26.8 C
Madrid
agosto, sábado 13, 2022

Los billetes de avión experimentarán un aumento considerable por el precio del combustible

Nuestros monográficos

- Publicidad -spot_img

Atalayar / Jorge Ortiz.- El sector turístico internacional vivirá uno de sus peores momentos como consecuencia de la guerra en Ucrania y se esperan pérdidas significativas. La invasión rusa en Ucrania sigue dejando su huella en una economía internacional cada vez más afectada por este conflicto. El aumento de los precios del petróleo y de la gasolina están dejando evidenciar una dependencia energética ante Rusia muy grande, por lo que ahora se va a tener que optar por otras energías. Como consecuencia de este aumento, el sector turístico de todo el mundo va a sufrir las represalias de la guerra y con el alto coste de la gasolina va a tener que paliar las pérdidas subiendo el precio de los billetes de los pasajeros.

“Volar será más caro para los consumidores, sin duda. Es inevitable que, en última instancia, los elevados precios del petróleo se trasladen a los consumidores en forma de precios más altos de los billetes”, señala Willie Walsh, director general de la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA). También añadió que, para las aerolíneas, la gasolina es el elemento más importante y fundamental para poder operar, por lo que tendrán que cubrir gastos de alguna forma.

Por ello, todos los expertos económicos aseguran que las aerolíneas van a entrar en un delicado momento donde registren pérdidas colectivas. Se espera que estas sean por valor de 9.000 millones de dólares en este año, pero todos recalcan que sigue siendo una gran mejora con respecto al año 2021 en el que predominaba las medidas anti-COVID. Ese año se registraron 42.000 millones de dólares en pérdidas, una cifra muy preocupante para la industria.

“Los turistas deben estar preparados para que el coste de los vuelos aumento”, dijo Walsh durante una entrevista para la BBC, citada por The National News.

Pero el conflicto ruso-ucraniano no es solo el único factor determinante para esta crisis. Según Walsh, la industria de las aerolíneas todavía sigue arrastrando los problemas del coronavirus. Con la llegada de la enfermedad, al haber tantas restricciones y al bajar el número de vuelos, hubo grandes recortes de plantillas en todas las compañías de viaje que afectó gravemente al sector y aumentó el paro.

“La gente está volando en un número cada vez mayor. Es un momento para el optimismo, incluso si todavía hay desafíos en los costes, en particular el combustible, y algunas restricciones persistentes en algunos mercados clave”, asegura el director de IATA. No obstante, Walsh aseguró no tener remordimientos de los recortes de plantilla llevados a cabo en la aerolínea British Airways cuando él era su máximo responsable.

Aunque el turismo se está recuperando más, con el tiempo ha dejado ver que la COVID ha sido determinante en su fuente de sus ingresos y parece que ahora la invasión a Ucrania también va a afectar. IATA destaca que las personas ya están volviendo a volar y confiando otra vez en las compañías de vuelos, pero creen que los gobiernos no están preparados para convivir con el virus todavía y, cada vez que existan olas de contagios, volverán a paralizar todos los sectores de las naciones.

Los gobiernos deben haber aprendido la lección de la crisis de la COVID-19. Los cierres de fronteras generan dolor económico, pero aportan poco en términos de control de la propagación del virus. Con altos niveles de inmunidad de la población, métodos avanzados de tratamiento y procedimientos de vigilancia, los riegos del virus pueden ser controlados”, recalca Walsh.

Preocupación por el aumento de la inflación mundial

Todos estos factores son determinantes para la economía y los expertos aseguran que tanto la COVID, como la guerra y el aumento de los precios están contribuyendo que la inflación mundial siga creciendo. En el caso del aumento de precios de la gasolina, ahora mismo, el Brent subió en marzo por debajo de los 140 dólares el barril. Este es la referencia de más de dos tercios del petróleo crudo del planeta, por lo que su precio se ha visto encarecido. Aunque cabe destacar que se han cedido algunas ganancias y el barril cotiza en la bolsa mundial alrededor de los 105 dólares.

La duración del conflicto en Ucrania, además, no ayuda a la situación. Todo apunta a que cuanto más se extienda la guerra, más consecuencias vamos a sufrir todos en términos económicos. Desde febrero, la inflación mundial se ha disparado coincidiendo con la subida de los alimentos y recursos básicos.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) prevé que, para finales de 2022, la inflación del planeta alcance el 5,7% en las economías avanzadas. Pero los países con mercados emergente y los que están en vías de desarrollo estarán más afectados, llegando a registrar un 8,7% de inflación.

SourceAtalayar
- Publicidad -spot_img

Más artículos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.

- Publicidad -spot_img

Todos los canales

Últimos artículos

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies