La Comisión de investigación avanza la nota de progreso sobre el accidente de Spanair

0

La Comisión de Investigación de Accidentes e Incidentes de Aviación Civil (CIAIAC) ha publicado una "nota de progreso" sobre las causas que provocaron el accidente de avión de Spanair el 20 de agosto de 2008 en el aeropuerto de Madrid-Barajas, en el que murieron 154 personas.

Esta "nota de progreso" corresponde a un informe anterior al definitivo que se espera entregar a las partes implicadas antes de finales de año para que realicen las alegaciones que crean oportunas, así como sus comentarios.

Una vez cumplido ese trámite se podrá publicar el informe definitivo sobre las causas que motivaron que el McDonnell Douglas DC9 (MD-82) de Spanair, matrícula EC-HFP, sufriese un accidente cuando despegaba en el aeropuerto de Madrid-Barajas.

El documento recoge, según su propio preámbulo, la "dirección" que ha seguido hasta la fecha la investigación, resumiendo las principales actuaciones llevadas a cabo por la CIAIAC, aunque deja bien claro que no se incorpora ningún tipo de información nueva al respecto.

Desde la Comisión se apunta que se está elaborando el proyecto del informe final, que deberá estar acabado en diciembre de 2010.

En cuanto a los detalles del accidente, la CIAIAC se remite al informe "interino" publicado con fecha 4 de agosto de 2009, donde aparece una descripción más exhaustiva del vuelo, la investigación hasta ese momento y las recomendaciones sobre seguridad.

No obstante, la comunicación incide en que el despegue se realizó con una configuración inapropiada y no aprobada, al estar los flaps y los slaps (alerones para facilitar el despegue y el aterrizaje) totalmente retraídos.

También hay una referencia a lo apuntado en el informe anterior sobre que el sistema de advertencia de configuración inadecuada para el despegue (TOWS) con el que iba equipado el avión no se activó.

Desde el 4 de agosto de 2009 la investigación del accidente ha ido completando algunos aspectos pendientes de la misma, analizando los elementos materiales recuperados, el funcionamiento de las estructuras, la supervivencia en el lugar del accidente y la coordinación de los servicios aeroportuarios.

El avión de Spanair, un MD-82. del vuelo JF3022 con destino a Gran Canaria, sufrió el accidente en el momento del despegue en el aeropuerto de Barajas en el que fallecieron 154 personas, de ellas 148 pasajeros y seis tripulantes, y sobrevivieron dieciocho.

Desde el 20 de agosto de 2008, fecha del accidente, el Ministerio de Fomento ha adoptado una serie de medidas que refuerza la seguridad operacional, como por ejemplo la tramitación parlamentaria del proyecto de ley por el que se establece el Programa Estatal de Seguridad Operacional y se modifica la ley de Seguridad Aérea.

También se ha fortalecido la independencia de los miembros de la Comisión de Investigación; un nuevo reglamento sobre los tiempos de actividad de los pilotos, y se ha impulsado la nueva normativa en materia de investigación y prevención de accidentes e incidentes de aviación civil en Europa.

Deja un comentario