Los peritos de Spanair exculpan a los técnicos por despachar, según ellos, correctamente el avión

0

MELLos peritos que han elaborado el informe pericial de Spanair sobre las causas del accidente del vuelo JK5022, en el que murieron 154 personas, han expuesto este lunes al juez Javier Pérez las conclusiones del documento en el que se exculpa a los técnicos imputados al asegurar que despacharon de forma correcta la avería que se registró en el avión, han informado a Europa Press Fuentes jurídicas.

En concreto, los tres peritos de parte han señalado que los técnicos de mantenimiento de Spanair aplicaron de forma correcta el Listado de Equipamientos Mínimos (MEL), el manual del fabricante. Este manual se consultó para despachar la avería que se registró en la sonda de temperatura exterior del avión, que provocó que se abortara el primer despegue del avión.

Por ello, los peritos han insistido al magistrado instructor que la intervención de los técnicos no tuvo "ninguna incidencia que pudieran poner en riesgo la operación segura de la aeronave".

Este informe se asemeja a lo expuesto por el director de Mantenimiento de Iberia, quien en una carta remitida a la Asociación Sindical Española de Técnicos de Mantenimiento Aeronáutico (ASETMA) aseveró que los peritos se equivocaron al asegurar que los técnicos despacharon "incorrectamente" el avión al no identificar la causa y el origen de la avería.

Las tesis de estos informes chocan con el informe del órgano pericial del propio Juzgado que concluyó que "el personal no identificó la causa de la avería y despachó el avión incorrectamente", autorizándose el vuelo JK5022 a las 14.23 horas y estrellándose dos minutos más tarde.

El texto recogió que "el sistema de TOWS del avión falló y no alertó a la tripulación que la configuración para el despegue no era adecuada". Añadió que este sistema "admite modos de fallos que deberían ser incompatibles con la trascendencia del mismo".

Además, señaló que "la tripulación realizó las listas de comprobación sin la debida adherencia a los procedimientos operativos estándar, perdiendo con ello la oportunidad de detectar el error de configuración del avión".

"La tripulación no llegó a identificar la causa que producía el stall (pérdida de fuerza) del avión en el despegue. En la cabina se producen actuaciones que agravan la situación", recoge el informe. Concluye que "el personal de mantenimiento no llegó a identificar la causa de la avería y despachó el avión incorrectamente, acogiéndose al punto 30.8 del MEL".

Asimismo, este martes se presentará otro informe a instancias de la Asociación de Afectados por el Vuelo JK5022 sobre el relé del avión siniestrado ante las sospechas de que podría estar defectuoso. Además, esta misma asociación expondrá los próximos 27 y 28 de octubre otro documento sobre el Plan de Emergencias que operó el día del accidente

Deja un comentario