24.5 C
Madrid
septiembre, martes 28, 2021

Helicóptero Pegasus de la DGT: ¿amigo o enemigo? Vd. decide…

Nuestros monogáficos

- Publicidad -spot_img

Madrid, SP, 18 de marzo de 2016.- Hoy han trascendido las cifras del helicóptero radar de la Dirección General de Tráfico, DGT, cuyo cometido es detectar las infracciones de tráfico desde el aire, controlando la velocidad de los vehículos. 18.274 denuncias en tres años de vida, como resultado del control desde el aire de 76.417 vehículos lo que ha supuesto 3.821 horas de operación. 8 de los doce helicópteros (EC-120, AS355N y EC-135) con los que opera la DGT están equipados con el radar “enemigo” de los infractores, de tal forma que es capaz de cubrir practicamente todas las carreteras de su competencia, en especial las vías convencionales. Siete centros, Coruña, Madrid, Málaga, Sevilla, Valencia, Valladolid y Zaragoza cuentan con uno de estos helicópteros. Actualmente prestan su servicio para la DGT 30 pilotos, 25 TMAs, 11 operadores de cámara otras 9 personas en funciones administrativas, logísticas y de ingeniería. El fabricante L3-Wescam es quien proveé de cámaras de los modelos 16SS,MX15 y MX15 Hdi a estos helicópteros.

En vías limitadas a 120 km/h, la velocidad media a la que circulaban los conductores denunciados era de más de 28 km por encima a la estipulada en la vía. La velocidad máxima detectada y denunciada en este tipo de vías fue de 242 km/h. Así, en vías limitadas a 100 km/h, la velocidad media de los conductores denunciados fue de 130 km/h y la velocidad máxima detectada y denunciada fue de 195 km/h.

Asimismo, en las vías limitadas a 90 km/h, la velocidad media a la que circulaban los conductores denunciados era de 122,7 km/h, es decir, 33 km por encima de la velocidad estipulada en la vía. En estas carreteras limitadas a 90 km/h, la velocidad máxima a la que fue interceptado un conductor fue de 199 km/h.

Los radares Pegasus constan de dos cámaras, una panorámica que facilita el seguimiento y captación de la velocidad y otra de detalle que tiene un objetivo que permite leer la matrícula del vehículo llegando incluso a poder detectar velocidades de hasta 360 km/h. Este tipo de sistema resulta operativo incluso desde a 300 metros de altura y a una distancia en línea recta con el vehículo controlado de un kilómetro tal y como se pueden comprobar en las imágenes que periódicamente facilitamos a los medios.

Además de la velocidad, estos radares pueden captar otras infracciones desde el aire tales como mantenimiento de la distancia de seguridad entre vehículos, distracciones, uso manual del teléfono móvil, uso de elementos de seguridad como el cinturón o el casco y maniobras peligrosas o antirreglamentarias.

La Dirección General de Movilidad y Transporte de la Comisión Europea manifiesta que la velocidad es un factor determinante en el 30% de los accidentes mortales y que el exceso de la misma aumenta tanto el riesgo de sufrir accidentes como la probabilidad de sufrir lesiones de carácter grave e incluso morir.

A pesar de esta evidencia científica, los límites de velocidad establecidos para los distintos vehículos y vías siguen sin respetarse por la totalidad de los conductores, en especial por los conductores españoles, que según el informe SARTRE 3, superan la media europea de conductores que afirman circular por encima de los límites de velocidad establecidos en los distintos tipos de vías: 37% de los españoles afirma superar los límites en autopistas o autovías; el 34% en carreteras convencionales y el 11% en zona urbana.

Con estos detallados datos facilitados hoy por la DGT para conmemorar este aniversario, baste finalmente hacer una pregunta reflexiva ¿es el helicóptero Pegasus amigo o enemigo de la seguridad en nuestras carreteras?. La respuesta es que su sóla presencia y los datos facilitados por la DGT están señalando que casi 20.000 infracciones que estaban potencialmente amenazando la seguridad de otros conductores, es decir multipliquenlas por dos, casi 40.000 deberían servir y ser entendidas como unas sanciones ejemplificadoras, en general, excepciones y casos particulares e incluso algo injustas las habrá seguramente, pueden haber servido como acicate para incrementar la seguridad en nuestras carreteras por su caracter preventivo evidentemente. Este helicóptero puede ser considerado un medio preventivo para la mejora de la seguridad en nuestras carreteras y por lo tanto en la seguridad de todos, y no debería haber nadie que lo considere una amenaza enemistosa, sino una herramienta para la mejora de ésta.

- Publicidad -spot_img

Más artículos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -spot_img

Todos los canales

Últimos artículos

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies