Los certificados a los nuevos controladores privados se expedirán sólo por un año

0

El Consejo de Ministros dio ayer luz verde al decreto de certificación de nuevos proveedores de los servicios de navegación aérea, en el que se establecen los requisitos necesarios para que compañías privadas, con su plantilla propia de controladores, puedan competir con Aena por el control aéreo español. Artículo compleot en La Razón

Según el Real Decreto aprobado ayer, que desarrolla lo establecido por dos Reglamentos Comunitarios de 2004, serán las autoridades nacionales de supervisión -AESA en el caso de España- las encargadas de emitir dichos certificados a los proveedores que tengan su principal lugar de actividad en España y también a aquellos otros proveedores cuya certificación le corresponda en virtud de los acuerdos sobre bloques funcionales de espacio aéreo que subscribe el Estado español.
De acuerdo con las recomendaciones de Eurocontrol, el certificado inicial se expedirá por un periodo de un año y las sucesivas renovaciones lo harán por un plazo de cinco años. El certificado se extinguirá automáticamente si el proveedor no presta los servicios de navegación aérea certificados en el plazo de un año desde la certificación inicial o en el plazo de dos años, en el caso de las renovaciones. También se extinguirá la eficacia del certificado si, tras iniciar la prestación de los servicios, deja de prestarlos durante un plazo superior a dos años.
Pero lo único que se privatiza es el control de los despegues y aterrizajes de los aviones. Las aproximaciones de las aeronaves a los aeropuertos y el vuelo de éstos cuando ya han tomado su ruta continuarán estando controlados por Aena. Será a partir de septiembre cuando el Ministerio de Fomento decida a qué aeropuertos llega la liberalización del sector.
La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de La Vega, afirmó ayer que se trata de desarrollar la ley aprobada en abril, y confirmó que efectivamente se «abre la posibilidad a nuevos proveedores».

Oposicióndel sindicato
La Unión Sindical de Controladores Aéreos (USCA) considera que la decisión tomada ayer por el Gobierno de liberalizar y privatizar los servicios de navegación aérea, que permite la llegada de otros proveedores que no sean de Aena, es una medida «política». Daniel Zamit, portavoz de USCA, indicó a Efe que la decisión «se ha adoptado por una medida política y empresarial», cuando lo que a su juicio se debería haber hecho es «buscar, a través de Aena, más personal de aquí». Para Zamit, la situación que se produce no es otra cosa que una operación destinada a «privatizar las torres y los centros de control de los aeropuertos», y añadió que «ahora se pueden entender las campañas mediáticas que estamos sufriendo». Según este portavoz, es «vergonzoso» que se «haya denigrado» a este colectivo.

Claves
– El nuevo decreto abre la posibilidad a que cualquier empresa europea cualificada pueda trabajar en las torres de control y centros de control.
– La legislación europea permite que cualquier proveedor certificado en un Estado pueda dar servicio en cualquier otro país de la UE.
– Fomento confía en que antes de fin de año los proveedores puedan prestar sus servicios.

Deja un comentario