25.6 C
Madrid
junio, sábado 25, 2022

No importa dar un paso atrás, si es para coger carrerilla

Nuestros monográficos

- Publicidad -spot_img

Madrid, SP, 9 de diciembre de 2014.- Se acaba de realizar una prueba importante para el futuro de los vuelos tripulados de los EE.UU. Hemos tenido ocasión de ver en las noticias que el día 4 de Noviembre estaba previsto el primer vuelo orbital no tripulado de prueba de la nueva Cápsula Orión sobre un cohete Delta IV. Esta cápsula será capaz en su día de transportar hasta cuatro astronautas a órbitas terrestres o a lugares más lejanos jamás visitados por el ser humano, como por ejemplo Marte. La prueba tuvo que aplazarse 24 horas por una serie de problemas poco importantes pero que al final sobrepasaron la ventana prevista para este lanzamiento. Al día siguiente ya se pudo realizar según los planes previstos.

El tiempo estimado de este test era de unas cuatro horas y media, lo suficiente como para circunvalar la Tierra dos veces y finalmente amerizar en el Océano Pacífico como antaño ya lo hacían las naves del Proyecto Apolo.

Esta película ya la hemos visto, lo único que en aquella época no era en alta definición. Ocurría allá por los años 60 del siglo pasado.

En realidad esta nave es una copia (esperemos que mejorada) de las cápsulas del proyecto Apolo que permitieron al ser humano poner el pie en la superficie lunar.

Sigo pensando igual que cuando escribí el articulo para este medio, «Orión, las buenas ideas no tienen fecha de caducidad«

http://www.aviaciondigitalglobal.com/noticia.asp?NotId=23187&NotDesignId=4

En la Madre Naturaleza, solamente las especies mejor dotadas logran sobrevivir. Tenemos el claro ejemplo mostrado por el Sr. Darwin, como en las Islas Galápagos los buenos diseños se fueron adaptando al medio lentamente para sobrevivir y el mismo diseño básico de tortugas, iguanas o cormoranes han podido perdurar durante millones de años.

La nave Soyuz sigue dando un buen servicio y es un diseño de mediados del siglo pasado.

Es una nave de reducido tamaño, incómoda (algunos astronautas se quejan del poco espacio para acomodarse) y el trastazo que se da contra es suelo cuando aterriza es como un pequeño accidente de trafico (1,5 m/s), pero hace aquello para lo que fue diseñada, es fiable y con costes de fabricación y mantenimiento razonablemente bajos. Como dato curioso, aún utiliza un periscopio óptico que ha funcionado siempre bien, es más fiable que una pantalla de plasma o LEDs, da un buen servicio en las condiciones más adversas, no necesita electricidad y sobretodo, cumple su cometido.

Esta filosofía la podemos también observar en ambientes más familiares, como el «Escarabajo VW» que se diseñó en los años 30 y se ha seguido fabricando hasta entrado el siglo XXI. Se comportaba bien tanto en los fríos países nórdicos como en los calidos trópicos y jamás se podía gripar el motor por falta de agua porque iba refrigerado por aire.

Algo parecido ha ocurrido con el Boeing 747, diseñado en los años 70 y aún se sigue fabricando.

Otro caso similar es el Mig-21, diseño de los años 50 y que continúa dando servicio en algunos países.

Volviendo al Orión, este diseño es una copia de algo que funcionó bien, como fue el Módulo de Comando y Servicio del Proyecto Apolo. Los anglosajones tienen un dicho que viene a decir algo así como «si algo funciona, no trates de arreglarlo» (If it ain't broke, don't fix it).

El STS (Space Transportation System) más conocido como Space Shuttle o en español «Transbordador Espacial», era una nave reusable extraordinaria pero tenia dos grandes inconvenientes.

http://www.aviaciondigitalglobal.com/noticia.asp?NotId=18674&NotDesignId=4

Uno que era extremadamente cara de fabricar y mantener (un solo lanzamiento de esta nave costaba aproximadamente 20 veces más que el lanzamiento de una nave Soyuz), y otro aspecto no menos importante era la seguridad, sobre todo en las fases de despegue y reentrada, que es cuando ocurrieron los dos accidentes mortales.

El Concorde fue un caso parecido al Shuttle, una excelente aeronave adelantada a su época pero de difícil sostenibilidad económica y finalmente un fortuito accidente apartó a esa maravilla de servicio.

Si todo va de acuerdo con lo planeado (y en este negocio no es aconsejable coger atajos), el Orión podría entrar en servicio hacia los años 2018 o 2020 para retomar el transporte de los astronautas a la Estación Espacial Internacional por parte de los EE.UU. que en la actualidad tienen que depender de terceros.

Lo de los viajes a Marte o a Asteroides con esta nave suena muy bien, pero no hay actualmente ningún proyecto con presupuesto para estas visitas y es más que probable que el ser humano no pise Marte antes de los próximos 40 o 50 años, presumiblemente con una misión multinacional y para entonces vaya usted a saber que tecnología existe.

Antes de que el ser humano pise Marte, habrá numerosas visitas no tripuladas de diferentes agencias espaciales, tanto orbitales como sobre su superficie, porque aún queda mucho por conocer con los medios disponibles en la actualidad. Hoy día en el estado que se encuentra la robótica espacial se puede hacer casi lo mismo a nivel científico con una nave robotizada que lo que pueda hacer el ser humano in situ, a un coste infinitamente inferior y sin poner en riesgo vidas humanas. De todas formas aún quedan muchos problemas por resolver antes de embarcarse en la aventura de poner al ser humano en Marte.

Todavía no ha salido nadie diciendo de Marte algo parecido a lo que pronuncio el Presidente Kennedy el día 12 de septiembre de 1.962, asegurando que EE.UU. lograría ir a nuestro satélite antes de que terminara la década y efectivamente, en julio de 1.969 Neil Armstrong hizo historia al ser el primer hombre que pisabas la Luna.

Si todo sale bien y esta nave cumple su cometido de una forma económica y segura yendo y viniendo a la Estación Espacial Internacional o a la Luna, creo que de momento nos podemos dar todos por satisfechos, después ya veremos si se va a Marte o como dicen los angloparlantes, beyond.

Como el dinero con el que se hacen estas pruebas es público, no quisiera terminar el artículo sin antes mencionar el ejemplo de transparencia y accesibilidad de la ruda de prensa ofrecida en el mismo Centro Espacial Kennedy inmediatamente después de posponer al lanzamiento para el día siguiente y compuesta por :

Mark Geyer: NASA Orion Program Manager

Michael Hawes: Lockheed Martin's Orion Program manager

Dan Collins: ULA's Chief Operating Officer.

No solamente explicaron el motivo de tal decisión (posponer la prueba 24 horas) sino que atendieron a todas las preguntas de los medios de comunicación presentes, más llamadas telefónicas de otros medios no presentes.

Este es el link a dicha rueda de prensa para aquellos lectores que quieran profundizar más en los detalles del barco que se metió donde no debía, de las rachas de viento o la válvula perezosa por el frío, causantes del retraso de la prueba.

Orion Post-Scrub News Conference

https://www.youtube.com/watch?v=GXm2uZii-_c&feature=youtu.be

J.M.M.C.

- Publicidad -spot_img

Más artículos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -spot_img

Todos los canales

Últimos artículos

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies