Lufthansa reconoce pérdidas millonarias por la huelga en aeropuerto de Fráncfort

0

FrankfurtLa compañía aérea alemana Lufthansa ha reconocido pérdidas millonarias "de dos dígitos" como consecuencia de la huelga de "controladores de tierra" del aeropuerto internacional de Fráncfort, que le ha obligado a cancelar cientos de vuelos.

"Hemos perdido hasta ahora ingresos elevados de dos dígitos millonarios", señala Stefan Lauer, jefe de personal de Lufthansa, en declaraciones que publica hoy el rotativo económico Financial Times Deutschland.

Añade que como consecuencia de la huelga la principal compañía aérea de Europa se ha visto obligada a cancelar desde el jueves de la semana pasada hasta este martes unos 700 vuelos, lo que ha dejado en tierra a unos 55.000 pasajeros.

Lauer subraya que "somos los principales afectados por la huelga", ya que Fráncfort es el principal nudo de conexiones de Lufthansa, aunque insta a Fraport, la sociedad gestora del aeropuerto, a no ceder a las presiones de los huelguistas.

Tras comentar que sus exigencias son "inaceptables", comenta finalmente que Lufthansa se reserva el derecho de denunciar a los huelguistas ante los tribunales, y exigir compensaciones por daños y prejuicios ante lo "desproporcionado" de los paros.

Mientras tanto, los 200 controladores de tierra del aeropuerto internacional de Fráncfort mantienen la huelga, que se prolongará hasta el viernes próximo, aunque las cancelaciones se reducen día a día, con la ayuda de personal suplementario que ha recibido cursos de preparación rápida para controlar el movimiento de los aviones tras su aterrizaje o antes de despegar en las pistas o terminales.

La sociedad gestora del mayor aeropuerto continental europeo anunció hoy que a lo largo de la jornada solo se cancelarán 165 de los 1.260 vuelos previstos, con lo que se cumplirá más del 80 % del programa previsto.

En ese sentido destacó que, desde el lunes pasado, cuando se suspendieron unos 240 vuelos, se ha conseguido reducir paulatinamente el número de cancelaciones y que estas continuarán disminuyendo a lo largo de la semana.

El Sindicato de Seguridad Aérea alemán (GdF) anunció ayer que la huelga, que debía acabar hoy, miércoles, se prolongará hasta el viernes a las 23.00 hora local (22.00 GMT) para incrementar la presión sobre Fraport.

Las cancelaciones afectan principalmente a vuelos nacionales y en menor medida a los europeos, mientras los vuelos intercontinentales funcionan con normalidad.

El sindicato GdF convocó su segunda semana de huelgas para exigir sustanciales aumentos salariales y mejoras laborales para sus 200 afiliados en Francfort, cuyos paros afectan a los 20.000 empleados del aeropuerto y decenas de miles de pasajeros.

Deja un comentario