Primer Boeing fabricado en China en plena guerra comercial con EE.UU.

AM para Aviaciondigit@l

0

Zhoushan, CH.- Acaba de salir al mercado otro Boeing 737 MAX. Este modelo, igual que otros que ya están volando, se entregó a la compañía Air China. Este avión se diferencia de todos los anteriores en un detalle significativo que no tiene que ver con su diseño, ni con sus motores, ni con su configuración, que son idénticas a las demás. La prensa habla de este avión porque es el primero fabricado por Boeing en China, con la vocación de profundizar en el mercado asiático. Es la primera vez que un avión comercial Boeing sale de una planta industrial no situada en Estados Unidos. Un hito. Ahora, también los aviones podrán ser chinos.

Este avión, el primero que se fabrica fuera del país, técnicamente ha de llevar la etiqueta “Made in USA”, porque tiene la mayor parte de sus componentes de esta procedencia. Pero sale de una factoría situada en Zhoushan, a 140 kilómetros al sur de Shangai. Como ocurre siempre en China, el proyecto es conjunto entre Boeing y un socio local, la Commercial Aircraft Corp, de China (Comac), que es la empresa que está desarrollando su propia línea de aviones comerciales, empezando con el 909, aún pendiente de ser presentado en sociedad.

Este avión es característico porque nace en plena batalla entre Estados Unidos y China por el control del mercado. O, más exactamente, ve la luz en plena tregua de unos meses, hasta que entre en vigor plenamente el recargo arancelario americano, si es que las negociaciones que se están llevando a cabo no prosperan. Y tiene lugar al mismo tiempo que se ha lanzado una campaña contra Huawei, la empresa china que supuestamente espía en los sistemas de comunicación de los países occidentales, presuntamente en beneficio de China.

Uno de cada cuatro aviones que fabrica Estados Unidos es vendido en China. Las aerolíneas chinas son las primeras compradoras mundiales de este avión, el fundamento de la compañía americana. Se espera que China, creciendo como lo está haciendo actualmente, necesitará 7.700 aviones en los próximos 20 años, aunque parte de ellos pretende que sean diseñados y fabricados por ellos mismos.

Pero no es sólo esto. Junto al negocio de la venta de aviones, han otro de servicios de mantenimiento a formación de pilotos, que también tiene gran importancia. Claro que hay que permitir la entrada de Airbus, que no está quieta y busca su cuota también en China.

La planta de Shangai en realidad apenas da algunos toques a los aviones que llegan casi acabados de Estados Unidos. Incluso, el avión entregado a Air China hasta venía pintado de Estados Unidos. Y no serán todos los que pasen por China. Se espera que 100 de todos los 737 Max salgan al mercado desde China. La mayor parte de los trabajadores de la fábrica, 75, son americanos, enviados provisionalmente a la planta, hasta que el personal local esté formado.

Boeing es el primer vendedor de aviones en China, pero Airbus se acerca anualmente. En agosto de este año, Boeing tenía 1670 aviones operando en China, mientras que Airbus tenía 1.598.

 

 

 

 

Deja un comentario