NP USCA/Las pantallas de radar se quedaron “en blanco” durante unos instantes

0

Un fallo eléctrico en el Centro de Control de Torrejón afectó a la operatividad del control del tráfico aéreo el pasado jueves por la noche. Las pantallas de radar se quedaron "en blanco" durante unos minutos y el trabajo de los controladores aéreos de servicio -ejecutivo, planificador y supervisores- fue fundamental para garantizar las separaciones entre aeronaves. La radio también falló y hubo que utilizar los equipos de "último recurso".

El Centro de Control de Torrejón da servicio de aproximación radar a Barajas y servicio de control de ruta al espacio aéreo superior de buena parte de la península ibérica, estableciendo coordinaciones críticas con los controladores franceses, portugueses y británicos. El número de vuelos que diariamente son controlados en esta dependencia asciende a miles.

El fallo se produjo sobre las 22:18 y dejó momentáneamente sin información radar a los controladores, que pudieron apoyarse en las pantallas del controlador planificador para seguir prestando el servicio de control pero con una información degradada y mucho menos fiable. Según informa AENA, se detuvo el despegue de 44 aviones hasta que se confirmó que los equipos alternativos funcionaban correctamente con el objetivo de que los controladores centraran su atención en los aviones que estaban ya volando en ese momento, aunque Aena no especifica cuantos tráficos en el aire estaban siendo controlados en ese momento en el espacio aéreo español.

AENA detalla que la regulación comenzó a levantarse a las 22.45 horas y se retiró definitivamente a las 23.00 horas. Durante ese período se acumularon demoras de 50 minutos. Además, la empresa que gestiona los aeropuertos españoles ha subrayado que a las 23.03 horas se restableció la normalidad en el Centro de Control de Torrejón y no fue necesario prolongar la apertura de las cuatro pistas de Barajas.

Hay que destacar que Aena, fruto de la aplicación de las nuevas normas basadas en el RDL 1/2010 de 5 de febrero, pretende la próxima semana, retirar de frecuencia a los controladores que superen los 57 años, los más experimentados, muchos de los cuales trabajan en tareas críticas de aproximación radar. En Torrejón suponen hasta el 20% de los controladores con habilitación de aproximación, con lo que esta medida supone una severa precarización del servicio y una merma de la calidad y seguridad del mismo.

También recientemente, Aena ha reducido la dotación de controladores y supervisores del turno de noche en varias dependencias, con lo que una incidencia de esta naturaleza o similar comprometería seriamente la seguridad y la continuidad del control de tráfico aéreo, hecho este que ya ha sido denunciado repetidamente a la empresa por los controladores.

AENA ha agradecido la actuación del personal técnico de las instalaciones y de los controladores que estaban en servicio durante el incidente, ya que se logró restablecer la normalidad con un mínimo impacto operativo, según Aena.

Este es el segundo fallo eléctrico en un Centro de Control español en los últimos cuatro meses, -un hecho sin apenas precedentes- tras el que se produjo en el Centro de Control de Canarias las pasadas navidades. Quizá la preponderancia de los objetivos económicos por encima de los de seguridad, hace que se estén descuidando las labores de mantenimiento de los equipos indispensables para llevar a cabo la tarea encomendada a los controladores. En este mismo sentido, los sindicatos de técnicos de mantenimiento de instalaciones, criticaron duramente sus condiciones de trabajo y la precariedad de las instalaciones en el caso de Canarias y en el de otras dependencias.

Deja un comentario