19.3 C
Madrid
mayo, miércoles 29, 2024

Preocupación en EE.UU por la escasez de pilotos

Más de 500 aviones de aerolíneas regionales están parados sin pilotos suficientes para volar

Nuestros monográficos

- Publicidad -spot_img

Antonio Olmedo/Aviación Digital, Sp.- Un grupo del sector aéreo estadounidense declaró el miércoles ante el Congreso la grave situación que se avecina ante la falta de pilotos. La propia CNN en un artículo publicado en Washington DC el pasado miércoles 29 de abril, lo califica como de «tsunami de jubilaciones de pilotos», lo que sin duda agravará la ya preocupante escasez de pilotos en el país.

La primera consecuencia será la reducción de la oferta de vuelos y por lo tanto una presión al alza de las tarifas. «La escasez de pilotos ha provocado un colapso del servicio aéreo», declaró la presidenta y consejera delegada de la Asociación de Líneas Aéreas Regionales (RAA) desde febrero de 2015, Faye Malarkey Black, en una comparecencia ante el subcomité de Transporte e Infraestructuras de la Cámara de Representantes.

Más de la mitad de los profesionales en activo en la actualidad alcanzarán la edad de jubilación obligatoria de 65 años en los próximos 15 años y los jóvenes pilotos de nuevo ingreso no son suficientes para sustituir a los que se jubilan mientras que las jubilaciones obligatorias de pilotos alcanzarán su punto álgido en 2029.

Preocupante situación actual

La «grave y continua escasez de pilotos» afecta a todo el país, señaló la Presidenta de RAA. Actualmente 42 estados cuentan ahora con menos servicios aéreos que antes de la pandemia; 136 aeropuertos han perdido al menos una cuarta parte de sus servicios y las compañías aéreas han cancelado por completo conexiones a 11 aeropuertos de ciudades más pequeñas que conectan con las más grandes.

Por otra parte, más de 500 aviones de aerolíneas regionales están parados sin pilotos suficientes para volar y los que vuelan se utilizan hasta un 40% menos que en el pasado.

La mayoría de las aerolíneas no han podido restablecer los recortes de servicio que hicieron durante la pandemia, incluso ante el récord de reservas en algunas compañías. Esta combinación de capacidad limitada y fuerte demanda es lo que provoca que las tarifas se sitúen muy por encima de los niveles anteriores a la pandemia.

En Estados Unidos, las compañías regionales son las que prestan servicios de enlace a aeropuertos pequeños de las grandes aerolíneas, como American (AAL), United (UAL) y Delta (DAL), que también sufren las escasez de pilotos, pero menos.

Y esto es debido a que los pilotos de las regionales cuando alcanzan una cierta experiencia, “saltan” a las grandes. Esto provoca una enorme rotación en la aerolíneas regionales y, naturalmente, disparando los costes y agravando la situación.

Las grandes aerolíneas contrataron a más de 13.000 pilotos en 2022, según Black, casi todos procedentes de las aerolíneas más pequeñas que representa la RAA. El año pasado se jubilaron más pilotos que nunca, pero las 9.500 nuevas contrataciones de jóvenes pilotos no fueron suficientes para seguir el ritmo de la demanda.

En el mismo sentido se manifestó recientemente al Congreso de EE. UU. el director ejecutivo de Mesa Air Group, Jonathan Ornstein, tras señalar que «la escasez de pilotos es la mayor amenaza para la industria que he presenciado desde el 11 de septiembre».

Formación de nuevos pilotos

La solución a medio plazo es la formación de jóvenes que tenga vocación y que quieran desarrollar su vida profesional en la aviación. Black dijo que el coste de la formación de un nuevo piloto llega a los 80.000 dólares y que los costes totales alcanzan los 200.000 dólares si se combinan con el coste de una licenciatura. Dijo que la ayuda financiera federal es insuficiente para dar a los estudiantes con menos recursos la oportunidad de convertirse en pilotos.

En España, la situación no es muy diferente. Un curso homologado para conseguir el ATPL, puede oscilar entre 60.000 y 130.000 euros (combinado con un grado universitario) y desde luego no existen ayudas estatales. Tampoco existe ninguna escuela pública y, por lo tanto, toda la formación de pilotos recae en las escuelas privadas.

El futuro

La demanda de pilotos seguirá creciendo, según las previsiones de Black. Menos del 8% de los pilotos tienen menos de 30 años y muchos se incorporan a la profesión como segunda carrera.

«Estos pilotos estaban llamados a hacer carrera desde hace mucho tiempo, pero sólo pudieron superar los obstáculos financieros más tarde, después de haber acumulado sus propios ahorros e historiales de crédito», dijo Black.

Las principales aerolíneas de EE. UU. anunciaron planes para contratar entre 12.000 y 13.000 pilotos para los años 2022 y 2023 y aproximadamente 8.000 en 2024.

Según explicó a BBC Mundo el director de Operaciones Técnicas y Vuelo de la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA), Stuart Fox, la actual carencia de pilotos es un problema que se manifestaba desde antes de la pandemia.

«A largo plazo, siempre se pronosticó un déficit de pilotos, dado que habrá una mayor demanda de pasajeros que requerirá más pilotos y también es probable que haya un aumento de la jubilación de pilotos en el futuro», dijo.

Ya desde 2016, Boeing había pronosticado que la industria de la aviación a nivel mundial requeriría 679.000 nuevos pilotos hasta 2035. La europea Airbus consideró que en el mismo lapso serían necesarios cerca de medio millón de nuevos profesionales.

El Sepla discrepa

El comandante de Boeing 787 y vicepresidente de SEPLA, Daniel Escohotado, manifestó en una entrevista en Tourinews el pasado miércoles 1 de marzo, que en los últimos 20 años nunca ha quedado desierta ninguna convocatoria de pilotos, siempre se han cubierto todas las plazas”, dando a entender que hay más oferta que demanda.

A la pregunta directa del periodista «¿hay escasez de pilotos en España?«, el comandante Escohotado fue contundente:

“La respuesta corta es no. Todo esto viene por unas previsiones de aeronaves que se van a incorporar al mercado. Pero esto es algo que también se ve con los coches. Por ejemplo, sí se fabrican 100.000 coches al año en toda Europa, ¿en 10 años haría falta un millón de conductores más? no, porque los coches nuevos vienen a sustituir a los antiguos», afirmó.

«Por lo tanto, no hay escasez, lo que sí que hay por parte de la industria, tanto de los que construyen aviones como las escuelas de formación y las propias compañías, es un intento de que haya exceso de demanda de empleo para poder abaratar los salarios de los pilotos. Ese es el punto de vista del sindicato. Nosotros hemos visto que en los últimos 20 años nunca ha quedado desierta ninguna convocatoria, se han cubierto todas las plazas, y siempre se presenta mucha más gente de la que finalmente es contratada. El problema es que hacerse piloto es caro y hay que animar a la gente para hacer una inversión así de fuerte. Decir que si uno hace la inversión es algo seguro que conseguirá ese puesto de trabajo anima a la gente a invertir el dineral que cuesta hoy hacerse piloto”, concluyó.

- Publicidad -spot_img

Más artículos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Todos los canales

Últimos artículos