9.9 C
Madrid
febrero, jueves 25, 2021

RATE 0 en Bélgica: La precarización del personal de mantenimiento pudo estar detrás del fallo

Nuestros monogáficos

LAS AUTORIDADES BELGAS ESTIMAN QUE HASTA MAÑANA POR LA MAÑANA NO SE NORMALIZARÁ AL 100% LA SITUACION…

Bruselas, BEL, 27 de mayo de 2015. Al margen de la explicación técnica de lo sucedido esta mañana en el espacio aéreo de Bélgica y Luxemburgo, bajo la responsabilidad de BELGOCONTROL, proveedor de servicios de Navegación Aérea belga, producido entre las 9:45LT y que aún está causando complicaciones, como en todos los incidentes hay toda una cadena de hechos factuales que pueden explicar en cierta medida este “fracaso sin precedentes”, como señala el experto en aviación Luk De Wilde, citado por VTR. La falta de energía eléctrica, pero, sobre todo, la falta de la entrada en funcionamiento de los generadores de emergencia ante el fallo de la energía entrante, llama sobremanera la atención. Estos generadores deben entrar en funcionamiento cuando se produce un fallo en el suministro eléctrico de la red. Durante el proceso de puesta en marcha de éste, y hasta que se estabiliza la corriente que genera, 8-9´, se pone en marcha automaticamente la USI o SAI (Sistema de Alimentación Ininterrumpida), que convierte la corriente alterna en contínua y luego la vuelve a transformar en alterna a la salida. El USI tira de las baterías auxiliares hasta que se estabiliza el grupo autogenerador, y posteriormente se alimenta de éste. A todo esto están actuando para que no haya un corte del suministro en ningún momento los PLC (Circuítos Lógicos Programables). Aparentemente un relé que da entrada al grupo puede haber fallado. Eso al menos dice el profesor Damián Ernst de la Universidad de Lieja. Un experto ATSEP español nos ha dicho que simplemente “un ACC no puede caerse”, como ha sucedido recientemente en España (Barcelona, Málaga y Tenerife), pero se cae. Y detrás de esto suele encontrarse la explicación en la falta de un adecuado, metódico y programado mantenimiento de esos equipos. Cambios de aceite, arranque, etc… Y detrás de esos mantenimientos deficientes, está la precarización laboral, técnica, etc… “habitualmente”. En este sentido coinciden aquí en España con el profesor Ernst, al que le parece inconcebible que un ACC se quede sin suministro eléctrico, y provoque una situación como la vivida esta mañana en el espacio aéreo belga y luxemburgués.

Por otra parte nos señalan que la inclusión en la cadena de seguridad del personal que se ocupa de la energía que abastece a las TWRs y ACCs, no tienen una regulación profesional en las normas ESSAR del propio Eurcontrol a nivel europeo. Lo que no deja de sorprender. No se les reconoce en España por ejemplo, como ATSEP propiamente. Y aquí existe el agravante de que personal de empresas subcontratadas son las que ahora realizan todas estas tareas de mantenimiento y supervisión en la parte que depende del lado tierra, es decir de los aeropuertos, como son las TWRs. Afortunadamente los ACCs siguen estando directamente, de momento, en las manos del personal de mantenimiento de ENAIRE. Visto lo sucedido recientemente. Y consecuencia de la privatización del 49% de los aeropuertos españoles, donde logicamente la cotización bursátil se antepone a los criterios estrictamente técnicos que deberían prevalecer.

El sindicato belga CSC Transcom, ha señalado que la falta de mantenimiento debido al ahorro de personal, ¿les suena?, habría estado detrás de esta grave incidencia técnica. Según Kurt Callaerts, líder del sindicato, hay grandes diferencias con respecto a los servicios técnicos y de mantenimiento actualmente, desde que los recortes han llegado a ese 3,5% anual al sector.

Los aviones que se han visto afectados eran los que volaban por debajo de los 24.500 pies. Los controladores aéreos que han tenido que controlar a la antigua usanza, es decir usando radios portátiles, etc… han tenido que estar sufriendo la gota gorda durante todo el día de hoy, siguiendo los procedimientos de contingencia e intentando poner el tráfico en orden hacia los aeropuertos alternativos. Esto parece que se ha hecho con orden, y a buen seguro serán felicitados por las autoridades de su país. La regularización del tráfico todavía tardará horas en normalizarse al 100%, puesto que tras la seguridad, debe estar el orden, y tras éste, la fluidez, como marca los más esenciales principios que siguen los ATCs.

El fallo eléctrico afectó a ACCs y TWRs, y en lugar de entrar los grupos, el relé “se quedó gripado a medio camino…” nos señala un técnico español. Esto “puede haber provocado que hayan ardido cableados y celdas de alta, etc…” y por eso la lentitud en volver a normalizarse la situación.

Un daño colateral apuntado por el experto De Wilde, señala que “los desvíos significan que los pilotos y demás personal probablemente excedan el máximo de actividad, y deberán permanecer en tierra guardando el preceptivo descanso, hasta después de que la interrupción termine”. Los pasajeros probablemente no sean compensados al tratarse de un imprevisto de este tipo. El experto señala que aunque haya habido anteriormente fallos de corta duración, nunca se interrumpieron completamente los cruciales sistemas de control aéreo.

La electricidad es la fuente de la vida de todos los sistemas y equipos para la gestión del tráfico aéreo. Hoy es un buen día para abrazar a tú ATSEP. No en vano los llamamos “Angeles Electrónicos…”

- Publicidad -

Más artículos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Todos los canales

Últimos artículos

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies