Dublín, IRE.- Actualmente la flota de Ryanair está integrada por 450 aviones B737-800, que tienen una capacidad para 189 pasajeros. El fuselaje del B737 MAX 200 es de 2,2 metros más largo que su competidor A320neo, pero para poder incluir ocho plazas más los ingenieros recurrieron a la solución más práctica: reducir algunos centímetros el espacio entre los asientos.

En los B737-800 las plazas tienen un espacio de 76,20 centímetros, pero en los nuevos B737 MAX 200 se reducirán a los 71,12 centímetros.

American Airlines lo pensó dos veces

La idea no es nueva: ya American Airlines propuso minimizar este espacio a los 73,68 centímetros.

Pero las quejas de sus pasajeros fueron tan contundentes que la compañía norteamericana retrocedió sobre sus pasos y mantuvo la configuración original para su clase económica.

¿Más de cinco horas volando así?

Pero no solo se trata de reducir la distancia entre los asientos. El nuevo avión de Ryanair tendrá tres baños de un tamaño mínimo, todo un desafío para las personas con problemas de sobrepeso. Si el avión volara lleno (y la aerolínea nunca baja del 90% de ocupación), esto significa que hay casi 67 personas por lavabo.

Pero cabe recordar que los 2.400 vuelos de Ryanair operan solo en Europa, con rutas de una a dos horas. Sin embargo hay vuelos que son mucho más largos, como el Tenerife Sur a Estocolmo Skavsta, que dura 5,50 horas.

Otras medidas para tener más asientos

Si bien Boeing informó que la configuración será para 200 asientos, Ryanair lo rebajó a 197, y así se ve en los gráficos informativos de la compañía.

Otras medidas para lograr esta distribución fue añadir una nueva salida de emergencia en el último tercio del avión, mover los asientos a la parte trasera junto al galley y añadir tres plazas en la parte delantera.

A mediados de noviembre el primer B737 MAX salió de la línea de ensamblaje, y se calcula que estos aviones comenzarán a operar en el primer semestre de 2019.

Ideal para low cost

Cuando se firmó el acuerdo entre la aerolínea irlandesa y Boeing, el fabricante subrayó que el nuevo B737 MAX es ideal para las aerolínea de bajo coste.

“Mientras que la mayoría de los aviones de pasillo único cuentan con 160 asientos, el 737 MAX 200 ofrecerá a compañías como Ryanair hasta 11 plazas adicionales y una reducción del 5% de los costes operativos, comparados con el B737 MAX 8”, precisó Boeing.

 

Deja un comentario