Ginebra, SUI.- La Asociación Internacional de Transporte Aéreo, IATA, ha anunciado que globalmente las aerolíneas van a tener un 2019 fantástico, con incrementos de los beneficios de más del 10 por ciento, debido a la conjunción del crecimiento económico, más demanda de vuelos y a la caída de los precios del petróleo. Sería así el décimo año consecutivo de mejoras de beneficios, tras una década, la del cambio de siglo, absolutamente horrenda.

Todas las aerolíneas del mundo, dijo IATA, tendrán en 2019 unos beneficios de 35.500 millones de dólares, sustancialmente más que en 2018, cuando se espera que los resultados finales sean de 32.300 millones.

Este año será uno de los que las aerolíneas registren más crecimiento. Este clima económico se diferencia notablemente de la situación de hace apenas quince años, cuando prácticamente todas las aerolíneas americanas y las de bandera europeas se encontraban en suspensión de pagos o arrastrando grandes pérdidas.

Los pronósticos de IATA hay que tomarlos con cautela. Para 2018 esperaba unos beneficios conjuntos de 38.400 millones pero la subida de los precios del petróleo dio al traste con las expectativas. Sin embargo, para 2019, si las cosas siguen como hasta ahora, es más probable que acierte. La IATA trabaja con la idea de que el petróleo no pase de los 65 dólares como media en 2019.

Alexandre de Juniac, el director de IATA, dijo que las compañías se habían preparado financieramente para un año de combustible caro, pero sin embargo el precio ha caído y eso, junto con la mejora de la economía, ha dado un respiro y ha permitido asegurar que nuevamente habrá buenos resultados.

Sin embargo, la rentabilidad de las compañías Europeas pierden frente a las Norteamericanas. Sus elevadas coberturas para blindarse frente a oscilaciones en el combustible harán que el descenso en el precio de petróleo tarde más en notarse en sus cuentas, publica Expansión. La fuerte competencia y los retrasos en la gestión del tráfico aéreo son otros d ellos motivos por los que verán mermados sus beneficios el próximo año. Así, las compañías del Viejo Continente ganarán 5,63 euros por cada pasajero que transporten, frente a los 14,77 de sus homólogas norteamericanas.

En detalle, todas las regiones del mundo, excepto Africa, esperan ganar dinero en el negocio de la aviación, con Estados Unidos al frente. Las compañías americanas obtendrían 16.600 millones, la mitad de todos los beneficios aeronáuticos del mundo.

 

 

Deja un comentario