RP “Intolerable siniestralidad en Trabajos Aéreos” (1)

0

La administración aeronáutica española se muestra incapaz de parar la sangría de los trabajadores que velan por nuestra seguridad, cuando intervienen en rescates en el mar o en la montaña, apagan incendios, evacúan a ciudadanos accidentados o trasladan por el aire a aquellos que necesitan un tratamiento urgente. O "simplemente" fumigan nuestras cosechas para que podamos seguir comiendo…, con vuelos a baja cota (2-3 metros).

La Autoridad Aeronáutica que debería velar por su seguridad, que es la nuestra, tiene en el último años una macabra cuenta de resultados: 20 muertos en el sector. El regulador no regula (DGAC), el supervisor e inspector AESA, mantiene la misma mentalidad sobre la seguridad desde hace 30 años. Las mismas personas con las mismas falencias. Los operadores en general, y en particular el mayor de los que en España operan-INAER-, trabajan al límite de lo que los estándares, y la no regulación específica permiten (actividad-descanso por ejemplo). El día de esta rueda de prensa las tripulaciones que prestan servicio en SASEMAR, para el propio Estado, ya habían superado el límite-fuera de norma tambien- de 2400 horas anuales de actividad. El resultado es este.

La sociedad(entre la que se encuentran los medios de comunicación), muda y ciega sólo se preocupa de si un conflicto laboral, afectará o no a sus vacaciones o negocios cuando vuelan. No sienten la curiosidad de saber qué es lo que demandan estos profesionales "parias", dentro de una profesión cada vez más denostada, banalizada y lowcostizada, la de los pilotos de trabajos aéreos, una élite profesional y de altísima cualificación aeronáutica. Su trabajo muy equiparable a los pilotos de pruebas, al valor dentro de los límites que la máquina soporta, y dentro de lo que la seguridad aconseja, requeriría, además de que el que regula regule, el que inspeccione bases, máquinas y normas lo haga, una formación específica y exhaustiva de la que tambien adolece nuestro país. Muy lejos de aquellos niveles de excelencia que siempre son el objetivo "objetivo" de la aviación.

Deja un comentario