Piden la reapertura para ampliar las responsalidades por la falta de planificación procedimental de las FACH

0

Santiago de Chile, 3 de septiembre de 2013.- Cuando hace escasos días, asistíamos al V Aniversario del accidente del JK5022, tenemos aún fresco el clamoroso llamamiento para la reapertura del caso, en la instancia judicial, para que el Tribunal Constitucional español, admita el "Amparo" que solicitan los afectados. En Chile, ese gran y democrático país, nos encontramos que incluso en un accidente de una aeronave militar, dos años después, vemos un ejercicio de transparencia envidiable, para dirimir las responsabilidades a las que hubiere lugar, y cómo, como sucede con el JK5022, familiares que no se conforman con la cultura de "echar la culpa al muerto", en referencia a los pilotos del avión militar, haciendo extensiva la responsabilidad a aquellos oficiales de la FACH (Fuerza Aérea Chilena) por errores de planificación del vuelo, y por la mala o nula regulación normativa para la operación en aquellas latitudes. Como de costumbre, son los familiares los que buscan la cadena completa de errores y no el último eslabón simplemente.

En una información aparecida en el medio chileno COOPERATIVA.cl, uno de los familiares de los fallecidos civiles, Cristián Arias, indica que no se puede culpar sólo a los pilotos, dado que los militares que intervinieron en la operación del C212 accidentado, "no habrían cumplido con su rol". Por lo tanto, piden la revisión del Recurso de Casación.


En sus declaraciones, el familiar indica que "No sólo corrsponde establecer las responsabilidades evidentes de quienes pilotaban el avión, sino tambien oficiales de la Fuerza Aérea que debieron cumplir roles de planificación de este tipo de vuelos, y no cumplieron con ese deber de planficación y sobre todo, normar y regular una aeronavegación segura en una zona del país". Por su parte el abogado que le representa indicaba que "si este vuelo se hubiera sometido a la normativa o regulación civil jamás se huebiera producido el vuelo y con eso se está diciendo que jamás se hubiera producido el resultado trágico".

De hecho en la actualidad, tras el accidente, todos los informes recomiendan ahora a los operadores de vuelo en Juan Fernández, FACH incluída, que ajusten sus procedimientos para una aeronavegación y aproximación seguras. Si eso se recomienda ahora y antes no ocurría es porque alguien no cumplió su deber jurídico de actuar normando estos procedimientos, indicaba el abogado.

La imputación de lo que se denomina "cuasidelitos", presuntos delitos, para responsables miltares, con su rol en la operación, que llegarían incluso al incumplimiento de deberes militares. Entre ellos procurar la seguridad de los propios profesionales, a través de la seguridad de la operación de las aeronaves que pilotan.

Ahora imagínense un accidente en el ámbito militar en España, pues en el civil ya sabemos cómo se ha funcionado en el caso de Spanair, y si sería posible, recordemos el accidente del Yak 42, un nivel de transparencia similar al menos con el que se está demostrando se enfrentan los familiares en Chile. Dudosamente sería posible en España, o al menos con el nivel de transparencia con el que los Tribunales, la Corte Suprema equivalente a nuestro Tribunal Supremo, lo abordan en nuestro país hermano.

Deja un comentario