¿Motivos para cantar la Traviata en la T4?. ¡Ojalá!

0
Si pinchas sobre la imagen accederas a todo el reportaje fotográfico del evento

Guadalajara, SP, 22 de noviembre de 2013.La T4 ayer se vestía con sus mejores galas para la presentación en sociedad del nuevo A330 de Iberia, con su nueva librea. Se trataba de un evento más social que aeronáutico, en un ambiente laboralmente tenso y lleno de incertidumbres sobre el futuro de la compañía aérea.


La T4 un edificio arquitectonicamente imponente, esta es la sensación que transmite, se vistió con los colores predominantemente rojos de la nueva imagen de la compañía aérea. Luces y contraluces creaban un atrezzo elegante, algo más acojedor, anfitrioneado perfectamente por la dirección del aeropuerto madrileño. Quizás, lo más relevante fue eso, la perfecta organización estética de la terminal engalanada. Elena Mayoral, directora del aeropuerto ha debido estar trabajando 24/24 en la parte que le correspondía de este hito. Nada que ver con las épocas pasadas cuando el Sr.Oleaga dirigía esta infraestructura. Algo ha cambiado a mejor. Probablemente el talante y el perfil de su máxima responsable.

El hito en cuestión es inflexivo. Ya no hay marcha atrás. La profusión de personalidades que como si fuera una Terminal-Alfombra roja holliwoodiense, convirtió la presentación de ayer en un acto más social que aeronáutico. Más visual que técnico. Más de la esperanza de que el mal sueño de estos años con respecto a Iberia, la T4, y el futuro de ambos que aparentemente está ligado, comienze a ser prometedor, comience a albergar algo de esperanza para sus trabajadores, para el aeropuerto-hub, para Madrid, y España…

La aparición antes de las palabras de Vázquez, que por última vez hacía las labores de presidente de la compañía de S.M. El Rey, muy probablemente, suponen un toque de aire fresco tras todas las turbulencias que la compañía ha soportado. Bautizar como Juan Carlos I, con el apoyo y autorización de la Corona española, es una simbólica apuesta porque hay futuro. El monarca, a esas horas hospitalizado y siendo intervenido, estuvo a la altura de las circunstancias, y realizó una arriesgada apuesta de comunicación en el apoyo a Iberia. Esperemos que haya sido un acierto. El Confidencial titulaba "Vázquez presidente de Iberia, canta ""La Traviata"" tras quitar la corona del logo". Realmente hay una casi invisible corona junto a la matrícula de la aeronave. Pero efectivamente ésta ha desaparecido del logo en sí. Don Juan Carlos, seguro que con la mejor de las intenciones, se ha prestado a este apoyo institucional, y así lo demuestra la autorización para bautizar con su nombre la aeronave.




Ana Pastor, estuvo en los primeros momentos, como magistralmente iban documentando nuestros fotógrafos desplazados al evento. Gallego, Vázquez, Sánchez-Lozano, Catalá, Librero, Arias, Botella, Ayala, Mayoral, vimos por allí representantes institucionales de nuestra aviación, de la ciudad o la compañía, y representantes de los trabajadores como Justo Peral (Sección Sindical de Iberia) o a Cristanto Bermejo de ASETMA, el sindicato de los TMAs. Las imágenes transmiten con bastante precisión el ambiente de acto social que se vivió ayer mañana en Madrid. Tambien que laboralmente los trabajadores están más que preocupados por su futuro. Las formas se siguen manteniendo.

Aeronáuticamente quizás, finalmente la presentación del flamante A330 con la nueva librea, no fue el centro de atención más destacado. Quizás así lo quisieron los organizadores, y algo se echó de menos la posibilidad de un mayor acercamiento de los medios gráficos al arco de agua-AD sí les ofrece unas fotos a menor distancia- o algunos momentos para fotografiar el impecable aspecto interior de la cabina de pasajeros sin obstáculos para los objetivos. Evidentemente el acto estuvo enfocado para dar relevancia social, y apostar por el futuro de la compañía, y todo lo que conlleva para el mayor aeropuerto de España. Pero los medios gráficos se quejaban de las carreras para terminar teniendo que fotografiar tras unos cristales, por cierto, bastante sucios del finger…

!Y como somos así!, Vázquez, terminó cantando la Traviata. Alguien comentaba mientras a nuestro alrededor que "ya puede cantarla con lo que se va a llevar después de a donde a conducido a la compañía…". Vázquez puede estar contento. No sabemos exactamente de qué, pero lo está. Pero el acto, salvo por la exageración interpretativa del Sr.Vázquez, de su sobreactuación, no hizo pasar despercibida la contrastada seriedad de Gallego, el heredero de la presidencia, muy probablemente intuyendo la que se avecina. ¿Herencia envenenada u oportunidad? Era muy gráfico ver el contraste del gesto del "cantarín" andaluz Vázquez, y del serio Gallego. Creemos que el álbum de imágenes refleja bien lo que se vivió en la mañana de ayer.

Quizás lo más destacable fue el descubrimiento a posteriori.

Por una parte, las posibilidades hosteleras que alberga la propia T4. Una forma de rentabilizar esta infraestructura. La forma de hacer pasar al pasajero por las tiendas de la terminal, queda relegada a un segundo plano cuando ayer se mostraba en todo su esplendor la Terminal engalanada, como si se tratara de un castillo del siglo XXI. Tapices colgando con los colores rojos jugando con las vigas y el bambú, troneras en el techo, daban a la T4 un aspecto imponente, como de estudio cinematográfico, como de lo que realmente sabemos hacer bien cuando nos ponemos. Organizar eventos finalmente friendly, donde cuando el alcohol comienza a circular la vida se normaliza, las tensiones se liberan y somos otra vez nosotros mismos. Quizás eso terminara siendo lo relevante de verdad. Cuando las personas dejan de representar lo que representan, y hablamos de tú a tú con los otros. Las barreras caen, y comenzamos a intuir la verdad. Incluso la verdad que informativamente quizás no saldrá a la luz. Es todo "off the record".

El catering del final, tras la tensión acomulada durante las casi dos horas que duró el evento se agradecía. Descubrimos al final algo que compensaría la tensión que se palpó en el ambiente, con la excepción del desatado Vázquez, una maravilla de cóctel que sirvió para olvidar algunas de las "presencias desagradables" al evento. Se trata del Gin Basil Smash, se lo recomendamos. Sobre la base de la ginebra Gin Mare, con esencias mediterráneas, este cóctel representa fielmente la gastronomía de nuestro Mar Mediterráneo.
Con unas 5 hojas de albahaca, majada sobre medio limón en trozos, a la que se agregan 50ml. de Gin Mare, junto con 25ml. de azucar líquido. Se agitan todos los componentes con fuerza en la coctelera, se cuela y se sirve en copa Martini, eso sí con gran profusión de hielo picado.

Ni comparación con los gin tonics de moda actualmente. Después del segundo, la T4 brilló definitivamente en todo su esplendor. Eran las 14:00 LT en Madrid. Ambiente friendly, y las últimas fotos exclusivas de AD. Gallego con Justo Peral, Gallego con Vázquez, Gallego con Bermejo, Gallego…. En él se asientan las esperanzas de futuro o no futuro para Iberia. La última forma de rebelión contra el gin tonic de Walsh, quizás sea nuestro descubrimiento el "Gin Basil Smash". Casi no quedaba nadie, pero Vázquez continuaba pletórico haciéndose las fotos del último momento. Gloria cuando los focos ya se apagaban. !Misión cumplida!, "relaxing tension", que diría la alcaldesa…

Deja un comentario