spot_img
2.4 C
Madrid
noviembre, domingo 28, 2021

La Audiencia Provincial se come el queso de Reason

Nuestros monográficos

- Publicidad -spot_img

Ratón se come el quesoEstupor, indignación, indefensión, vacío, vacío, vacío… Tras la decisión de archivar la causa penal del accidente del JK5022, vienen a la cabeza del que suscribe las proféticas declaraciones, tantas veces oídas, de la presidenta de la AVJK5022, en el sentido de que en España tenemos la "cultura" aeronáutica de "echar la culpa al muerto". Esto es lo que hoy ha sucedido. Pero la muerte de estos profesionales, y de sus pasajeros, no puede dejarnos dominar por el dolor, y dejar que la frase de Vera se convierta en realidad. Eso es simplemente inadmisible, y sobre todo, desde el punto de vista de la seguridad, absolutamente inaceptable.

Habrá que recurrir, y en ese recurso deben estar todos y cada uno de los implicados en este bien público que se llama seguridad operacional, como decía el Inspector de Vuelo, Tripulaciones y Tráfico Aéreo Javier Aguado del Moral. Con él, y con los que como él han actuado con la honestidad hacia la seguridad como bandera, tambien tenemos una deuda pendiente. El lo hizo sólo, y pagó su precio personal de imposible indemnización por nuestra sociedad. No podemos ahora dejar a la AVJK5022 tambien sóla, como hicimos con él, como hicieron con él…

Basta ya de dejar caer todo el peso de esta enorme, y a ratos casi inasumible responsabilidad en los hombros de las víctimas, los supervivientes, sus familiares, sus amigos… Sería como si la AVT, tuviera que luchar porque se protegiera a las personas amenazadas por terrorismo. Nadie cuestiona quién tiene y debe hacerlo.

Ha llegado la hora del retrato de todos los colectivos, pues evidentemente se les debe a las víctimas, y a la AVJK5022. Tenemos una deuda social increíblemente difícil de amortizar con ellos, y ahora, ahora sí que sí, es el momento de la acción directa de apoyo en todos y cada uno de los sentidos que nos podamos imaginar. Ellos, los que con este archivo se han librado, de momento de su responsabilidad (y no me estoy refiriendo a los TMAs imputados), sino a todos los que sabemos o intuimos que han podido tener alguna porción de responsabilidad en lo que sucedió el 20 de agosto de 2008 en Barajas, por la Auditoría de OACI, o el Informe del COPAC, por poner sólo dos ejemplos, son la llave que abre la profundización en lo que realmente sucedió, y, sobre todo, en porqué llegó a suceder.

Desde este momento, esta causa es la causa de todos. Es una causa social de alcance, pues estremecernos es poco, si de las primeras reacciones ante este carpetazo judicial, se extrae la conclusión que los profesionales (pilotos, TMAs, controladores, etc…) apuntan, en el sentido de que este accidente, hoy, hoy mismo, puede volverse a repetir. Alguien se ha comido de una tacada todo el queso de Reason, y los filtros del sistema hacen agua, y harán más agua a partir de hoy al archivar basándose en un informe desacreditado nacional e internacionalmente.

Quedan instancias, en España y fuera de España. Hay que utilizarlas, para saber la verdad, toda la verdad de lo que sucedió. El objetivo, el inmenso objetivo por el que la AVJK5022 lleva luchando, invirtiendo recursos, desgastándose personalmente hasta la extenuación inhumana estos cuatro años, con este archivo del caso, simplemente ha sufrido un retraso. El retraso incrementa el dolor. Y cuando el dolor es enorme se ha de estar al lado de los que lo sufren en primera instancia de todas las maneras posibles. No se trata de dar ya un lastimero y simplista ánimo a la AVJK5022. Ahora se trata de abrazar de verdad a la vanguardia que ellos (Pilar, Pablo, Henar, Rafa, Loreto, etc…), todos y cada uno de ellos, representan, por todos los colectivos aeronáuticos, ciudadanos, organizaciones, y personas individuales que de verdad crean que en España hay que asegurarse que un accidente aéreo como este no vuelva a suceder.

Ellos, la AVJK5022, ya lo han dado todo por todos nosotros cuando volamos. Ellos, en un espectáculo surrealista hasta el límite, aún siendo víctimas han tenido que defender la seguridad aérea como no lo ha hecho ningún colectivo implicado en nuestro país en ningún momento de la historia aerea en España. Con ellos tenemos una deuda. Una deuda probablemente impagable.

Pero ha llegado el momento de pagarla, material, espiritual, anímica y fraternalmente. Es ahora, o ahora…. Simplemente por respeto, y tambien por nosotros mismos cuando volamos, por nuestros hijos, por nuestros conciudadanos. ¿Quién rompe el hielo?

- Publicidad -spot_img

Más artículos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

spot_img
- Publicidad -spot_img

Todos los canales

Últimos artículos

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies