SAS, Scandinavian Airlines da a conocer los resultados del primer semestre

0

Cifras clave enero – junio de 2010

  • Ingresos de explotación: 19.474 millones de coronas suecas / 2.061,9 millones de euros (23.519)
  • Número de pasajeros transportados: 12 millones, un 4,6% menos que en el mismo periodo de 2009
  • Beneficio antes de partidas extraordinarias: -1.080 millones de coronas suecas / -114,4 millones de euros (-851)
  • Margen de beneficio, EBT, antes de las partidas extraordinarias: -5,5% (-3,6%)
  • Beneficio neto: -1.214 millones de coronas suecas/ -128,6 millones de euros(-1.795)
  • Cash flow de explotación: 533 millones de coronas suecas / 56,4 millones de euros (-604)

Cifras clave abril – junio de 2010

  • Ingresos de explotación: 9.979 millones de coronas suecas / 1.056,8 millones de euros (12.223)
  • Número de pasajeros transportados: 6,3 millones, un 8,3% menos que en el mismo periodo de 2009
  • Beneficio antes de partidas extraordinarias -236 millones de coronas suecas / -25 millones de euros (38). Si se descontaran los efectos de la nube de ceniza, el beneficio se habría situado en 464 millones de coronas suecas / 49,1 millones de euros.
  • Margen de beneficio, EBT, antes de las partidas extraordinarias -2,4% (0,3%)
  • Beneficio neto: -502 millones de coronas suecas / -53,1 millones de euros (-1.047)
  • Cash flow de explotación: 503 millones de coronas suecas / 53,3 millones de euros (-353)

* Entre paréntesis, el equivalente al mismo periodo del año anterior en coronas suecas

Comentarios de Mats Jansson, Presidente y Consejero Delegado del Grupo SAS.

A pesar de que la situación de la industria aérea ha mejorado respecto a 2009, tanto el sector como nosotros como compañía seguimos enfrentándonos a nuevos retos para continuar avanzando. La IATA ha anticipado unas pérdidas totales de 2.800 millones de dólares para las líneas aéreas europeas durante 2010. Durante los primeros seis meses del año, nuestro grupo ha registrado una pérdida antes de partidas extraordinarias de -1.080 millones de coronas suecas, de los que -236 millones corresponden al segundo trimestre.

La nube de ceniza y el posterior cierre del espacio aéreo han tenido un impacto significativo en nuestros ingresos del segundo trimestre y ha afectado en gran medida a nuestros clientes. Sin embargo, estamos muy satisfechos de que todos nuestros esfuerzos por mantener informados a los pasajeros, fueran reconocidos y sirvieran para aumentar su confianza en nosotros. Aunque los servicios normales se recuperaron en pocas semanas, los ingresos se vieron afectados negativamente en aproximadamente -700 millones de coronas suecas por este suceso. Si se descuentan los efectos derivados del volcán, el beneficio de SAS habría sido de 464 millones de coronas suecas en el segundo trimestre, tradicionalmente un periodo alto para la industria aérea. El hecho de que el cash flow sea positivo (503 millones de coronas suecas), incluyendo el impacto que tuvo el cierre del espacio aéreo, es una muestra de la fortaleza financiera de la compañía.

Durante los primeros seis meses del año redujimos los costes unitarios en un 6,7%. También hemos observado un crecimiento de los viajes en las clases Economy Extra y Business y un nivel de ocupación récord en los vuelos intercontinentales. Esto se ha añadido a los cimientos que debemos establecer para lograr un crecimiento rentable. En este sentido, vamos a introducir un avión de larga distancia que aumentará el número de vuelos hacia a Asia y EE.UU. y también, vamos a aumentar las conexiones.

El aumento de la satisfacción de nuestros clientes demuestra que nuestro enfoque dedicado al servicio, la sencillez y los precios atractivos está generando resultados. Por otro lado tenemos uno de los programas de fidelización más fuertes del mercado, que cuenta ya con tres millones de miembros. También estamos lanzando nuestra mayor campaña de tarifas reducidas, con la venta de 1.000.000 de billetes con precio reducido, que contribuirá a aumentar nuestra capacidad y reforzar nuestro enfoque directo al producto y marca.

En la actualidad, considero que nos enfrentamos principalmente a tres desafíos decisivos para alcanzar los beneficios de SAS:

  • Mantener nuestros esfuerzos y el ritmo en la implementación de nuestra estrategia Core SAS, así como en el programa de reducción de costes. Estamos experimentando una gran competencia que supone una continua presión sobre los beneficios. Es vital que sigamos manteniendo nuestros esfuerzos para recortar gastos. Durante año y medio hemos conseguido ahorrar un total de 5.600 millones de coronas suecas. Es importante que continuemos por este camino, incluso en un periodo de desarrollo positivo.
  • Seguir siendo líderes en términos de producto y calidad. Una mayor frecuencia de nuestros servicios, una red más amplia y un elevado índice de puntualidad son los valores que nos diferencian de nuestra competencia, que junto a las comodidades en tierra y a bordo, representan un considerable valor añadido para nuestros clientes. Esta es nuestra prioridad, y estamos trabajando incansablemente para identificar nuevas soluciones.
  • Crecer con beneficios en línea con un mercado que permanece incierto. Se espera que el sector crezca entre un 4 y un 6% de manera anual, y nuestro reto es alcanzar o superar ese porcentaje. Sin embargo la tendencia macroeconómica es incierta. Aumentaremos nuestra capacidad incrementando la utilización de aviones y aprovechando los contratos a corto plazo. Esto requiere bajas inversiones que, combinadas con nuestra fuerte liquidez, reducen nuestra vulnerabilidad.

Además, a estos retos hay que añadir la constante volatilidad en el mercado de divisas y en los precios del combustible. Aunque estamos siguiendo la trayectoria correcta, hay trabajo que hacer para llegar a ser rentables.

Como saben, este mes anuncié al Consejo de Administración mi decisión de dejar la compañía en otoño. Esta decisión no ha sido nada fácil y aunque quedan distintos retos por asumir, la maquinaria está en marcha. Se ha puesto en marcha la estrategia Core SAS -incluida la reducción de costes-, la estructura financiera se ha asegurado con la última emisión de derechos, los productos de SAS son ahora más fuertes y ha mejorado la satisfacción de los clientes; con todo eso, creo que la compañía está muy bien posicionada para hacer frente al futuro.

Deja un comentario