Barcelona, SP.- Palma de Mallorca, Gran Canaria y Tenerife, son las tres de las ocho bases españolas, que Norwegian cerrará a partir de abril y durante el resto del 2019.

Estos cierres, junto con de Roma Fiumicino en Italia, y Stewart & Providence en Estados Unidos, forman parte de un programa de reducción de costes. Las rutas y operaciones de sus Boeing 737 también se verán afectadas.

Con el fin de minimizar el impacto humano, Norwegian traspasará personal a largo radio y reasignará bases, facilitando las peticiones de reubicación.

No obstante, a pesar de que la aerolínea reconoce que se reducirá la capacidad, su oferta de conexiones con España no se verá apenas afectada. Mantendrá 122 de las 123 actuales. Cancelando únicamente, el Tenerife Sur – Roma.

Deja un comentario