L. Lacasa Heydt: El Aviador que miró a los ojos de los helicópteros

0

Madrid, SP, 29 de julio de 2015.- Luís Lacasa Heydt llevaba 35 años pilotando aviones comerciales, y más de 25000 horas volando, cuando el día que los Aviadores más temen, el de dejar la compañía en la que han echado el resto como profesionales, en este caso Iberia, ya no les esperará mañana para seguir haciendo aquello con lo que realmente disfruta el que es Aviador. Volar. Vaya por delante que Luís quizás sólo haya dicho un hasta luego cuando el IBE6253 le despidiera sobre el Atlántico para enfilar Barajas a los mandos del A340, que junto con el A330 ha comandado estos años. Luís además como es Aviador, y Decano del COPAC, tiene una misión sagrada. Velar por la profesión de piloto,que es velar por la seguridad aérea, y si hay un aspecto por el que se le recordará, o al menos nosotros lo haremos, es por intentar incansablemente volver a poner en valor la profesión de la que forma parte, y muy especialmente la de los pilotos de TTAA, y entre ellos, quizás los que más han sufrido estos años la precarización. Los pilotos de helicópteros de TTAA. El Aerobarómetro de COPAC ha sido la herramienta visible, tanto para esos pilotos, como para todos los demás, a la hora de tomar la temperatura de la profesión. Una temperatura que desde la Corporación de Derecho Público adscrita a Fomento, ha servido para diagnosticar todo lo manifiestamente mejorable.

Un extracto del Linkedin de Lacasa señala que “en la gestión, operación diseño, regulación y supervisión de la industria aeronáutica española se pase de un modelo burocrático a un modelo generativo. Que pasemos de implementar la normativa OACI “por imperativo legal” a asumir su espíritu, mejorarlo e implementarlo. Y hacerlo con rigor, transparencia y colaboración entre instituciones y profesionales” Poco hay que añadir a lo que el propio Luís, vecino Luís, pues se crió a 18 números de la misma calle de Madrid que el que suscribe. La vida tiene esas casualidades curiosas… y a la vez entrañables.

Criarse en un determinado ambiente condiciona evidentemente los valores que cada uno atesora a lo largo de la vida. En el caso de Lacasa evidentemente esto lo ha demostrado como Decano en numerosas ocasiones. Quizás su proximidad con las víctimas ha sido tambien uno de sus signos distintivos. Ser conscientes de que por ejemplo en el caso del AVJK5022 Lacasa y COPAC, intuyeron que la Asociación suponía un cambio de ciclo de los familiares de las víctimas, que en España, después del accidente de Spanair supieron ver que la complejidad que entraña un accidente aéreo, y que la simplificación de echar la culpa al que ya no puede defenderse, no era la vía ni de la Verdad Técnica, ni de la Justicia. No en vano nombró Colegiada de Honor a su presidenta P.Vera, y apareció en el documental “Una cadena de errores”. Lacasa ha procurado aprender las lecciones técnicas cuando todo ha fallado, y esto lo ha llevado además a otros profesionales en otros sectores como los Vuelos de Instrucción o de Extinción de Incendios por ejemplo. Pero tambien asistió y participó en varios de los debates del Estado de la Aviación en España, que éste modesto medio ha organizado. Lacasa ha dado la cara, y esto, corriendo los tiempos que corren, ha de reconocerse tambien que ha sido valiente.

Desde 2009 Lacasa ha sido Decano del COPAC, y se ha dejado literalmente la piel en el intento de hacerlo lo mejor posible. De 1973 al 75 realizó el servicio militar en el EA, IMEC, donde terminó como Teniente, y ejerció de Piloto de Transporte IFR. Realizó un Curso de Instructor de Vuelo Avanzado en la Escuela Ab-Initio de Lufthansa en Bremen. Tambien fue Profesor de Vuelo en la antigua ENA, entre 1975-79, donde ejerció como Tutor de nuevos profesores y responsable de las asignaturas de Navegación. El resto de su carrera ha discurrido desde diciembre de 1979 como segundo y Comandante de A330/340 hasta la actualidad. Los últimos 6 años ha compatibilizado su profesión con la responsabilidad de ser Decano de COPAC.

Su formación en el Colegio Alemán de Madrid a buen seguro le habrá ayudado a que su carrera profesional pueda considerarse absolutamente intachable desde el punto de vista profesional, y sobre todo eso, guiada por los estrictos parámetros del profesionalismo.

Lacasa con una forma de hacer las cosas contundentemente educada en muchos sentidos como Decano y seguro que como Aviador, además de esas relaciones institucionales que ha tenido que llevar adelante en estos años, nos ha mostrado otro registro en el que decir lo que se piensa, rodeándolo de unas formas casi exquisitas. Una de ellas, relacionada de nuevo con los TTAA han sido las propuestas del RD 750/2014 que recientemente ha entrado en vigor. En tantos y tantos foros ha estado presente, y en tantos y tantos foros su presencia, pero sobre todo, el trabajo de fondo del COPAC en todos esos complicados momentos, ha estado a una altura a la que quizás nunca había estado. Lacasa ha profundizado y se ha implicado en la mejora de la seguridad aérea en España.

En cualquier caso, diré que Lacasa con su manera educada, cortés, pero siempre firme de hacer lo que creía que era lo correcto para su profesión, sin duda a la circunstancia de ser Aviador, añade la de inspirar la confianza que en los profesionales deben depositar los usuarios del transporte, y sus propios compañeros de profesión. Conociéndole en acción en estos años podemos señalar que esa confianza en el profesional ha conseguido finalmente que se les reconozca. Y eso, tratándose de la profesión de la que se trata, hace que mejore tambien la esterilidad de lo placentero que debe ser volar, en la cabina de sus pasajeros estos años, y tambien de sus propios compañeros.

Terminando estas líneas repasamos el tweet que esta mañana publicábamos, que hacía alusión al “penúltimo” vuelo de Lacasa para Iberia. Lacasa además ha hecho amigos, muchos amigos. Controladores, pilotos, sindicatos de TCPs, Asociaciones de Víctimas, y un largo etcétera, y esto vuelve a demostrar que son muchos de los que se ha ganado su confianza. Es todo un placer tener que escribir esto tras una larga carrera de un profesional. !Hasta luego AVIADOR!

Deja un comentario