un vuelo muy especial ha transportado las 53.726 firmas de la "vergüenza" aérea española a Bruselas. La AVJK5022 las va a registrar ante la Eurocámara, para la reapertura del Informe de la CIAIAC. "Cerrado en falso" han opinado repetitivamente familiares de las víctimas, los 18 heridos-testigos oculares y profesionales que lo han analizado desde su oficialización.

Cualquiera que haya tenido algo que ver con cómo ha gestionado nuestro país este accidente aéreo, no podría ni por un instante mantener la mirada a los familiares de los 154 fallecidos y 18 heridos tras el cataclismo aéreo. La prensa, el tratamiento mediático, titulares como "La crisis de Spanair provoca un accidente aéreo", no dejan lugar a dudas. En nuestro querido país, llegar hasta la verdad última cuando algo falla es un camino lleno de trabas de todo tipo. Conclusión: No interesa la verdad, interesa el maquillaje contínuo de hechos, circunstancias y realidades. Una burbuja que directamente seguirá afectando a la seguridad hasta que alguien o algo no lo remedie.

Si algo conmueve al ciudadano de a pie sobre las vicisitudes que han tenido que ir solventando estas víctimas de un sistema aéreo cuando se produce una catástrofe en nuestro país, es que no se les ha dado una sóla respuesta adecuada, convincente y certera a todas y cada una de sus preguntas. El abanico de las preguntas sin respuesta cada vez se ha ido abriendo más, con el tiempo, en lugar de irse cerrando con algo de claridad en el horizonte. Ya son casi 4 años esperando respuestas que nunca llegan. El Madrid-Bruselas que veía amanecer a unos miles de pies sobre el suelo es una metáfora de que al otro lado de los Pirineos todavía queda un halo de esperanza por conocer esa verdad hurtada. En ese vuelo 53.726 ciudadanos acompañan a algunos de nuestros "quijotescos" personajes, que como el genial hidalgo, se debaten entre lo ficticio y la realidad. Los molinos hoy tienen forma de edificios de estética estalinista en una avenida principal de Madrid.

Ellos no se conforman ni con las buenas palabras de los políticos, tecnócratas de Fomento, ni tan siquiera con lo que ha sucedido hasta ahora con el procedimiento judicial. La respuesta al porqué de esta desconfianza es sencilla. Nadie les ha dado respuestas lógicas (y lo que es más importante creíbles), para mitigar al menos su sufrimiento. Nadie les ha reconfortado con algo de verdad auténtica sobre lo que sucedió aquel 20 de agosto. Sólo saben a ciencia cierta cúales fueron los nefastos resultados, algunos de ellos, los heridos, tendrán que vivir con ello a cuestas. Lo único que les reconfortará algo, será llegar hasta el final que tiene una sóla dirección y que tiene un sólo nombre "verdad".

Las más de 50.000 firmas que han recogido en mesas y por vía telemática en apenas 15 días son una muestra de cómo nos movemos aquí, sobre la piel de toro. Somos gente muy dada a la jarana y la fiesta fácil, pero poco dada a llegar hasta el final de las cosas y a enfrentarnos a la realidad tremenda que representan los miembros de la AVJK5022. Ellos representan la quiebra de un sistema que no es capaz de dar respuestas a preguntas concretas, muy probablemente por la posibilidad de que en esas respuestas comencemos a señalar a los protagonistas necesarios para que esa quiebra se produzca. Sin ellos, sin su quehacer diario por la seguridad en la aviación comercial española, mucho más que muy probablemente, jamás se podrán evitar futuros accidentes. Que tengan que ser ellos, precisamente ellos, los valedores de la seguridad aérea en España, es algo que martillea constantemente la conciencia de todo aquel que la tiene.
Y no señalemos sólo a los "poderes fácticos aeronáuticos" o a los profesionales, cuya conciencia profesional parece que se va fundiendo más rapidamente, la fondué entre ambos propicia la fusión del Gruyëre de Reason, llegando en ocasiones con su consentimiento tácito con ese sistema, a no parar las máquinas, o a no despegar con la reiteración de un diferido, o simplemente a consentir que el estado de cosas en la aviación española siga como hasta ahora. Algunos de ellos tambien han volado esta mañana a Bruselas con su firma, pues aquí, tienen que callar ante las represalías patronales o la inclusión en esas listas negras para los profesionales díscolos entre las compañías, que siempre parecen un rumor sordo. La cobardía nos hace cómplices, aunque el atenuante que nos busquemos engrose las listas del paro.

En la Facultad nos enseñaban a no especular sobre lo que podía haber pasado si tal o cual acontecimiento histórico no se hubiera dado. En este caso, es precisamente el análisis de la verdad el que evita que un nuevo acontecimiento se vuelva a producir en esas exactas circunstancias o en otras que se le aproximen. Pero para esto, para que un análisis de un accidente aéreo se aproxime, reconstruya, analice y llegue hasta el final de toda la verdad, de toda la cadena de intervinientes y de elementos técnicos que conducen al punto de no retorno que es un accident aéreo. Si modificamos una sóla pieza de ese puzzle, en su actuación, omisión o inacción, el suceso final es probable que no se produzca.

La AVJK5022 lo ha dicho por activa y pasiva. No tienen muchas respuestas sobre el antes, durante y después del accidente. Según ellos, por sus medios se acercan a la verdad, y se ven desbordados por la profusión de detalles tremendos, preocupantes e irresolutos, al ser conscientes cada vez con más profundidad de que efectivamente se podía haber evitado el fatídico final del JK5022.

Por esto la respuesta al títular de este artículo ¿Hacen falta 53.726 firmas en Europa para investigar la verdad del JK5022?. es un "sí" enormemente triste, no sólo para los miembros de la Asociación, que tambien, sino para todos los ciudadanos que creíamos que este era otro país. Tambien existe una burbuja aeronáutica en lo que se refiere a la seguridad con la que se opera en España. Por esto tantas y tantas veces hemos tenido que oir que hablar de inseguridad en un medio de comunicación es crear alarmismo en la sociedad. Pero los que recriminan esto, no reparan en que vivir entre la mentira, el engaño y la falta del cumplimiento del deber en un sector como el aéreo, a lo que conduce es a aquello que Pilar Vera, y su equipo, ahora tienen que defender en el extranjero. La verdad, toda la verdad y nada más que la verdad sobre la inseguridad aérea en España. Son tiempos de cambio, son tiempos de oportunidades dicen los más optimistas. Ellos, los miembros de la AVJ5022, nos ofrecen ahora una oportunidad para la mejora, sin retorno, de la "safety" en nuestro país. "Nunca tantos debieron tanto a tan pocos…"

- Publicidad -spot_img

Más artículos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -spot_img

Todos los canales

Últimos artículos

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies