¿Incompetencia sindical en AENA?

0

Madrid, SP, 25 de enero de 2015.- Director del medio Aviación Digital:
Quisiera pedirle que me publique usted esta carta en su medio que es muy libre por lo que veo. Fui uno de los escasos 100 que estuvo en la puerta del Congreso pasando frio para tratar de parar la imparable privatización de AENA, y quiero dar mi punto de vista publico. No eramos ni un 10% de plantilla…
Atentamente

(Si puede ser ponga sólo CM, prefiero no ser reconocido, hay mucho dictador en los sindicatos)

Me gustaría hacer una reflexión sobre la actividad sindical actual en Aena, y me encantaría recibir explicaciones de algún cargo de uno de los sindicatos de la CSE. Fui uno de los escasos 100 que estuvo en la puerta del Congreso pasando frio para tratar de para la imparable privatización de AENA, y quiero dar mi punto de vista público. No éramos ni un 10% de plantilla… de hecho no vinieron todos los sindicalistas.

Llevo tiempo observando que los enlaces sindicales de los aeropuertos son gente que, en muchos casos, resultan totalmente incompetentes para la actividad sindical. Personas que no perdonan ni una hora libre de las que pueden disfrutar gracias a su “trabajo sindical” y que utilizan muy bien en sus quehaceres personales, porque lo que es en la defensa de los trabajadores no pierden ni un solo minuto. Personas que no entienden nada de la estructura de Aena, del convenio colectivo, de legalidad y de normativas. Personas que, en muchos casos, negocian por nosotros acuerdos con Aena que resultan absurdos, incomprensibles y que muchas veces, perjudican a los propios trabajadores de muchos centros. He observado un número incontable de veces como afirman cosas sin tener ni idea (generando confusión y perjudicando a los que solicitan la información. Ej: utilidad de bolsas creadas en 2009), como firman documentos que van en contra de normativas que están en aplicación, o como, directamente, no saben contestarte a preguntas sencillas de la empresa.

Entre las perlas de las “grandes negociaciones” están las diferencias de salarios por experiencia, las listas únicas oscuras, y, sobre todo, la privatización de Aena. La única empresa pública en la que los sindicatos firman unos acuerdos para “perder solo un poco”, todo lo contrario que en cualquier empresa pública privatizada anteriormente que se negociaron acuerdos “buenos” pese a que fuese imposible parar la privatización. No he visto apenas movilización en cuanto al Plan de Viabilidad por el cual se redujeron hasta, en algunos casos, límites absurdos los horarios de los aeropuertos. Ni en lo que respecta a la reducción del personal, tanto de terminal como de operaciones, reduciendo incluso el número de personal mínimo para mantener las categorías de seguridad (SEI)

Podría extenderme mil párrafos más cuestionando la competencia de estas personas, pero pienso que dentro de estos sindicatos aún hay alguna gente con cabeza que es perfectamente consciente de esta situación, y le pediría que sean valientes e intenten cambiar la incompetente gestión sindical actual. Me gustaría ver a algún “mandamás” de estos sindicatos, defender a la empresa públicamente, que en cada mentira o descontextualización de gestiones o utilidades de Aena, hubiese algún líder sindical que explicase la realidad en medios de comunicación, que defiendan a esta empresa, que para eso están y para eso disfrutan las horas. Y si no valen para eso, que cuiden de su familia en su casa y no entorpezcan. La lucha sindical debe ser una lucha por el interés obrero, no por los intereses personales ni para calmar los recortes y acciones de gobiernos incompetentes.

Evidentemente he generalizado, y no sería justo no reconocer que también hay personas que pierden muchísimas horas en defender los intereses de los trabajadores. Pero el número de “sillones calientes agradecidos” es tan amplio en esta empresa (y en el país) que creo que se debe reflexionar sobre esto y tomar medidas. El número de afiliados que se dan de baja y el aumento de movimientos sociales y plataformas creo que deja claro que la gente ya está harta de que gobiernos y empresas hagan lo que les venga en gana con la connivencia o incompetencia de los sindicatos. Y en esta empresa hace falta una buena limpieza y renovación.

Como ya supongo de antemano ninguna respuesta obtendré de ningún sindicalista…ni para defenderse valen. Los sindicatos son necesarios, pero no los actuales ni su modelo de sindicalismo. Ahora mismo son un patético ensayo de partido político con parecidos apaños y corruptelas.

Cuando sean las elecciones sindicales, vamos corriendo a votarles. Para que se sigan riendo de nosotros y luego disfruten de sus días libres a cambio de NADA y negocien incapazmente durante 4 años con la empresa en nuestro nombre.

Un saludo y disculpas a todos los ofendidos, ojalá me convenzan de lo contrario.

(CM)

Deja un comentario