Iberia y Air Europa disputan la enésima pugna por el control del tráfico entre Europa e Iberoamérica

0

La apuesta de Hidalgo por las rutas a Iberoamérica revive una guerra comercial que ha dejado no pocos cadáveres. Iberia (con British Airways) y Air Europa (¿con AirFrance-KLM?) disputan la enésima pugna por el control del pujante tráfico entre Europa e Iberoamérica. Tras el fracaso de dos grandes proyectos recientes de low cost aéreo -AirMadrid y AirComet- ha llegado el turno de AirEuropa (Globalia). Artículo completo en NEXOTUR.com

Lo que para Iberia es una peligrosa aventura de Globalia, que cuestiona la rentabilidad de sus rutas e impide a la ex compañía de bandera controlar el tráfico con Iberoamérica), para Juan José Hidalgo es la oportunidad de hacer crecer al conjunto de su grupo.

Roto el acuerdo (tácito) de no agresión, que permitió a AirEuropa vadear malos tiempos alquilando aviones con tripulación, y a Iberia descartar temporalmente un competidor doméstico, la apuesta de Hidalgo por las rutas a Iberoamérica revive una guerra comercial que ha dejado no pocos cadáveres.

Tras la quiebra de AirComet (y su antecedente AirMadrid), Iberia creía llegado el momento de recuperar su tradicional posición oligopólica en el tráfico aéreo con Iberoamérica. Activo que fue valorado como un valioso atributo de Iberia en su fusión con la aerolínea británica, al ser el eje de los rentables flujos turísticos. Y no sólo del vacacional, sino del viaje corporativo y del tráfico étnico. Aunque todos ellos vivan hoy en horas bajas, a causa de la crisis económica.

Para el modelo de grupo vertical integrado de Globalia, Iberoamérica es de una enorme importancia estratégica. Los rentables hoteles en Caribe (México, Dominicana y Cuba) necesitan de conectividad aérea, al igual que ocurre con los turoperadores (como Travelplán, el nuevo líder) y las agencias (Halcón Viajes Ecuador, líder vacacional). Y para lograr esta mayor conectividad está Air Europa, aportando valor a la programación mayorista, la operación hotelera y las ventas minoristas. Incluso si las nuevas rutas aéreas generaran la respuesta de Iberia, abriendo más vuelos para hacerle la competencia, esta dinámica sería beneficiosa para la oferta hotelera y servicios receptivos de Globalia.

De ahí que Hidalgo apueste de nuevo porque Air Europa cubra rutas entre Madrid e Iberoamérica (como México, Perú o Brasil). Estrategia que es vista con preocupación por Iberia, ante la posibilidad de estrategias conjuntas con AirFrance-KLM, incluidos potenciales acuerdos interline y códigos compartidos, que doten de red al tráfico a América desde el sur de Europa.

El solomillo del Turismo hacia Iberoamérica, tras el rápido retorno que caracterizó a la inversión hotelera en Caribe, se situará a medio plazo allí donde siempre estuvo: en el viaje corporativo o business travel y, muy especialmente, en convenciones y viajes de incentivo. La destacada presencia de multinacionales españolas (Repsol, Telefónica, Santander, BBVA, etc.), es garantía para el futuro de los mercados de reuniones e incentivos en México, Brasil, Argentina y Chile, entre otros destinos turísticos emergentes del Nuevo Continente.

De ahí el creciente interés de Globalia por generar tráfico, implantando turoperadores en Italia y Francia.

Que le sea útil. Ese es nuestro mayor interés.

Deja un comentario