La propietaria del terreno donde se produjo el accidente del Yak-42 lo deja en herencia a las familias de los fallecidos

0

Madrid, SP, 17 de mayo de 2013. La mujer turca a la que pertenece el terreno donde hace diez años se produjo el accidente aéreo en el que fallecieron 62 militares españoles ha declarado en su testamento que deja en herencia esas cinco hectáreas, situadas junto a la ciudad de Trebisonda, a los familiares de las víctimas.

A través de un comunicado emitido este viernes, los familiares han manifestado su gratitud a Fatma Karahan y a todo el pueblo turco, porque los "arropó" y les trasmitió "su cariño y su amor" cuando visitaron esa zona del noreste de Turquía con motivo del primer aniversario del accidente sufrido el 26 de mayo de 2003 por el avión Yak-42 en el que volaban los militares.


Las familias de las víctimas han señalado que ahora el Monte Pulav, situado a 2.100 metros de altitud, "honrará siempre su memoria". "Gracias por entender nuestro dolor, gracias por ayudarnos a descubrir la verdad de todo lo que ocurrió allí" y "gracias por tratarles como héroes", han dicho al pueblo turco.

En su comunicado, vuelven a denunciar que en España "sólo se quiso olvidar y ocultar" todo lo relacionado con el accidente sufrido por los militares, que regresaban a España tras cuatro meses y medio de misión en Afganistán y Kirguistán y que acabaron perdiendo la vida junto a doce tripulantes ucranianos y un ciudadano de origen bielorruso.

Deja un comentario