34.2 C
Madrid
julio, lunes 22, 2024

Ryanair encarga 300 aviones Boeing 737-MAX 10, el mayor pedido realizado por la compañía

Se crearán 10.000 nuevos puestos de trabajo a medida que el tráfico anual aumente un 80% hasta 300 millones de pasajeros en 2034

Nuestros monográficos

- Publicidad -spot_img

Aviación Digital, Sp.- Ryanair ha encargado 300 nuevos aviones Boeing 737-MAX-10 (150 en firme y 150 opcionales) para su entrega entre 2027 y 2033. Una vez finalizado y, siempre que se ejerzan todos los opcionales, este acuerdo está valorado en más de 40.000 millones de dólares a los precios de catálogo actuales y es el mayor pedido jamás realizado por una compañía irlandesa de productos fabricados en Estados Unidos. Dado el tamaño y la escala de la transacción, estará sujeta a la aprobación de los accionistas en la Junta General de Accionistas de Ryanair del 14 de septiembre

Los nuevos aviones B737-MAX-10 de Boeing, de bajo consumo de combustible, tienen 228 asientos (un 21% más que el B737NG) y las entregas escalonadas entre 2027 y 2033 permitirán a Ryanair crear más de 10.000 nuevos puestos de trabajo bien remunerados para pilotos, tripulantes de cabina e ingenieros, con el fin de facilitar un crecimiento disciplinado del tráfico del 80%, de 168 millones a finales de marzo de 2023 a 300 millones anuales en marzo de 2034.  Ryanair espera que el 50% de estas entregas sustituyan a los antiguos B737NG, lo que permitirá a Ryanair seguir operando una de las flotas de aviones más jóvenes, eficientes en consumo de combustible y sostenibles desde el punto de vista medioambiental de Europa. 

Además del importante aumento de ingresos que este nuevo pedido ofrece a Ryanair, las plazas adicionales (unidas a una mayor eficiencia en cuanto a consumo de combustible y emisiones de carbono) ampliarán aún más la ventaja de costes unitarios de Ryanair sobre todas las aerolíneas competidoras de la UE. Este nuevo pedido permitirá a Ryanair ofrecer un crecimiento sostenido del tráfico y el turismo con tarifas más bajas (y menos emisiones por vuelo) en todos los países europeos en los que Ryanair sigue liderando la recuperación del tráfico, el turismo y el empleo tras la crisis de Covid. 

Dada la solidez del balance del Grupo Ryanair, su calificación crediticia líder en el sector y el intervalo de aproximadamente dos años entre la última entrega de aviones B-8200 «Gamechanger» en el ejercicio del año fiscal de 2025 y la primera entrega del MAX-10 en el ejercicio del año fiscal de 2027, el Grupo prevé que las inversiones se financiarán sustancialmente con flujos de caja internos, aunque seguirá siendo oportunista en su estrategia de financiación de la flota. 

El Presidente y Consejero Delegado de Boeing, Dave Calhoun, declaró que «la asociación Boeing-Ryanair es una de las más productivas en la historia de la aviación comercial, permitiendo a ambas compañías triunfar y ampliar los viajes asequibles a cientos de millones de personas. Casi un cuarto de siglo después de que nuestras compañías firmaran nuestra primera compra directa de aviones, este acuerdo histórico reforzará aún más nuestra asociación.  Nos comprometemos a cumplir con Ryanair y a ayudar al mayor grupo aéreo europeo a alcanzar sus objetivos ofreciendo a sus clientes las tarifas más bajas de Europa».

Por su parte, el consejero delegado del Grupo Ryanair, Michael O’Leary, indicó que «Ryanair se complace en firmar este pedido récord de hasta 300 aviones MAX-10 con nuestro socio aeronáutico Boeing. Estos nuevos aviones de bajo consumo y tecnología más ecológica ofrecen un 21% más de plazas, consumen un 20% menos de combustible y son un 50% más silenciosos que nuestros B737-NG. Este pedido, junto con nuestras entregas restantes de Gamechangers, creará 10.000 nuevos puestos de trabajo para profesionales de la aviación altamente remunerados durante la próxima década, y estos puestos de trabajo se ubicarán en todas las principales economías de Europa donde Ryanair es actualmente la aerolínea número 1 o número 2«.  

Además de generar un crecimiento significativo de los ingresos y el tráfico en toda Europa, añadió que «esperamos que estos nuevos aviones, más grandes, más eficientes y más ecológicos, generen un mayor ahorro de costes unitarios, que se trasladará a los pasajeros en forma de tarifas aéreas más bajas. Las plazas adicionales, el menor consumo de combustible y los precios más competitivos de los aviones, respaldados por nuestro sólido balance, ampliarán la diferencia de costes entre Ryanair y las aerolíneas competidoras de la UE durante muchos años, lo que convierte al Boeing MAX-10 en el pedido de aviones ideal para el crecimiento de Ryanair, nuestros pasajeros, nuestro personal y nuestros accionistas».

- Publicidad -spot_img

Más artículos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Todos los canales

Últimos artículos