La diputada del PP Carmen Maniega desvela que Ana Pastor no seguirá privatizando torres de control

0


(EL COMERCIO/Chelo Tuya) 16 de abril de 2012.- La ministra Ana Pastor descarta el proyecto de Blanco porque «se puede ahorrar en cosas superfluas, pero no en seguridad»

El PP rechaza el plan de AENA de desviar a Madrid el control aéreo de Asturias

CHELO TUYA | GIJÓN. 16/04/12

El PP no está por la labor de arrebatar a Asturias el control aéreo de la región para dárselo a Madrid. Ni tampoco quiere desviar el del resto de la cornisa cantábrica a un mando único de nueva creación en la capital del país. El equipo de la ministra de Fomento, Ana Pastor, apuesta por dejar en un cajón el informe de AENA que, tal y como ayer desveló EL COMERCIO, encargó en 2010 su antecesor, el socialista José Blanco. Planteaba el documento que los 20.000 vuelos anuales que soporta el espacio aéreo del Principado fueran controlados desde Madrid.

Según aseguró la diputada por Asturias en el Congreso Carmen Maniega, «la propia ministra señaló que se puede ahorrar en cosas superfluas, pero no con la seguridad». La diputada asturiana hace suyas las palabras de Ana Pastor «que anunció su propio plan estratégico para AENA», lo que supone paralizar, en la práctica, el puesto en marcha por Blanco, que preveía privatizar las torres de control de todo el país antes de 2013.

De hecho, el calendario del socialista fijaba para 2012 que la asturiana siguiera los pasos de las 13 torres -las de Alicante, Valencia, Ibiza, Sevilla, Jerez, Sabadell, Cuatro Vientos, Vigo, Coruña, Melilla, La Palma, Lanzarote y Fuerteventura- ya privatizadas. Para llevarlo a cabo, sin embargo, necesitaba hacerlas atractivas al comprador -Saerco se quedó con las canarias y FerroNats con el resto-, maquillaje que, en la práctica, consiste en adelgazar su gasto más elevado: el de personal.

La única fórmula que encontraron para ello los autores del informe del que ayer se hizo eco este periódico, realizado por el instituto estadounidense MITRE, es trasladar el control de los tráficos aéreos del Norte a Madrid y dejar en los aeropuertos de la cornisa torres con miniequipos limitados, exclusivamente, a vigilar la evolución en pista de las aeronaves.

150.000 movimientos

En el caso concreto de Asturias, dejaban en la torre de control una plantilla mínima, limitada a vigilar, exclusivamente, un radio de cinco kilómetros, los que se ven desde el dispositivo. Básicamente, se dedicarían estos profesionales, no controladores, a vigilar los movimientos de las aeronaves en tierra. El informe proponía lo mismo para los aeropuertos de Galicia, Cantabria, País Vasco y Navarra. En síntesis, que también desde Madrid se controlarán los movimientos de estas ocho terminales que en 2011 sumaron casi 135.000 aterrizajes y despegues.

La propuesta indicaba, además, el reparto del control desde ese mando único en Madrid: un punto de control se haría con la vigilancia aérea de los tres aeropuertos gallegos -Santiago de Compostela, Coruña y Vigo- y el asturiano, mientras que otro absorbería las terminales de Cantabria, País Vasco -Bilbao, San Sebastián y Vitoria- además de Navarra. Dos puntos para vigilar 150.000 movimientos.

Maniega asegura que «no puedo hablar por boca de la ministra, pero sí decir lo que ella ya ha hecho público y es que el ahorro de AENA nunca llegará por la seguridad». Además, anunció que «lo que se haga, se hará consensuado con las comunidades autónomas y con los grupos políticos. No habrá imposición».

En opinión de la diputada asturiana, «lo que debemos hacer es trasmitir seguridad y tranquilidad tanto al personal como, sobre todo, a los pasajeros, ya que la seguridad aérea es un elemento prioritario y no se puede poner en riesgo».

«No es viable»

Lo dice Maniega porque, en el caso de Asturias, el plan que pretendía ejecutar José Blanco se traduciría en que los nueve controladores que ahora dan servicio a la torre con mayor capacidad operativa del Norte -20 aviones a la hora- serían trasladados a Madrid.

Desde allí se controlarían los 20.000 vuelos anuales que registra la región, 15.000 con base en el aeropuerto asturiano y otros 5.000 procedentes del aeródromo de La Morgal, la aviación privada, el Servicio Nacional de Transplantes y todos los movimientos de las fuerzas de seguridad, bomberos y Helimer. Rescates como los practicados en el puerto deportivo gijonés o en el río Nalón dependerían de una autorización de Madrid.

Para Aurelio Martín, diputado de Izquierda Unida en el Parlamento asturiano, el informe encargado por José Blanco «no es viable. Con la orografía que rodea el aeropuerto de Asturias es impensable llevar la torre de control a 500 kilómetros. De sobra conocido es lo complicado que resulta operar en esta terminal».

Según sus palabras, «la mejor definición es la que EL COMERCIO aportaba ayer: a nadie se le ocurre que la Guardia Civil dirija el tráfico en Asturias desde Madrid», con el agravante de que «la seguridad aérea es aún más compleja, en una región con la metereología que tenemos y un aeropuerto que tiene una vaguada -Santa María del Mar, de hasta 300 metros de profundidad- justo antes de la pista y numerosos problemas con la niebla».

Por ese motivo, anunció Martín que el diputado por Asturias en el Congreso, Gaspar Llamazares, llevará el asunto «al Congreso de los Diputados», como él mismo hará «en cuanto se constituya la Junta General del Principado», pendiente desde las elecciones autonómicas del pasado 25 de marzo.

Martín afirmó que, además de por «seguridad aérea», IU rechaza el plan de José Blanco para liberalizar el control aéreo «porque estamos en contra de la privatización de servicios básicos como es éste».

http://www.elcomercio.es/v/20120416/asturias/rechaza-plan-aena-desviar-20120416.html

Carmen Rodríguez Maniega fue elegida diputada por Asturias en el Congreso en las elecciones de marzo de 2008, además, fue portavoz adjunta del PP para los asuntos de Universidad y en la actualidad es vicepresidenta primera de la Comisión de Igualdad. También forma parte de las comisiones de Agricultura, Fomento y Educación de la Cámara Baja.

Deja un comentario