Londres, GB.- El caos vivido en Gatwick ha obligado a Norwegian a volver a alquilar el A380 de Hifly, un avión que permite disfrutar el lujo a precios más que competitivos, para recolocar a todos los pasajeros que no pudieron volar debido la paralización del aeropuerto londinense debido a la aparición de drones. Este avión fue utilizado por la aerolínea noruega el 22 y 23 de diciembre para realizar la ruta entre Londres y Nueva York, y no se descarta que vuelva a alquilarlo en el futuro.

Las principales características del A380 de la portuguesa Hifly es que puede transportar 150 pasajeros más que los habituales Boeing 787 Dreamliners que utiliza Norwegian. Pero eso no es lo más importante. Al ser encargado por Singapur Airlines, considerada la compañía aérea mejor del mundo, el A380 cuenta con servicios de lujo, con suites personales y una clase Premium con prestaciones por encima de la que ofrecen otras aerolíneas.

En este caso, además, se ha dado la circunstancia de que Norwegian ha tenido que aplicar sus precios habituales en el vuelo de A380 de Hifly, cobrando unos 1.640 dólares por un trayecto de ida y vuelta entre Londres y Nueva York cuando habitualmente este servicio podría costar entre 6 y 8.000 dólares.

No es la primera vez que Norwegian recurre a este avión, ya que en agosto tuvo que alquilarlo debido a los problemas de los motores Boeing 787. El A380 de Hifly está considerado el avión más grande del mundo. Con dos pisos, la aeronave puede transportar a 471 pasajeros, si bien con otra configuración podrían llegar a volar hasta 868 personas.

 

 

 

Deja un comentario