Seattle, USA.- La filial de Mitsubishi Aircraft, con sede en los Estados Unidos, Mitsubishi Aircraft Corporation America, presentó una contrademanda en un tribunal de distrito de Seattle el lunes, afirmando que Bombardier ha tenido un comportamiento ilegal anticompetitivo en un esfuerzo por impedir el desarrollo y la certificación del jet regional Mitsubishi MRJ.

La reclamación se produce unos tres meses después de que Bombardier interpusiera una demanda contra Mitsubishi Aircraft por supuesta apropiación indebida de secretos comerciales para acelerar la certificación del programa MRJ de larga demora.

Según la contrademanda de Mitsubishi, desde finales de 2015, Bombardier ha participado en una campaña de intimidación contra Mitsubishi Aircraft, sus socios con sede en los EE.UU. y empleados individuales que trabajan en el programa MRJ, en un esfuerzo por frenar aún más el progreso del desarrollo de MRJ. “Si bien estas amenazas y la demanda supuestamente se relacionan con alegaciones de apropiación indebida de secretos comerciales, nuestra posición es que las alegaciones de apropiación indebida de Bombardier carecen de base legal”, dijo Mitsubishi Aircraft en una declaración. “Más bien, creemos que estas amenazas y el presente litigio constituyen un esfuerzo de Bombardier por impedir el progreso del desarrollo del MRJ y, en última instancia, por retrasar el ingreso del MRJ al mercado”.

La demanda de Bombardier, presentada el 19 de octubre de 2018, también nombra al socio del programa con sede en los Estados Unidos AeroTec, una empresa de ingeniería que Mitsubishi contrató para ayudar con la certificación de MRJ y varios ex empleados de Bombardier.

De acuerdo con la demanda, Mitsubishi contrató a por lo menos 92 ex empleados de la compañía canadiense con la ayuda de una feria de trabajo en el área de Montreal en julio de 2016, anunciada específicamente como un esfuerzo para asegurar que los ingenieros de sistemas trabajen en el programa MRJ. Poco después, Mitsubishi aseguró un compromiso de empleo por parte de la persona designada para la aprobación del diseño de Transport Canada de Bombardier para la Serie C y Global 7000/8000, quienes, según la demanda, proporcionaron activamente orientación de certificación MRJ durante su jornada laboral a través de su correo electrónico personal una semana antes de su salida de Bombardier.

En su propia presentación, Mitsubishi responde que Bombardier había amenazado, presionado y coaccionado a los empleados de AeroTec para que firmaran acuerdos anticompetitivos. La demanda de Mitsubishi también acusa a Bombardier de amenazar con retirar los acuerdos de los proveedores con Mitsubishi Heavy Industries como influencia en sus esfuerzos por impedir el progreso de MRJ.

Un portavoz de Mitsubishi Aircraft, el día en que su compañía presentó la contrademanda, asegura que el ataque de Bombardier a individuos sirvió para “enfriar” la movilidad de los ingenieros aeroespaciales entre todos los programas de aeronaves. “Bombardier podría haber mantenido esta demanda entre partes corporativas”, dijo el portavoz. “En cambio, optó por demandar a individuos, llevarlos a litigios y lanzar una nube permanente sobre sus carreras de ingeniería … Para ser claros, nada de esto tiene que ver con secretos comerciales; se trata de los intentos de Bombardier de sofocar la competencia “.

Mitsubishi Aircraft expresó su confianza en que prevalecería en el caso y que la demanda de Bombardier no afectaría el desarrollo y la entrada en servicio del MRJ.

Por su parte, Bombardier calificó la contrademanda de Mitsubishi como “equivocada y falsa”.

“Los hechos del caso muestran claramente un intento ilegal de Mitsubishi Aircraft para obtener y usar secretos comerciales para avanzar en la certificación de su aeronave MRJ”, dijo Bombardier en un comunicado. “Ese tipo de conducta indebida no es una competencia justa, como pretende Mitsubishi Aircraft; está equivocada y es ilegal”.

Deja un comentario